domingo, 10 de diciembre de 2017

1230.- COSAS DE LA CIUDAD



Gerardo Raynaud

Tal era el título de una de las columnas más leídas en el principal diario de la Cúcuta de mediados del siglo pasado.

Escrita en el estilo de la época, irónico, satírico y mordaz, su autor no perdía oportunidad para escribir sobre los más variados temas y despotricar de cuanto sucedía en la política y las administraciones locales y regionales. Aprovechaba además, su particular estilo para promocionar actividades económicas, culturales y sociales, que dado su alto índice de lecturabilidad, le solicitaban colegas y líderes comunitarios, en momentos en los que las divulgaciones de dichos eventos eran bastante precarias.

La columna era de publicación diaria, así que sus notas era la comidilla habitual en los tradicionales corrillos que se reunían en las cafés del centro de la ciudad, donde se trataba de lo divino y lo humano, se arreglaban entuertos y se intercambiaban uno que otro chisme.

En esta ocasión y aprovechando las circunstancias del momento, me permitiré extractar de sus columnas algunos magníficos apuntes, muchos de los cuales tuvieron comentarios discrepantes, según el interés de quien los leyera, veamos.

Por esos días, lo más comentado entre los pobladores de esta calurosa urbe, era el proyectado nuevo aeropuerto de la ciudad, dado los inconvenientes que se habían presentado con los dos anteriores, siendo el primero –el de Los Patios- cerrado por sus adversas condiciones de seguridad y el segundo, el de San Luis, por razones similares pero además, por su condición de aeropuerto privado, de propiedad de la aerolínea LANSA.

En esta ocasión, el nuevo aeropuerto fue un proyecto presentado, promovido y auspiciado por el senador Peñaranda Yáñez, el más popular y decidido político de esos años, a quien nuestro columnista le dedica su escrito en los siguientes términos, con el título de ‘El otro aeropuerto’:

“Según carteles murales fijados ayer en la ciudad, la tenacidad aragonesa del senador Peñaranda Yáñez logró sacar avante una de sus más acariciadas y formidables aspiraciones, al servicio de la ciudad, dar comienzo a las obras del nuevo aeródromo, cuya necesidad resultaría necio encarecer y por cuya realización tanto se ha hablado y escrito en este medio de suyo tan locuaz, pero por contraste tan poco ejecutivo.

Los trabajos comenzaron a la una de la tarde de ayer, con entusiasmo y bríos que presagian su pronta culminación, bajo la mirada vigilante y la infatigable dedicación del doctor Peñaranda Yáñez.

Lo que significa para Cúcuta la construcción del nuevo aeropuerto, está al alcance de las más cerradas entendederas y no necesita sonoros ditirambos para que se destaque en su justo valor ni para excitar el agradecimiento público hacia el ciudadano eminente que ha emprendido la empresa romana de cambiar la pueblerina fisionomía de la urbe, sin esperar como recompensa distinta de la íntima satisfacción del deber cumplido.”

En otra oportunidad, enfocó su discurso a favor de la salubridad pública, en razón de las dificultades que venían presentándose  por el uso indiscriminado  de las aguas de la toma pública y la falta de acciones para su mantenimiento.

Sobre el tema y las decisiones que debían tomarse por parte de la Dirección de Higiene de entonces, entidad que tenía a su cargo dicha responsabilidad, escribió lo siguiente, con el título de ‘La toma pública y la salubridad’:

“Como solución al problema que se le venía proporcionando a la dirección de higiene con el estado desastroso de la llamada toma pública, ya congestionada por las inmundicias y atorada por el barro, los burros muertos y los derrames sucios, el doctor Alcibíades González dictó una resolución ordenando la limpieza del caño por la persona a quien correspondiera hacerlo.

Pero había necesidad de definir quién sería esa persona o entidad llamada a cumplir tal fin. Y a eso se presentó al Concejo, en su sesión de antenoche, con tan buen éxito, que el cabildo se dirigió a la Junta Administradora de las Empresas Públicas Municipales para que se acometa esa limpieza por su cuenta.

