PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

jueves, 30 de abril de 2015

751.- COSTUMBRES DE NAVIDAD EN CUCUTA



Sergio Urbina G.


En Cúcuta era costumbre que con el inicio de diciembre, mes más alegre del año y el más esperado por los niños, por los estudiantes de colegio, y por qué no, también por los adultos, se daban inicio a una serie de actividades propias de la época y de la cultura ancestral, como la de armar e imprimirle vida al pesebre, que era una obra más que manual, de paciencia, de arte e ingenio, obligada en toda casa, en la que participaba toda la familia, que marcaba el inicio de la novena preparatoria del nacimiento del Niño Dios y congregaba a todos a rezarla cada noche.

Al final de la jornada se departía con los asistentes tanto de la casa como de vecinos amigos, de pequeñas delicias culinarias preparadas por las abuelas con esmero, como el dulce de conchas de toronja secadas al sol y al sereno para desamargarlas y lonjas de papaya verde, ambas bañadas en almíbar de panela, los delicados y suaves buñuelos de papa, también conservados en miel, del masato, o de un buen tinto servido con una copa de un buen brandy.

EL JUEGO DE AGUINALDOS

Se iniciaba esta sana y bella costumbre en los diciembres del pasado siglo, de toda mi recordación, practicada entre los más amigos de ambos sexos, también coincidiendo con los nueve días de la novena, en especial los del colegio y barriada, que consistía en apostar a los aguinaldos, juegos que según expertos, eran originarios de las culturas romanas españolas y despertaban sentimientos de fraternidad y amistad entre los hombres, ante el anuncio de la natividad de Jesús.

La palabra es la evolución etimológica de Au-Gui-l´aneuf , de donde (Au significa AlGui, que era el nombre del muérdago de la encina que los sacerdotes druidas buscaban y obsequiaban como regalo precioso a los fi eles, y l´anneuf que significa año nuevo), ¿aún se practica?, en que la pareja comprometida en el juego y según la condición pactada, ejemplos, “al beso robado”, “pajita en boca”, “a no contestar o al mudo”, “al dar y no recibir”, “al sí y al no”, etc., si se quebraba la modalidad al ser interrogado y siempre cogido por sorpresa al otro jugador(ra), se perdía, gritando “mis aguinaldos”, debiendo este pagar al ganador la apuesta previamente acordada, que consistía en regalos de pequeña monta, y era muy común entre parejas que se gustaban uno del otro, vecinos del barrio o residencia, los pequeños amoríos de colegio, pero inolvidables la mayoría de ellos, que eran una delicia el encuentro a la salida de la misa de aguinaldo de las cinco de la mañana para disfrutar del tal juego.

A mí me tocó, como muchacho de la época de colegio en los ya lejanos años cincuenta,  participar en este jueguito tan esperado por los más amigos, primero en mi pequeño pueblo de Villa Sucre, posterior ya en la ciudad, y era todo un contento practicarlo a la salida de la misa de cinco de la mañana, allá en la recordada Iglesia de San Antonio, donde a la salida se esperaba a la amiguita o admiradora para tratar de hacerla caer en las preguntas del juego pactado de antemano, departir con ellas minutos alegres y después, ya con solo amigos, poder seguir en el sitio que denominamos la estatua del “chulo”, en una esquina del parque aledaño a la iglesia citada, o Mercedes Abrego, de charlas animadas, mamadera de gallo en general y la planificación de los futuros programas de la noche, al igual sabrosos y prometedores de aventuras a cuento.

EL AGUINALDO

Era la costumbre entre los más amigos de regalar obsequios de no mucho valor, bajo el nombre de pedir uno al otro y antes de llegar el 24, “Mis Aguinaldos”, tanto por la muchachada como por los mayores.

LA CARTA AL NIÑO DIOS

Tal vez y como la mejor emoción que guardo es la bella costumbre de escribirle al Niño Dios, con lo que se aspiraba a que el Papá Noel trajera como regalo en la noche de navidad.

Para el efecto se introducía bajo la almohada la petición y se colocaban los zapatos cerca a la cama, para cuando el despertar al otro día se encontraran los regalos, y según la tradición en la familia, si se había portado bien o mal, ese niño era recompensado en su medida.

Fueron muchos años trascurridos en “creer este bello cuento”, para al final, saber con cierto sinsabor, que el regalo era obra de nuestros padres.

