PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

miércoles, 31 de diciembre de 2014

692.- A LAS PUERTAS DEL ¨BOOM¨ PETROLERO



René Mora Vicuña




Norte de Santander tiene todo el potencial para dejar de ser un “departamento con petróleo” para convertirse en los próximos años en un “departamento petrolero”.

La diferencia no es semántica. Implica que la región podría beneficiarse más que nunca de los hidrocarburos gaseosos y líquidos que hay por explotar en la cuenca del Catatumbo.

Se estima que en esa zona del país –cercana al Lago de Maracaibo (Venezuela), donde está una de las mayores riquezas petrolíferas del mundo–, hay una reserva acumulada de 450 millones de barriles de crudo y 500 gigas pies cúbicos de gas.

A pesar de este importante volumen de recursos, la producción de crudo en el departamento está lejos de su verdadera capacidad y solo llega a los 2.357 barriles diarios de petróleo. En 2013, la contribución regional al total nacional fue de 0,2 por ciento.

De allí el interés de la administración departamental de crear una comisión para el aprovechamiento eficiente de los hidrocarburos como alternativa de desarrollo sostenible para los próximos 25 años, cambiando, de cierta forma, la actual visión industrial.

Esta iniciativa, conocida en su momento por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), llevó a que la administradora de los recursos petrolíferos del país, incluyera a Norte de Santander en la Ronda 2012, con la meta de aumentar la producción nacional y regional.

Por eso, se espera que con los contratos de exploración y evaluación adjudicados en la Ronda 2012 y con los que se asignarán en la versión de este programa en 2014, la producción de crudo en la cuenca del Catatumbo crezca de manera significativa en los próximos 10 años a 20.000 barriles.

Este crecimiento podría darse en el corto plazo con el desarrollo de los pozos de Oripaya 1 y 2, en la vía a Puerto Santander, según lo afirma el abogado y experto en hidrocarburos José Ignacio Socorro, quien un principio fue asesor de la comisión para aprovechamiento de crudo.

Para Socorro es más que claro el potencial que tiene el país y Norte de Santander en hidrocarburos, porque Colombia comparte las mismas cuencas de Venezuela. Por eso, Los Llanos, al igual que en el vecino país, son unas de las áreas con mayor prospectiva.

“El primer pozo de Venezuela tiene 118 años, en el estado Zulia, en el Lago de Maracaibo; y desde allí, toda esa zona que es cercana a Puerto de Santander fue una de la más prolíferas en producción de petróleo en los años 20.

“Norte de Santander, especialmente en el área de Tibú, tiene uno de los potenciales más grandes de Colombia, tal vez, la segunda cuenca con mayor potencial que tiene el país”, asegura Socorro.

Esta afirmación se sustenta en la información geológica que tiene la ANH, la cual le ha permitido conocer a ciencia cierta la verdadera riqueza existente en el subsuelo colombiano, instrumento que le ha servido para poner las condiciones a la hora de ofertar bloques petroleros.

En el caso de la Ronda 2014, la ANH puso en oferta cerca de 100 bloques con los que aspira a incrementar las reservas y la producción de petróleo con la adjudicación de contratos de exploración entre 6 a 9 años y de producción entre 24 a 30 años.

De los 101 bloques que serán subastados en julio, dos corresponden a la cuenca del Catatumbo y están en el municipio de Tibú. Uno de ellos es un yacimiento descubierto abandonado con 1.542 hectáreas, el cual posee crudo con importante valor en el mercado.

“En el área del Catatumbo hay dos pozos que se van a dividir en tres bloques que son muy atractivos para las petroleras porque son parte extensiva de lo que está en el Lago de Maracaibo, por eso es que Tibú, Puerto Santander y Oripaya son tan prolíferos”, dice Socorro.

Otra de las oportunidades que ofrece la explotación de crudo en Norte de Santander, es que la producción es a baja inversión, debido a que las perforaciones no pasan de los 700 metros como si ocurre con otros pozos a 4.000 metros de profundidad.

