PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

viernes, 30 de enero de 2015

707.- LA PRIMERA CRISIS DE LA LOTERIA DE CUCUTA



Gerardo Raynaud


Desde el mes marzo de 1944 cuando se realizó el primer sorteo de la Lotería de Cúcuta, la Beneficencia no estuvo exenta de los ataques de la corrupción, deporte de tanta práctica en esta nación del Sagrado Corazón.

En un principio la disputa del botín burocrático estuvo en la mira de los partidos tradicionales, en verdad, en ese entonces solamente se los disputaban liberales y conservadores, hasta cuando aparecieron otros grupos que poco a poco fueron tratando de entrar en la repartija.

La verdad es que durante los primeros años de actividad, la Lotería se manejó dentro de los más sanos cánones de eficiencia y pulcritud que le imprimieron sus primeros administradores, sin que esto quiera decir que no faltaron una que otra sinvergüencería, aunque  todas de poca monta, las que no lograban enlodar la buena imagen que perduró durante muchos años, incluso hasta último momento, pocos días antes de su desaparición final.

Durante los primeros tiempos de vida, la lotería era, al parecer, fortín político del partido liberal, teniendo en cuenta que su establecimiento se realizó durante el gobierno de esa ideología. 

La gestión exitosa de su primer gerente Luis Alberto Marciales, duró poco tiempo, menos de dos años, cuando cedió el turno a don Ernesto Vargas Lara, en ese momento prestigiosa figura de la juventud liberal del Norte de Santander.

Era la época de la república liberal, por lo tanto, quienes tenían el derecho a desempeñar todos los cargos de importancia y aún aquellos que carecían de ella.

Tuvo don Ernesto Vargas la difícil tarea de organizar la nueva estrategia que le permitiría a la Lotería ampliar sus horizontes, tanto comerciales como financieros y resultado de ello se propuso y se lanzó el Sorteo Extraordinario, el cual se realizó con total éxito, cumplido el primer año de vigencia de la Lotería, el 27 de marzo del 45; recordemos que el primer sorteo fue el 28 de marzo del 44.

En mayo de 1946, el cinco para ser más exactos, se realizaron las elecciones presidenciales y el partido liberal, dividido las perdió frente al candidato conservador Mariano Ospina Pérez.

Para quienes gustan de las estadísticas les cuento que el resultado fue el siguiente: Mariano Ospina, 41.42%; Gabriel Turbay Abunader, 32.29% y Jorge Eliecer Gaitán, 26.27%; sólo hubo 177 votos nulos.

La conclusión más importante es que la República Liberal terminó ese día por la división que se presentó en su seno y resurgió el Conservatismo como fuerza política, situación que terminaría luego de un período de gobiernos militares, con la puesta en marcha del Frente Nacional.

Ahora bien, ¿qué sucedía mientras tanto en la Lotería de Cúcuta?

Con las elecciones ganadas, el Conservatismo reclamaba como suyo el cargo de gerente y ello desató una agria disputa por el puesto.

En la primera junta realizada pasadas las elecciones, el Contralor del Departamento consideraba la Lotería como una posición política y por eso exigía que se nombrara un representante de ese partido.

Es más, cuando trataba de mediar en la pelotera don Antonio Copello, representante de las entidades bancarias de la ciudad, el Contralor le hizo saber que como extranjero no tenía derecho a intervenir; ante tal grosería, los demás miembros de la Junta en reconocimiento de la generosidad que siempre hizo gala, le brindaron todo su apoyo, pero de todas formas, don Antonio se retiró del recinto para que los demás miembros lograran el consenso que se buscaba.

Después de algunos duros momentos en los cuales el Contralor llegó, incluso a faltarle al respeto al representante del general Matamoros, el nombramiento pudo producirse cuando la mayoría de los miembros de la Junta Departamental de Beneficencia del Norte de Santander se decidió por el nombre del doctor Juan de la Rosa Luna.

Calmadas las aguas efervescentes del nombramiento y acomodado en su puesto el nuevo gerente, no solamente se vería en la necesidad de lidiar con las actividades propias de la Lotería sino que debería dedicar buena parte de sus esfuerzos en defender la institución de las garras de la politiquería, que sería la que al final de los años la llevaría a su terminación.

Muchos fueron los intentos que se le hicieron para asaltar sus arcas, pero éstos están poco documentados y además, considero de poco interés su tratamiento como novedad histórica, así que voy a narrarles estos que a continuación les expongo.