Pero eran otros tiempos, cuando la niñez estaba adornada de estos pequeños detalles y la inocencia primaba sobre el saberlo todo en un tiempo precoz, en contravía de la actual modernidad, y me pregunto:

¿Si creen los niños actuales del siglo XXI, en el Niño Dios, en el pesebre, en los aguinaldos y tantas otras cosas que otrora fueron delicias para los de la época pasada?

¡Me temo que NO! 

LO QUE EXTRAÑAN LOS CUCUTEÑOS DEL EXTERIOR  (La Opinión)



La hayaca

Las hayacas, la familia, los pasteles de garbanzo y los paseos al río es lo que más extrañan los cucuteños que se encuentran por fuera de la ciudad en época navideña

Un gran número de personas, afirman que las hayacas es el plato por excelencia que añoran en temporada decembrina. Además del mute, la rampuchada, el masato y las hamburguesas del malecón.

Sin duda, la familia guarda un especial recuerdo para todos aquellos que tienen que celebrar la navidad por fuera de la ciudad. “Extraño la familia, ese era el tiempo en que nos uníamos todos los primos, tíos, hermanos y los papas en la casa de la nona”.

Otra de las cosas que evocan es el ambiente navideño de la capital de Norte de Santander: las novenas, las misas de aguinaldo en las madrugadas, el irse por todo el barrio dando el feliz año y el equipo de sonido en la calle a todo volumen celebrando con los vecinos.

Los paseos al río el 25 de diciembre y el 1 de enero es otra de las grandes añoranzas de los cucuteños. Muchos afirman que ir enguayabados al río, nadar, hacer el sancocho y el asado con toda la familia, vecinos y amigos es una de las cosas que más evocan.

En cuanto a la música, afirman que recuerdan mucho los sonidos de Pastor López, Los Melódicos, la Billos, el ‘loco quintero’ y hasta las gaitas venezolanas de Radico Caracas Televisión.

Así mismo, los cucuteños de la vieja data no olvidan el sonido de la pólvora, ahora ilegal, que acompañaba la navidad y el año nuevo desde tempranas horas de la noche hasta la mañana del 25 de diciembre y el primero de enero.

“Yo he extrañado desde que me fui: mi familia, amigos, rumba, trago barato, las luces, los colores, los vecinos, las novenas, las misas de aguinaldo a las 4:00 de la mañana, las hayacas, los buñuelos, la natilla, el sancocho o el mute del 25 o el 31, la pólvora, la música a todo volumen en la calle, el regalo del niño Jesús, el ‘faltan cinco pa’ las doce’, el conteo regresivo para finalizar el año y muchas otras cosas, que después de taaaantos años afuera no dejo de extrañar” o “Todo Cúcuta es un paraíso que solo valoramos cuando vivimos en otras partes”, son expresiones de cucuteños en el exterior.



Recopilado: Gastón Bermúdez V.

miércoles, 29 de abril de 2015

750.- LA TENISTA FABIOLA ZULUAGA AMADO



Portal Colombia.com


A los 11 años decidió que iba a ser tenista profesional y desde aquél momento vive de ese deporte Acá le contamos sus comienzos, su presente y todos los logros obtenidos por la mejor tenista de Colombia y una de las 20 mejores del mundo.

Esta cucuteña comenzó a los siete años a jugar tenis. Se proclamó campeona nacional en las categorías Sub 10, Sub 12 y Sub 14 años y a partir de allí comenzó una avalancha de éxitos que hasta el día de hoy le ha generado ser reconocida como una de las mejores deportistas de nuestro país.

Pero nada ha sido fácil para esta deportista quien a los 11 años tomó la decisión de convertirse en tenista profesional. En vivir por y para ese deporte. Entender que ese iba ser su trabajo por el resto de los días.

Y Fabiola no se equivocó. A pesar de tomar semejante determinación cuando era niña, acertó. Se jugó por este deporte y le ha ido tan bien como lo soñaba en el Club Tennis de Cúcuta cuando daba sus primeros raquetazos o en el colegio Santa Teresa, donde pintaba bolas y raquetas de tenis en las clases de Matemáticas y Ciencias Naturales.

Zuluaga se fue a vivir a Bogotá y en sus comienzos trabajaba 12 horas diarias jugando y perfeccionando su tenis en la Academia Colombiana de Tenis. Allí fue subiendo escalón tras escalón, aprendiendo, perdiendo, ganando esporádicamente para irse formando tras las dolorosas derrotas y las alegrías de las victorias.