También se dispuso clausurar todo contacto entre la casas y edificios para uso de la toma, por medio de paredes que tendrán una salida al muladar con puerta y candado, cuyas llaves mantendrá en su poder la Dirección de Higiene para efectos de libre acceso de sus empleados e inspectores.”

Para finalizar esta crónica, mencionaremos dos notas económicas citadas en su columna.

Una sobre la asistencia de los directivos de Fenalco al Congreso Nacional del año en mención, el primero al que asistían los recién nombrados dignatarios del gremio y otra, sobre la respuesta de Avianca a una queja de los habitantes de la ciudad. Veámoslas.

“Con motivo de la conferencia de la Federación Nacional de Comerciantes que se reunirá en Bogotá el lunes próximo, salen hoy por vía terrestre los delegados del comercio cucuteño, afiliados a la institución, don Aristóbulo Verjel y los doctores Francisco José Faillace y Fernando Gómez Rivera; mañana por vía aérea saldrá don Nicolás Colmenares.

Parece que en la conferencia se tratarán asuntos de notoria trascendencia para el comercio nortesantandereano, en una situación especialísima por su condición fronteriza, el intenso intercambio con la fuerte plaza de Maracaibo y lo mucho que tiene que ver la influencia de la moneda del vecino país aquí, en relación con el alto costo del ganado venezolano. Deseamos a los delegados del comercio cucuteño, muchos éxitos en la conferencia que se va a suceder en la capital.”

En ‘La respuesta de Avianca al comercio’ dice a continuación:

“Con ocasión de los telegramas de algunos comerciantes de la ciudad para el doctor Jorge Restrepo Hoyos, presidente de Avianca, en relación con la demora en el despacho de su carga destinada a Arauca y los perjuicios por ellos sufridos, llegó ayer a la ciudad un avión que permanecerá aquí el tiempo suficiente para descongestionar esa vía, amén de que la poderosa empresa se propone en adelante mantener expedita esa ruta de sus servicios.”.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

viernes, 8 de diciembre de 2017

1229.- MEDALLAS PARA CUCUTA EN INTERNACIONAL DELFIN DE ORO



Jeider Rúa Giraldo

John Ángel Jaimes, que fundamenta su entrenamiento en la modalidad mariposa, consiguió gracias a ello una medalla de oro,una de plata y dos de bronce en el Torneo internacional interclubes Delfín de Oro, en Palmira (Valle).

Surcando las aguas en los 50, 100 y 200 metros, en territorio vallecaucano, dos deportistas cucuteños, que hacen parte de una prometedora generación de nadadores del departamento, consiguieron una cosecha de 10 medallas, en el pasado torneo internacional Delfín de Oro, desarrollado en Palmira (Valle).

La competición, que se disputó del 17 al 22 de agosto de 2017 contó con la participación de 700 nadadores de Colombia, Chile, Perú y Ecuador.

Por Norte de Santander compitieron Felipe Chávez Herrera, en la categoría 17-18 años y abierto; John Ángel Jaimes Castañeda, en la categoría 15 años; y Jorge Alexander Villamizar por los mayores. De ellos, Chávez y Jaimes fueron quienes lograron imponerse en varias de las pruebas, para luego devolverse a la ciudad luciendo los perseguidos metales.

Pararse ante los mejores

Estas jóvenes promesas del deporte local se prepararon día y noche durante dos meses para medirse ante las potencias, que como ya es costumbre son conformadas por los deportistas de Valle, Bogotá y Antioquia.

La competencia no fue fácil para los deportistas, pues el torneo funciona como preparativo para grandes citas. Una de ellas, los Juegos Olímpicos de la Juventud, que serán en el 2018 en Buenos Aires, Argentina.

