lunes, 1 de septiembre de 2014

627.- UN CUCUTEÑO LLEVA 65 AÑOS VENDIENDO LOTERIA



Jennifer K. Rincón Peña 

Luis García recorre las calles de Cúcuta con sus billetes todos los días. Dice que El Baloto no es competencia para su oficio.


Un cliente le pegó al premio gordo de la Lotería de Santander, y con la propina, Luis García compró su casa. Ese es uno de los mejores recuerdos que guarda del oficio que ha desempeñado por 65 años.

A diferencia de los demás vendedores de lotería de la avenida 6 con calle 9, García no lleva un portafolio negro para guardar los resultados viejos que los clientes le piden. Prefiere una bolsa. Dice que es más práctico.

“A mi edad se me olvida todo, y por eso no tengo portafolio. Eso que lo lleven los doctores”, dice en medio de risas.

Con 82 años, llega caminado desde su casa en San Luis hasta su oficina, una esquina, donde comparte espacio con seis loteros más.

Se sienta en una silla plástica y empieza a ofrecer los billetes a los transeúntes. Detrás de los boletos de lotería lleva una lista de los números que no han sido favorecidos en los últimos días.

“Mi mujer me hace cada mañana las estadísticas de cuáles números están demorados por caer”, explica. “A los compradores les gusta saber eso”.

García dice que por lo menos cinco premios gordos han salido de sus billetes. No todas las veces recibió propina. Algunos le salían con el cuento de que el billete no era para ellos, por lo que tienta a su suerte una vez a la semana dejando una fracción para él.

“Si me ganara la lotería arreglaba mi casita”, dice mientras enseña los billetes que le quedan.

En los buenos tiempos vendía hasta 30 billetes diarios, hoy en día, si vende cinco ya es ganancia.

García no es el único que se queja por la mala racha de su gremio. Gilberto Cortés, que también lleva 65 años gritando ‘lotería’ en las calles cucuteñas, añora las épocas de la Lotería de Cúcuta.

“Cuando estaba la lotería de Cúcuta, esa era la que nos sostenía”, señaló.”Vendía hasta 70 billetes diarios.

Ayer, a las 10:30 de la mañana no había vendido la primera fracción, pese a que atrae la suerte. Seis veces el premio se ha quedado entre sus clientes.

Para Cortés el mejor momento de su oficio fue cuando el bolívar estaba a 54 pesos. Los venezolanos eran sus más fieles compradores.

Ahora se abstienen de comprarla, porque al cambio de moneda les sale muy caro.

Una fracción de billete cuesta 4.000 y el billete completo, 10 mil o 12 mil, según la lotería.

En 2006, cuando dejó de jugar la Lotería de Cúcuta la de Santander quedó reinando. García y Cortés, le apuestan a esta.

Con resignación, los loteros que comparten edad y tiempo en el oficio, recuerdan cómo el gremio de los loteros ha disminuido. Pasaron de 200 en sus mejores épocas ha cerca de 40, en los dos sindicatos existentes.

Todos aseguran que el chance les quitó clientes a las loterías. Y aunque el premio de las loterías es mayor,  la llegada de los billetes con series los sepultó.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

sábado, 30 de agosto de 2014

626.- OCHO AÑOS DURO EL SUEÑO DEL CUCUTA DEPORTIVO



Omar Romero Güiza


Ni con la vitamina ‘B’ del billete, en el último momento, el Cúcuta Deportivo pudo zafarse del descenso.

Aunque a los jugadores les pagaron hasta el último centavo hasta noviembre, no les alcanzaron los 90 minutos para voltear el marcador y derrotar a Fortaleza FC, que supo aguantar las arremetidas los rojinegros en los primeros 45 minutos, a pesar de irse perdiendo desde el minuto dos la inicial con el gol del juvenil Mauricio Duarte. 

Es la tercera vez que el equipo fronterizo desciende, la primera en 1995, la segunda en el 1997 y ahora, en 2013. 

Creyendo en la capacidad y garra de los jugadores, cerca de 20.000 espectadores acompañaron al equipo con la ilusión de lograr la permanencia en la primera A, del fútbol colombiano, pero al final recibieron un palmo de narices, porque después de ocho años la tribu rojinegra regresa a ase hoyo oscuro que es la B.