Posteriormente, a los 14 años, un contrato con una firma estadounidense llamada International Management Group, le dio la oportunidad de ir a Estados Unidos a la mejor academia mundial de tenis: la Nick Bolletieri.

Allí comenzó a entrenar y a estudiar, pero después de un año empezaron –como ella lo afirma- a subvalorar su talento y la dejaron como una más de cientos de jugadoras, hasta que Colsanitas, que en 1995 estaba conformando un Equipo de Tenis (Equipo Colsanitas), la llamó para que viniera a Colombia y recibiera la atención que sus capacidades merecían.

Allí hubo un punto de inflexión en su vida. No dudó en devolverse al país, pero entendiendo que debía seguir luchando por su mayor objetivo que no ha sido otro que el de estar dentro del grupo de las mejores 20 tenistas del mundo. Desde 1995 Fabiola Zuluaga hace parte  del equipo Colsanitas.



Fabiola terminó en 1998 su bachillerato. Validó su secundaria en el Colegio Reyes Católicos de Bogotá y empieza a madurar como persona y como jugadores de tenis.

Además, Fabiola siempre estuvo muy apegada a su familia y el hecho de viajar constantemente la alejaba mucho de su familia, algo que siempre ha sido un “match point” en contra.

Pero el tiempo pasó y los títulos comenzaron a llegar de igual forma como el ascenso en el escalafón mundial. En 1996 ganó su primera Copa Colsánitas al igual que en 1999.

Con el paso de los años se convirtió en el principal referente del tenis en Colombia. Llegó a sitios donde ningún otro compatriota pudo llegar y clasificó a instancias muy importantes en los más grandes eventos deportivos.

Fabiola llegó el año 2004 a ser una de las mejores veinte tenistas del mundo según el escalafón de la ATP. Precisamente ese 2004 no lo recordará siempre por ese magnífico logro sino porque otra vez volvió a decidir en su vida ahora, con la determinación de casarse. Otro sueño que cumple a sus 25 años de vida.

Es consciente que la vida de un deportista se acaba pronto. Por eso fue muy disciplinada y logró con virtudes, llegar a lugar preponderante. En su momento sostuvo la posibilidad del retiro porque al casarse se hizo todo más difícil.

Hoja de Vida

Fecha y lugar de nacimiento: Cúcuta, enero 7 de 1979
Edad: 25 años
Estatura: 1.71 mts
Peso: 65 Kilos
Entrenador : Ricardo Sánchez (España)
Inicio en el Tenis: 1986
Nombre del Padre: Arlés Zuluaga (Contadora)
Nombre de La Madre: Amelia Amado (Contador)
Hermanos: Luis Eduardo Zuluaga (Contador)
Estudios: Bachiller Colegio Reyes Católicos de Bogotá
(Se graduó en 1998)
Residencia: Cúcuta y Santa Fe de Bogotá

PRINCIPALES LOGROS DEPORTIVOS:


Campeona Nacional desde 1989 hasta 1994.

Campeona de los 10 Torneos Internacionales Sub-14 años de la Gira Suramericana en 1993 en sencillos y campeona en dobles Categoría 14 años.
Campeona Suramericana 14 años en 1993. Medalla de Bronce en el Campeonato Mundial Categoría 14 años en Japón 1993.

Mundial Categoría 14 años en Japón 1993.


Cuartos de final en Orange Bowl Sub-14 años 1994.

Subcampeona Satélite Colsanitas de 1993.

Campeona Satélite Profesional de Cali 1994.

Campeona en 1996 del Abierto Colsanitas de 50.000 dólares.

Campeona Abierto Profesional de Bytom, Polonia en 1996.

Subcampeona con Selección Colombia del Grupo 1 Zona Americana de Copa Federación en 1995, 1996 y 1997.

Cuartos de final en Abierto de Budapest 1996, cuartos de final en Abierto de 25.000 dólares en Cali, cuartos de final en Abierto de Valladolid, Ultima ronda del Clasificatorio del Roland Garros en 1997, cuartos de final en Abierto de Budapest en 1997, Semifinalista Abierto de Hungría en 1997, Clasificó al cuadro principal del Abierto de Palermo.  Campeona Copa Finesse Profesional de 25.000 dólares de Santa Fe de Bogotá 1997.

En 1998
Campeona Abierto Profesional de Orbetello (Italia) 1998.
Subcampeona Abierto Profesional de Socchi (Rusia) 1998.
Cuatro triunfos consecutivos en US Open 1998 (Superó el cuadro clasificatorio y avanzó hasta segunda ronda del cuadro principal en donde cayó por 6-4 y 6-2 ante Arantxa Sánchez (4 WTA)).
Campeona Copa Subaru Profesional en Santa Fe de Bogotá, diciembre de 1998.
Campeona Copa Perky´s Pizza Profesional de Cali, diciembre de 1998.