Pese al alto nivel, Cúcuta brilló y así lo confirmó la actuación de Chávez y Jaimes. Este último, de 18 años, cuya especialidad pecho alcanzó cinco medallas. En la categoría 17-18 (años), por supuesto, logró dos oros en 50 y 100 metros pecho, y una plata en 100 metros libre; en la competencia abierta consiguió dos preseas de bronce, para convertirse en el cucuteño más laureado de la contienda.

“Tenía muchas ganas de obtener la medalla. Me tiré, pasé el primer 50 con ellos (los competidores) y faltando 15 metros rematé y obtuve mi mejor registro que es 1.08. Es mi mejor marca en 100 pecho”, recordó Felipe.

Por su parte, John Jaimes, de 14 años, que se fundamenta en la modalidad mariposa, consiguió cuatro metales. El oro lo alcanzó en los 200 metros mariposa, mientras que la plata en los 100 metros mariposa, y  para completar, dos bronces en 50 metros mariposa y los 100 metros libre. “Me devuelvo muy feliz. Allá se vio reflejado que lo que hago acá está sirviendo de algo. Me estoy parando bien ante las potencias del deporte”, aseguró.

Finalmente, aunque los deportistas afirmaron que se sienten respaldados por la Liga Nortesantandereana de Natación, extienden la invitación la empresa privada se vincule y que así que más deportistas puedan asistir a tales citas, que se costean con recursos propios.



Recopilado por Gastón Bermúdez V.

lunes, 4 de diciembre de 2017

1228.- SELECCION COLOMBIA, SUEÑO DE LOS GIMNASTAS



Jairo Andrés Navarro

Daira Lamadrid ocupó el tercer lugar en Medellín, y se ganó un cupo en la selección.

Ser campeones nacionales, y esperar una convocatoria a selección Colombia para representar al país en eventos internacionales, es el mayor anhelo, y la principal motivación que tienen los gimnastas nortesantandereanos, de todas las edades, que se ‘parten el lomo’ cada tarde entrenando bajo el sofocante calor del coliseo menor Eustorgio Colmenares Baptista, soñando con vestir el uniforme tricolor, con una medalla de oro sobre sus hombros estando en lo más alto de un podio.

Todos, desde los más pequeños hasta los que conforman el grupo de mayores, entrenan incansablemente, todos los días, con una disciplina y un compromiso admirable, dignos valores de deportistas de alto rendimiento que no toman la gimnasia artística como un simple pasatiempo para ocupar las horas libres después de clases, sino que ven en este deporte un estilo de vida, y una inmejorable oportunidad para materializar sus sueños y mejorar el futuro de sus familias.

Y es que, en los últimos diez años, Norte de Santander; y más precisamente el coliseo Eustorgio Colmenares Baptista, se ha convertido en una constante fábrica de gimnastas que se forman exclusivamente para llegar a la selección Colombia, tanto hombres como mujeres, pensando en alcanzar su consagración en unos Juegos Suramericanos, Panamericanos, o en unos Juegos Olímpicos.

El último campeonato nacional 2017 que se disputó en Medellín, y que tuvo como principal objetivo escoger a los deportistas para las selecciones Colombia que acudirán a los eventos internacionales que se aproximan, dejó muy claro el dominio que tiene la liga nortesantandereana por sobre las demás delegaciones, y la sólida formación técnica y física que tienen nuestros gimnastas en comparación con los de otras regiones del país.

En masculino, Norte de Santander fue el vencedor en todas las categorías que tuvo representación. En infantil, novatos y avanzados, los campeones fueron Ángel Barajas, Yan Dairon Zabala, Keihner Camilo Vera y Jhordan Estiven Castro Quintero. Todos se ganaron un lugar en la selección Colombia que irá al Sudamericano Infantil y Juvenil que se realizará en Mar Del Plata (Argentina), del 18 al 24 de septiembre.