En la primera mitad del partido, Cúcuta fue amo y señor del compromiso, al punto que ilusionó a la hinchada, a los dos minutos con la anotación de Mauricio Duarte, tras una triangulación con Leonardo Castro, Jean Carlos Blanco y Milton Rodríguez. 

En ese instante, parecía que el marcador daría un giro rápido, para igualar la serie. 

Los locales generaron fútbol por el sector derecho de Fortaleza, donde le dolió demasiado, pero nada que se concretaron las llegadas. Por ese boquete pudo haber fulminado a Forteleza. Mientras Cúcuta puso el balón a ras de piso, creó peligro sobre el arco visitante, pero luego se equivocó porque tiró pelotazos, donde perdió ante los grandotes defensores bogotanos. Además, cambió de juego por el sector izquierdo, donde no pasó absolutamente nada con Eliécer Quiñones. No obstante, Cúcuta tuvo un par de opciones para aumentar el marcador a los 10 minutos, un remate de James Castro que se mandó al ataque dio en el palo y en otro par de acciones, el arquero Andrés Mosquera salvó en más de una ocasión a su equipo. Sobre el final del primer tiempo, Milton tuvo el segundo, pero el cabezazo pasó cerca al palo. Para la segunda parte, Forteleza se encerró atrás y esperó al Cúcuta para contraatacarlo. Los de casa maltrechos por el desgaste jugaron al bartolazo el todo por el todo. El técnico Julio César Gonzalez echó mano de lo que le tenía haber si Yeison Quiñones y Javier Araújo le solucionaban la papeleta, pero la suerte estaba echada y Cúcuta sentenció la crónica de un descenso anunciado desde 2008.

SÍNTESIS 

Formaciones 

Cúcuta: José Escobar, James Castro (Rubén Bustos), Jhon Lozano, Luis Payares, Mauricio Duarte, (Javier Araújo), Edwin Del Castillo, Leonardo Castro, Giovanni García, Elicer Quiñones, Jean Carlos Blanco, Milton Rodríguez (Yeison Quiñones). DT: Julio César González. 

Fortaleza: Andrés Mosquera, Omar Rodríguez (Mario García), José Moya, Jeison Palacios, Juan C, Guazá, Emmanuel Prisco, Alex Jaramillo, George Saunders, Oscar Rueda, Fabian Solis (Diego Gómez). DT: Hernán Pacheco.

MOMENTOS HISTÓRICOS

El Cúcuta Deportivo ha vivido momentos críticos en su historial deportivo de los cuales se ha levantado con dificultades.

1973: Cúcuta no participa en el Torneo Finalización por problemas financieros 

Presidente: German Guerrero Vargas 

Técnico: Rubén Bravo


1995: Desciende el Cúcuta Deportivo

Presidente: Efraín Pachón Roncancio 

Técnico: Moisés Pachón


1995-96: Cúcuta asciende a la A 

Presidente: German Guerrero Vargas 

Técnico: Sergio ‘Bocha´ Santín y Juan Carlos ‘Nene’ Díaz 


1997: Cúcuta desciende a la B| 

Presidente: German Guerrero Vargas 

Técnico: Gustavo D’simone 


2001: Triangular de ascenso, Cúcuta no pasó

Presidente: Efraín Pachón Roncancio 

Técnico Carlos Eduardo Hernández 

Se enfrentan Unión Magdalena, Bucaramanga y Cúcuta. 

El Unión derrotó a los búcaros y a los motilones (2-0) 

Bucaramanga y Cúcuta empatan el clásico (0-0) y en la tanda de penaltis los rojinegros perdieron (5-
3). 


2005: De regreso a la A. 

Después de ocho años regresa a la primera A 

Presidente: Álvaro Vélez Trillos 

Técnico: Álvaro de Jesús Gómez 


2006: primer título en la A 

Presidente: Ángel Uriel García Torres 

Técnico: Jorge Luis Pinto Afanador 

Cúcuta obtiene su primera estrella en el fútbol profesional colombiano al ganar el torneo Finalización, superando su mejor posición después de 1964, cuando fue subcampeón, detrás de Millonarios. 