En 1999
Campeona Copa Colsanitas WTA Tour 1999
Tercera ronda del Lipton de Miami 1999 (le ganó en segunda ronda a Iva Majoli –32 WTA)
Cuarta Ronda (Cuartos de final) en el Abierto de Amelia Island.
Tercera ronda de Roland Garros 1999 (cayó en tercera ronda ante la número 2 del mundo, la estadounidense Lindsay Davenport.
Segunda Ronda del US Open 99
Campeona Brasil Ladies Open WTA Tour 1999

En 2000
Finalista del Abierto de Madrid (España) 2000
Tercera ronda del Roland Garros (Francia) 2000

En 2002
Tercera ronda del Abierto de Madrid (España), en 2002
Campeona del Colsanitas en 2002

En 2003
Segunda ronda del Abierto de Roma (Italia) en 2003
Segunda ronda del Abierto de Madrid (España), en 2003
Tercera ronda del Abierto de Hobart (Australia), en 2004

En 2004
Semifinalistas del Abierto de Australia, en 2004
Campeona del Abierto Colsanitas en 2004

Total Títulos profesionales: 12

¨A mí no me dejo de gustar el tenis, lo que pasa es que uno sale cansado, yo salí cansada, más mentalmente que del tenis, y como tengo ahora otras prioridades, prefiero estar con mis hijos a dejarlos por irme a jugar tenis, yo ya dejé muchas cosas por el tenis, ahora en esta etapa de la vida no estoy dispuesta a dejarlas por el tenis, después de 20 años de haberlo hecho. Hace como dos años fue la última vez que cogí la raqueta por divertirme en un partido de dobles¨.2014.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

lunes, 27 de abril de 2015

749.- POR QUÉ NO SE HA HECHO LA REPRESA DEL CINERA...



Gerardo Raynaud D. 


En la lupa…

Como sucede con la mayoría de los proyectos multipropósito, en cualquier lugar del mundo, siempre llaman la atención, pues buscan resolver más de una necesidad y por lo general, más de un problema.

En esta crónica vamos a explorar un aspecto no tan antiguo de nuestra historia pero sí uno que ha estado sobre el tapete en los últimos años y que por razones, que si tienen su explicación no ha logrado ejecutarse; el proyecto del embalse del Cínera.

Esta es una de esas obras que mezclan el romanticismo clásico de las épocas de las epopeyas de los caballeros andantes y las quiméricas realidades de los momentos actuales.

Para evitar entrar en discusiones baladíes, quiero manifestar que el proyecto como tal, me gusta, me parece interesante, creo que resuelve algunas necesidades pero desde el punto de vista pragmático, dudo mucho que el proyecto como tal, tenga la viabilidad que esperan los potenciales inversionistas.

Para ambientar el tema, vamos a retroceder unos años, a mediados del siglo pasado, para tener una retrospectiva de las particulares de entonces.

Avanzados los primeros años de la mitad de siglo, comenzó a visualizarse la crítica situación del aumento del consumo de energía, debido en gran parte a los avances de la tecnología, lo cual hacía preocupar a sus mayores consumidores, quienes se veían abocados a buscar otras fuentes de energía, preferiblemente limpias, debido a los avances que se preveían del calentamiento global y de las posibles afectaciones al ambiente.

A comienzos del decenio de los setenta, se hizo patente la crisis petrolera del medio oriente y ese escenario trasformó completamente la visión de futuro, relacionado con el consumo de energía.

A partir de entonces, la generación eléctrica se reorientó hacia otras fuentes, abandonando aquellas que utilizaban elementos fósiles y orientándose a otras más económicas en su generación pero más costosas en inversión, como lo eran las hidroeléctricas, que desde entonces han ido en creciente aumento en todas las regiones del orbe.

Aunque éstas tampoco fueron la redención, como se ha podido comprobar en épocas de sequía, la combinación de unas y otras, resolvían los problemas de suministro.

En nuestro medio local, por el tiempo de la crisis petrolera, surgieron varios proyectos que fueron tratados dentro de la limitación de recursos que se tenía y que produjeron intensos debates, al igual que hoy, con el proyecto del embalse del Cínera.