En juveniles, la dupla Jefferson Medina-Marcos Aguilar se ratificó como la mejor del país. Medina y Aguilar hicieron el 1-2 en el campeonato nacional, y volvieron a ganarse la convocatoria a la selección, para el sudamericano de Mar del Plata, y para los Juegos Suramericanos de la Juventud, que se desarrollarán en Chile, entre el 29 de septiembre y el 8 de octubre.

En mayores la competencia fue un chequeo para escoger a los representantes de Colombia en los Juegos Bolivarianos, que este año se harán en Santa Marta, y los seleccionados para este evento fueron Jossimar Calvo y Erick Vargas, ambos de Norte de Santander.

Las mujeres también son de selección

Pero Norte de Santander no solo tiene fortaleza en gimnasia artística masculina. Las mujeres, desde las categorías infantiles, también se entrenan sin descanso y con mucha disciplina para obtener la mejor de todas las recompensas a tantas horas de esfuerzo: una convocatoria a la selección Colombia.

En Medellín, las nortesantandereanas también brillaron por su talento y se ganaron su lugar en la selección tricolor.

Las infantiles Daira Lamadrid y Angie Paola García ocuparon la tercera y cuarta posición de su categoría, y ahora tendrán la posibilidad de representar al país en el sudamericano de Mar del Plata.

La categoría juvenil fue dominada por otra representante de Norte de Santander, Sabrina Cortés Medrano, quien además es uno de los talentos que está siguiendo muy de cerca el Comité Olímpico Colombiano, pues sus increíbles capacidades para todos los aparatos le auguran un futuro lleno de títulos.

En el chequeo femenino de mayores, las nortesantandereanas Dayana Ardila y Yurany Avendaño fueron eximidas de la competencia, pues los jueces y la federación le dieron mucho valor al estupendo desempeño que exhibieron ambas en los pasados juegos centroamericanos y panamericanos, y por ende las dos también se aseguraron su lugar en la selección para los Juegos Bolivarianos de Santa Marta.

El lado 'B' de la convocatoria

Cuando a un gimnasta le llega una convocatoria a selección Colombia su trabajo no termina ahí.

La federación cubre los gastos en los campeonatos internacionales de los dos primeros deportistas seleccionados en cada categoría, y de un entrenador, pero los demás, si quieren competir a nivel internacional; deben conseguir los recursos para cubrir su viaje.

“En Medellín ganamos todas las categorías. Por ganar todo estamos contentos, pero al mismo tiempo preocupados pues tenemos que buscar recursos porque la federación solo costea a los dos primeros.

Nos hace falta el pasaje de Camilo Vera y del asistente. Además, en femenino falta el pasaje de la niña Angie García y de la entrenadora Adriana Ángel, y también queremos llevar un fisioterapeuta”, precisó el entrenador Jairo Ruiz Casas la semana pasada, recién llegaron los deportistas de Medellín.

No obstante, el panorama de preocupación cambió y al parecer todos los gimnastas nortesantandereanos, y sus entrenadores, podrán viajar a Argentina y Chile a cosechar más títulos para Colombia.

El entrenador Ruiz Casas confirmó que el gobernador William Villamizar, la caja de compensación familiar Comfaoriente, y un donante anónimo que hace más de un año viene apoyándolos con recursos para viajes y concentraciones; costearán la participación de los deportistas en los eventos continentales que se aproximan.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

domingo, 3 de diciembre de 2017

1227.- EL ETERNO RETORNO



Justo Pastor Castellanos

Vía Abrego-Sardinata.




Vías de Santander ´así pintan´.



Norte de Santander está gravemente afectado por el síndrome del cangrejo: ´Da un paso adelante y dos para atrás´.



Nuestros audaces antepasados se inventaron el ferrocarril, montaron industria textilera y plantaron la del café, con las que forjaron el Departamento más próspero de Colombia.



Nacimos famosos en Villa del Rosario, pero la gloria nos quedó grande y a la vuelta de unos pocos años, perdimos la iniciativa y caímos en un profundo hueco, que no produce sino zánganos, de donde parece que no vamos a salir jamás.