2007: Cúcuta en la Copa Libertadores 

Presidente: Ángel Uriel García Torres/Gregorio Angarita 

Técnico: Jorge Luis Bernal 

El once rojinegro hace su mejor presentación en su historia: semifinalista de Copa Libertadores de América, luego de ganar (3-0) en el General Santander, los motilones cayeron (3-1), en la Bombonera. 


2008: Primera ronda de la Libertadores 

Presidente: Iván Abreo Monsalve 

Técnico: Pedro Sarmiento 

El equipo es eliminado en octavos de final, al perder frente al Santo de Brasil, 2-0 los partidos. 


2012: Promoción frente al América 

Presidente: Diego Mora 

Técnico: Guillermo Sanguinetti 

Cúcuta enfrentó al América de Cali, 13 veces campeón de Colombia, al que derrotó en el Pascual Guerrero, el 7 de diciembre, (1-4), con goles de Víctor Uribe, José Luis Bueno, Jhon Lozano y Javier Flórez. Por América descontó Rubén Darío Bustos. 

En el juego de vuelta, en diciembre 11, los americanos se impusieron (1-2), con goles de Héctor ‘El Vagón’ Hurtado. Por el Cúcuta anotó Víctor Uribe., Pero en el global la tribu rojinegra ganó (5-3) y Cúcuta mantuvo la categoría. 


2013: Promoción frente a Fortaleza FC (Bogotá) 

Presidente: José A Manrique-Germán Hernández-José Cadena 

Técnico: Julio César González 

En el partido de ida en Bogotá, diciembre 6, Fortaleza ganó (2-0) con goles de Johan Muñoz y Juan Carlos Guazá.

Partido de vuelta, diciembre 11, estadio General Santander, Cúcuta gana (1-0), con anotación del juvenil cucuteño Mauricio Duarte, pero en el global Fortaleza FC, se impuso (2-1) y los motilones regresan a la B, después haberla abandonado hace ocho años.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

jueves, 28 de agosto de 2014

625.- JULIO H, LA AMISTAD POR ENCIMA DE LA DIFERENCIA



Jorge Báez Vera

(Dedicatoria: a  Julio H. Palacios Sánchez…víctima de  la intolerancia y del no respeto por la diferencia… a su madre, a sus hermanos)

RECORDANDO:- Asesinado en Cúcuta el periodista radial Julio H. Palacios Sánchez, 11 de enero de  2005. Dos sicarios le propinaron varios disparos hacia las 5:30 a.m., cuando iba para la emisora Radio Lemas, donde realizaba un informativo diario. El comunicador alcanzó a regresar consciente a su casa desde donde sus hijos lo trasladaron al centro asistencial de la capital de Norte de Santander. El médico José Claro, de la Clínica San José, dijo que pese a los esfuerzos realizados por quienes atendieron al periodista, éste falleció a las 8.23 a.m. a causa de heridas de bala en el pecho y el abdomen.

El Pato Rojo, un restaurante al final del Malecón, junto al patinódromo, allí fue la última vez que compartí con Julio H.

Lo hicimos por invitación de Edgar Granados, para que limáramos asperezas, pues él,  común amigo, dizque estaba, “jarto” de vernos pelear,  en los micrófonos, por una aguda  controversia que sosteníamos, sus dos amigos.

Controversia originada en políticas y ejecutorias  que yo como funcionario público  implementaba y defendía  y que,  Julio H, como periodista  no compartía, y que como era característico en él, atacaba, precisamente por no compartir,  pelea, que a Edgar le mortificaba en grado sumo, pues,  él no sólo era amigo de los dos, sino que era testigo de la clase de amistad  que me unía a Julio H.

Julito, como siempre le dije, antes que periodista era mi amigo, amistad que nació, por  ser el hermano mayor de ALVARO, mi compañero  de aulas en el  CORSAJE,  y de MARTICA Y LA “PILARICA” PILAR,  integrantes del  clan femenino, liderado  por la PELUSA , ESPERANZA COLMENARES,  casi todas alumnas del Carmen Teresiano, y con quienes compartíamos, reuniones bailables sabatinas, tertulias en la puertas de sus casas, paseos al río, caminatas a Los Vados, en fin, nuestros pares femeninos, amistad que prevaleció a la salida del colegio, y luego continuo  ya como profesionales.