Los dos primeros años fueron tan bien manejados que la Lotería había logrado construir su propio edificio, en el 5-49 de la calle novena y de tener una renta mensual de más de mil quinientos pesos, una cifra muy significativa entonces.

Por todas estas razones, era un blanco atractivo para los delincuentes, especialmente los de cuello blanco y por eso, en julio de 1945 se dio el primer asalto a sus finanzas.

Todo por cuenta del encargado de la venta de los billetes, quien fue inculpado por el delito de peculado por apropiación a favor de terceros por la no despreciable suma de $4.800.

Pero este tipo de triquiñuelas no era la única, todos trataban de beneficiarse dado el atractivo que constituía tener una empresa tan rentable; hasta los periodistas la  exprimían, especialmente los asociados a la APECU, Asociación de Periodistas de Cúcuta, quienes además de aprovecharse de la ‘partija de los pesos de la fiesta del periodista’ le ‘sacaban jugo’ a la institución, cobrándole hasta diez veces el valor de la publicidad que le hacían.

En la época era usual la propaganda en la que se anunciaban los ganadores de los premios, tanto los ordinarios como los extras, que se habían convertido en uno de los más atractivos sorteos.

Por esta razón, a comienzos de los años cincuenta, ya consolidada la Lotería, en el sorteo extra del mes de marzo, se dio un caso que llamó la atención del público, toda vez que no se hizo ningún tipo de publicidad a los ganadores ni a la ciudad donde cayó el premio.

Esto hizo que la prensa desplegara una intensa campaña para conocer el resultado, pues mucha divulgación se le había hecho al sorteo, como se apreciaba en el anuncio en el cual Julio Ulises Terra, jugador estrella del Cúcuta Deportivo, prestaba su imagen para ese sorteo.

Incluso el Banco de Bogotá tuvo necesidad de publicar un anuncio en el que certificaba que tenían a disposición del ganador, los trescientos mil pesos del premio, pues el rumor era que la Lotería estaba quebrada y no tenía cómo pagarlo.

Todo debido a que en esa ocasión, no se publicó quiénes habían sido los ganadores sino que se fijó en las vitrinas de su edificio, lo cual terminó despertando sospechas entre algunos malintencionados.

Todo se aclaró cuando se supo que el billete ganador había sido remitido a Ocaña y adquirido por unas personas de un pueblo cercano que posteriormente no quisieron identificarse, algo bastante inusual entonces.



Recopilado por: Gaston Bermudez V.

miércoles, 28 de enero de 2015

706.- CARTA A MI AMIGO ALVARO RIVERA



Chuín Clavijo

Hola Alvarito, donde quiera que estés, siempre te recordaré, con ese espíritu a vanguardista, siempre presente en cada uno de nuestros encuentros, como lo hacías con todos tus amigos. 


Alvarito un personaje de Cúcuta que atravesó ya el silencio eternal (04/2014), y  en nuestras mentes nos dejó ese sabor a libertad del más allá que solo él solía saber y encontrar.

Un personaje de la ciudad de Cúcuta que dejó muchos recuerdos a quienes lo conocíamos.

Álvaro, sabía mucho decían unos, otros decían que leía mucho, otros lo llamaban El Geólogo, de mente brillante. Otros el lobo estepario. Para mí fue un Sadhu (personaje en india que dejó toda la materia para dedicarse al espíritu).

Lo único que tenía Álvaro era su mochila, donde tenía el cepillo de dientes, libros que encontraba para regalar al primero que encontraba,  obras de arte efímeras que el mismo construía con lo que encontraba en la calle. 

Ese fue Álvaro; un personaje que llamó la atención a más de uno, ya que vivía el momento. Donde quiera que estuviese.

Me hablaba mucho de nuestros padres, quienes fueron muy amigos toda la vida.

No fue persona pretenciosa, le gustaba conversar, le gustaba cantar canciones viejas. Amaba la vida. Y por supuesto amaba la bohemia y todo lo que esto conlleva.

Recuerdo muchos momentos que filosofábamos donde Doña Susa, como lo hacía con todos los artistas, poetas y músicos que se encuentran frente a la biblioteca, su lugar favorito donde el domingo pasado dejo su última huella. 

¡Una pérdida muy grande para la ciudad!

No le gustaba la política ni los políticos, ni  la gente falsa, todo lo que no era natural le fastidiaba.

Conocía muy bien la historia de la tierra gracias a su geología. 

No le importaba su apariencia ni lo que los otros pensaran de él. Siempre navegó por su vida SIENDO ÉL.