Cuando cerraron el ferrocarril, con el que llegábamos al lago de Maracaibo y de ahí a los mares conctándonos con el mundo, automáticamente quedamos convertidos en unos gusano; en unos cangrejos que salen a buscar carroñas y regresaban a su roto.



Habíamos perdido el horizonte, la región empezó a languidecer y con el atraso comenzamos a llenarnos de envidia los unos con los otros, mientras los demás Departamentos crecían y se desarrollaban.



Antioquia se fortaleció  con los talleres de textiles que se llevó de Cúcuta, y Caldas y Risaralda se hicieron poderosos con la  pujante industria del café que nos arrebataron.



Y mientras nosotros aprendíamos a contrabandear y a pedirle limosna al gobierno central, que nunca no las dio, ellos construían amplias carreteras de doble calzada, factorías industriales y represas gigantescas como la de Guatapé para producir energía  y volverse poderosos.



Así mismo se tomaban las riendas del poder nacional con los Ministerios y las embajadas, que nos siguen negando por ser tan mediocres y serviles.



Todo se fue muriendo. Después vetaron a Cúcuta como puerto de embarque del café para favorecer a Caldas y nuestro sector cafetero sucumbió.



Pero el derrumbe fue más hondo. Cuando intentamos instalar un ingenio azucarero, los vallecaucanos boicotearon nuestro empeño, y con la insidiosa acusación de los costeños, que nuestro ganado era portador de fiebre aftosa, nos arruinaron otra de nuestras fuertes actividades.



Nuestros viejos paladines habían perecido y la clase emergente había nacido castrada y doblegada.



Hace ya cien años estamos clamando por una carretera para ir hasta Arauca, que llaman pomposamente carretera de la soberanía y nos han mamado gallo; hace otra centuria venimos soñando con una buena vía para ir a Ocaña y todavía estamos atascando y con los crespos hechos.



Pero también y como una triste ironía, a la esperanza de volver realidad la represa del Cínera, le pusieron una lápida con el nombre de Acueducto Metropolitano, para hundirla.



Siempre se repite lo mismo: Tenemos que regresar al roto como los cangrejos, para no despertar sospechas y para evitar que no nos tilden de venecos y nos nieguen la patria, porque los oligarcas de la sabana de Bogotá, encabezados por Juan Manuel Santos, que son los que mandan, nos odian a muerte.



Tan profunda será la inquina que nos tienen, que se pusieron de acuerdo secretamente con Nicolás Maduro para cerrarnos la frontera.



Vaya a usted a Sardinata, asómese por Lourdes, viaje hasta Arboledas, dese una vuelta por el municipio del Carmen y sufrirá quinientos trancones y un millón de baches en las carreteras.



Y por favor, si se ´arrecha´ no vaya a invocar a la mamá de ´Wilmer Carreteras´ porque es una falta de respeto con la digna señora, mejor pregúntele a los haraganes de la Corte Suprema, que pasó con los expedientes que tienen en curso el escurridizo representante a la cámara, por Las platas para las carreteras que se extraviaron estando en sus manos.



Después dese una vuelta por la zona cafetera, por Bucaramanga y por Medellín para que aprecie viaductos espectaculares como los de Europa que dan gusto e invitan a pasear y disfrutar del paisaje.



Y por Dios no los compare con sus miserias, porque le da coraje y la rabia le puede ocasionar un infarto.



Lo indicado para cuando vuelva a aterrizar, es que se vista de luto y le pregunte a sus gobernantes donde enterraron la casta, el orgullo y el valor, para que vaya acongojado a su panteón a llorar y a dolerse de su muerte.



Y asómbrese con estas verdades;  en el pasado de que hablamos no existía siquiera una universidad en la región. Hoy hay una docena y diez mil científicos con títulos académicos, pero escasea la materia gris y la imaginación.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.