La misma amistad que aun me une a ÁLVARO, y sus hermanas, y naturalmente a Doña Miriam, su madre, de quien Julio heredó la persistencia y la vehemencia para  liderar cualquier causa.

Ahhhh  Doña Miriam, no olvido sus corre–corre,  y sus aceleres, que la hicieron la siempre  reelegida, miembro de la Junta Directiva de  la Asociación de Padres de  Familia, del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, nuestro querido CORSAJE, y gracias a cuya labor muchos logros se alcanzaron por parte del colegio.

Hijo de periodista, Julito, se hizo periodista,  por herencia y por vocación, no me imagino a Julio, ejerciendo profesión diferente al periodismo, yo  creo que fue cuestión de genes… Profesión a la que dio su vida, y por la que la perdió, ante la mirada indiferente  de una sociedad pasiva, que permite, maten a quienes expresan su opinión y defiende sus causas, permitiendo que prevalezca la intolerancia.

No se sabe que es más grave, si esa intolerancia o la indiferencia de quienes permitimos, que se acabe con la vida de los libre pensadores como  Julio H, que dada su condición natural, todo lo polemizaba, y con todo mundo controvertía, de ahí, que su hermano ALVARO haya dicho de él,  en red social: 

Estar con él era navegar en el mismo río,  pero a veces por orillas opuestas.”

Cada vez que compartía con Julio H, era agarrón seguro, no terminábamos de saludarnos... hola  Julito… hola Jorgito… y ahí empezábamos… cualquiera era la disculpa… y siempre la había… Julio godito; dizque liberal yo, Julio terco, y yo obstinado… Julio, periodista con ínfulas  de abogado; yo abogado  creyéndome periodista. 

En fin, muchas las diferencias… pero con una gran ventaja los dos: tolerantes entre sí; siempre nos respetamos como personas y como contradictores, porque antes que todo, éramos amigos y  siempre entre nosotros prevaleció la amistad, sobre la diferencia.

Por eso cuando en una red social, Martica, su hermana, recordó su partida, en fecha que yo prefiero olvidar, con una sonrisa en los labios,  hice memoria de ese día en el  Pato Rojo,  cuando después de la velada, en la que si nos es por Édgar, nos damos en la jeta, y sin resolver las diferencias, nos despedimos con el abrazo de siempre… sin pensar que sería  nuestro  último contacto físico y afectivo.

 Chao, Julito….cuídese”…  “Chao Jorgito, cuídese también”. “Julito, el que debe cuidarse es usted, no me le vaya a pasar algo, me haría mucha falta”... Contestando Julio…”…aunque sea  para pelear,  ¡güevón!”  

Ah falta que me hace Julio H… sobre todo, para pelear…

COMENTARIO DE FRANCISCO ESPINOSA DAVILA: Jorge, he leído tú artículo/comentario/homenaje a Julio H, con dedicación a su Familia, a la que desde la infancia y juventud estaba muy unido.

Fui amigo y testigo en primera plana de los inicios periodísticos de Julio H “Lito” en los domingos matinales de “radio Guaimaral”, acompañado de su hermanito Alvaro, gran amigo y compañero “Corsajista”, ya que acudíamos a sus emisiones y Alvaro participaba con sus dotes literarios como declamador de poemas y yo haciendo “bulto” con mis aderezos periodísticos que también tenía en mis genes por mi tío materno e insigne periodista de la época “Luis Felipe Dávila Díaz”. 


Luego Julio H. pasó a la plantilla de la entonces “Radio Reloj” y fue allí donde le dejé por última vez antes de mi partida a España, pero siempre seguí en la distancia sus andanzas periodísticas.

Gracias Jorgito por este hermoso detalle, estoy seguro que Doña Miriam, Alvaro, Marthica, Pilar y Sergio sus hermanos estarán orgullosos de su hijo y hermano. 

Dios le tiene en su seno y no te extrañe Jorge que estará liando desde su prisma periodístico esa batalla dialéctica que le caracterizaba en vida.






Recopilado por: Gastón Bermúdez V.