Me despedí de un toque de flauta como a usted le gustaba mi hermano.

Esta serie de fotos dice todo lo que fue Alvaro Rivera, El loco……pero más cuerdo que muchos….






Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

lunes, 26 de enero de 2015

705.- SECTORES CURIOSOS DE CUCUTA



Jennifer K. Rincón Peña


El sector Punta Brava en el barrio Magdalena.

Seguramente usted habrá pensado más de una vez que se burlan de usted cuando le nombran algún sector de la ciudad, por su apodo y no por su dirección.

Y es que la imaginación, improvisación y recursividad literaria de los cucuteños es puesta a prueba  a la hora de bautizar algún sector de un barrio.

Mientras que los barrios de las 10 comunas tienen nombres alusivos al día en que se fundaron, como 7 de Agosto, 13 de Marzo, 13 de Mayo o 5 de Mayo; o en memoria de próceres o políticos: Simón Bolívar, Belisario Betancur; en otros sectores se apela a la creatividad de los vecinos de turno para nombrarlos y se conserva esta etiqueta con el paso de los años.

Es así como usted habrá escuchado mencionar: Pelelojo, El Caimito, La Tomatera, Tarapacá, Cuatro Vientos, La Isla de la Fantasía, X Roja, Tres Pitos, Cerro Pastel, La Curva del Pescado, entre otras.

Aunque unos sectores son más conocidos que otros, todos tienen en común la singularidad de sus nombres.

Como la mayoría de estos lugares fueron bautizados varias décadas atrás, las nuevas generaciones desconocen el origen de estos títulos populares.

La Opinión se dio la tarea de buscar sus historias entre los vecinos más antiguos.

A continuación un recuento de los sectores con nombres curiosos, graciosos, pero reales, para que la próxima vez que se los nombre recuerde donde se ubican y por qué los bautizaron de esta forma.

La Curva del Pescado

Ubicación: intersección avenida Las Américas y avenida 0 de Comuneros.

Origen del nombre: Se le conoce con este nombre desde hace más de 20 años, luego de que vendedores ambulantes se instalaran con carretas a vender pescados en ese sitio. En este sector se consigue pescado de domingo a domingo.

Cerro Pastel

Ubicación: Desde la calle 35 de Belén

Origen del nombre: Se conoce con este nombre desde hace 25 años porque en este sector vivían cerca de 10 vendedores de pasteles. Aunque ahora solo sobreviven unos cuatro se sigue conociendo de esta forma.

Tres Pitos

Ubicación: Calle 20 La Cabrera en límites con Cuberos Niño

Origen del nombre: Hace más de 60 años había un tanque en este sector que surtía de agua a La Cabrera, Alfonso López y Cuberos Niño, y tenía un solo tubo o pito, como lo llamaban los vecinos. Al poco tiempo, le habilitaron dos pitos más al tanque para abastecer los tres barrios, de ahí su nombre.

Punta Brava

Ubicación: Magdalena

Origen del nombre: Se le conoce con este singular nombre porque hace varias décadas era una zona peligrosa. Atracos, homicidios y ollas de droga eran asociados a este sector.

El Caimito

Ubicación: Calle 17 con avenida 17 de Circunvalación

Origen del nombre: Una vieja tienda llamada ‘El Caimito’, que aún existe en el mismo sitio, se convirtió en punto de referencia desde hace cuatro décadas.

Tarapacá

Ubicación: Calle 17 de Circunvalación

Origen del nombre: Hasta hace 25 años funcionó en una esquina de la calle 17 de Circunvalación el burdel ‘Tarapacá’, en alusión a la frase ‘Tira pa’ acá’. Desde entonces se tomó este nombre como punto de referencia.

Curva Pelelojo

Ubicaión: Entre Cuberos Niño y Santo Domingo

Origen del nombre: La delincuencia y los robos que se presentaban constantemente en este sector lo hizo acreedor de su nombre desde hace más de 40 años. Los transeúntes debían estar atentos (pelar el ojo), para no ser robados.

Cuatro Vientos

Ubicación: Subida a La Libertad, límites con San Mateo

Origen del nombre: En este punto, según los vecinos, se encuentran los vientos de los cuatro puntos cardinales. En este sector se disfruta constantemente de la brisa.

La Isla de la Fantasía

Ubicación: Viejo Escobal, a orillas del río Táchira

Origen del nombre: Desde hace varias décadas se le conoce así por su cercanía al río Táchira, y estar rodeada de agua. Este paso es utilizado como ruta de contrabando.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.