Haré un breve recuento de los proyectos que fueron esbozados entonces, para resolver la crisis de generación eléctrica, incluyendo el Cínera, que era el único con características de múltiple propósito y que por varias razones apenas obvias, ni siquiera fue tenido en cuenta por el gobierno central.

Cuando se hizo evidente la necesidad de tener fuentes de generación eléctrica propias, se puso en marcha el proyecto Termotasajero, pues cumplía con varias de las condiciones propias del momento, a saber, no requería de grandes inversiones, se podría construir en el corto plazo y lo que era más importante, proporcionaba el desarrollo adicional de la explotación carbonífera, así que se mataban dos pájaros de un tiro.

Además, el proyecto termoeléctrico se integraría al avanzado sistema interconectado nacional, produciendo el esperado equilibrio entre las generaciones térmicas e hidroeléctricas, de manera que se aseguraría un suministro más o menos constante en el tiempo.

Simultáneamente, varios proyectos se pusieron sobre la mesa, todos ellos hidráulicos, que fueron estudiados y dejados en el olvido a medida que no aparecían más necesidades. En orden de importancia se trataron, algunos más superficialmente que otros, Catatumbo, Margua y Cínera.

En el análisis que se realizara en Planeación Nacional, el más interesante era, sin duda, el proyecto del embalse del Catatumbo, por capacidad de generación, por ubicación e incluso por costos, además de los beneficios adicionales por aprovechamiento de tierras y control de inundaciones; pero tenía un gran inconveniente, invadía los terrenos ancestrales de las comunidades indígenas y ante esta eventualidad, poco podía conciliarse, así que el proyecto quedó engavetado.

Margua, no tenía estudios previos, poco se conocía de la región y de sus indicadores; se ubicaba en una región inhóspita y pocos deseos de continuar con el proyecto.

Quedaba pues Cínera, que no tenía muchas ventajas desde el punto de vista de generación eléctrica y requería, en este sentido de una inversión demasiado grande, con pocas posibilidades de conseguir financiación.

En fin, el proyecto del embalse del Cínera, sigue siendo un proyecto quijotesco. Para una breve ilustración de quienes no conocen el proyecto, haré un bosquejo bien sucinto que nos dé algunas luces, que nos permitan tener una aproximación.

La represa que piensa construirse está ubicada en la vereda Hato Viejo del municipio de Durania, a unos 20 kilómetros de Cúcuta, en un sitio donde confluyen dos montañas que encajonan al naciente rio Zulia, al que previamente vierten sus aguas los ríos Salazar, Sulasquilla y Cucutilla, todos ellos de caudales de mediana capacidad.

Para llegar al sitio, hay un carreteable que bordea la margen derecha del rio Zulia desde el puente la Hamaca, en las inmediaciones de Termotasajero.

El lugar, a simple vista, es el adecuado para la construcción de una represa y eso fue lo que vio, en su momento, Senén Botello, propulsor de la idea.

Sin embargo, el proyecto tiene más desventajas que pros, que ameriten conseguir los recursos y voy a explicar el por qué.

El primer lugar, la generación eléctrica planeada por el caudal del río, no es suficiente para garantizar un retorno que permita recuperar la inversión en unos términos de tiempo satisfactorios para cualquier inversionista, dicho de otra forma, no se produciría suficiente energía para pagar la inversión. ¿Por qué? Veamos el proyecto en números; la presa tendría una altura de 140 metros y una inversión cercana a los quinientos millones de dólares; una recuperación que promedia los cien años, solamente en cuanto a generación eléctrica, pues los demás atributos, que podemos asegurar son tal vez hoy, más importantes, no han sido cuantificados, pues serían manejados por compañías ajenas y diferentes.

El manejo de las aguas para consumo y el control de la cuenca no tiene estudios conocidos y no por ello son menos importantes.

Aún queda un factor por añadir, el turismo generado por el embalse y las posibilidades de desarrollo de la piscicultura, son los elementos que sumarían un valor agregado interesante y que tampoco han sido considerados y todo ello, porque depende de la bendita construcción de una represa que difícilmente encontrará dolientes en las condiciones en que se presenta.

O si no, pensemos, ¿qué ha sucedido con las misiones extranjeras que han venido a mirar, sobre el terreno, el proyecto? Canadienses, que son los expertos en el tema, chinos y coreanos. ¿Qué ha pasado con ellos? De vez en cuando aparecen algunos traídos por interesados gubernamentales o políticos que desaparecen tal como aparecieron.




Elaborado por: Gastón Bermúdez V.