La cuenca del Catatumbo es muy parecida a la cuenca de Río Verde (Green River) en Estados Unidos, la cual le ha permitido al país anglosajón salir poco a poco de su condición de importador, para convertirse en el tiempo en una nación auto-sostenible y exportadora.

Esta situación podría replicarse en Norte de Santander con el desarrollo de los planes de exploración y producción emprendidos por el Estado, lo que dinamizaría la economía y, de paso, cambiaría su vocación comercial del departamento.

Unas de las pretensiones de la Gobernación de Norte de Santander, es convertir a la región en centro de refinación y parque tecnológico para producir productos del mercado interno como lubricantes, grasas, aditivos y combustibles.

El gobernador Édgar Díaz Contreras le ha propuesto a la ANH el desarrollo de un programa integral y social que estimule la inversión, el empleo y la capacitación en competencias, para que cuando se instalen las empresas petroleras, la región esté preparada.

La idea del mandatario seccional es que la ANH adelante con las empresas explotadoras, que ya están operando en Norte de Santander y las que quieren invertir, una serie de acciones que el departamento necesita para su desarrollo estructural.

Díaz quiere que al momento de generar procesos de contratación en las áreas de proveeduría de bienes y servicios, ejecución de obras y de prestaciones de servicios, se le dé preferencia al capital humano del departamento, incluyendo a las empresas.

En términos concretos, se busca que la comunidad se beneficie de la explotación de gas y crudo por medio de la industrialización de los productos derivados de las materias primas, la gasificación del departamento y la sustitución del combustible líquido.

Centro refinador

Unas de las debilidades que tiene la actividad petrolera en Colombia, es la industrialización. De ahí que la propuesta de construir una refinería en Norte de Santander para atender la demanda de la zona nororiental cobra más vigencia.

José Ignacio Socorro considera pertinente la edificación de una refinería con capacidad para procesar 40.000 barriles y capaz de suplir la demanda de gasolina, diesel, jet fuel y fuel oil del sur del Cesar, la zona norte de Santander y Arauca, parte de la Guajira y Norte de Santander.

Además de productos negros para la creación del parque tecnológico o industrial al lado de la refinería, para procesar base asfáltica, impermeabilizantes, asfalto para carreteras, productos para preservar tuberías, aromáticos (detergentes, cosméticos), nafténicos (base para pintura), entre otros.

Se estima que para ejecutar este proyecto en dos años se requieren de 700 millones de dólares y 1.000 personas en la fase de construcción y 400 empleados fijos en la fase de operación.

Uno de los beneficios de este proyecto es que se reducen los costos de transporte terrestre del producto desde la refinería hasta los centros de distribución y expendio, debido a que un gran tramo del Oleoducto Bicentenario pasa por esta zona.

De consolidarse los planes de la ANH para incrementar las reservas y la producción de petróleo con la subasta de bloques y la construcción de la refinería modular y el parque tecnológico en Norte de Santander, la región podría cambiar su historia en los próximos 5 o 10 años.

Producción de gas metano, oportunidad para Norte de Santander




Según la información geológica de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Norte de Santander es el tercer departamento con mayor potencial para extraer gas metano de las capas del carbón.

En qué se parecen la cuenca del Río Verde en Estados Unidos y la cuenca del Catatumbo en Colombia? En que ambas tienen importantes yacimientos de gas metano asociado al carbón. La única diferencia es que el país anglosajón ya saca provecho de esta riqueza mientras que la nación sudamericana inicia un ambicioso plan para explotarlo en varias regiones.

Se estima que Colombia tiene hoy reservas de gas entrampado en carbón que alcanzan los siete tera pies cúbicos, la cual aumentaría a 40 tera pies cúbicos con la explotación de nuevos territorios, por lo que la agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) subastará en el segundo semestre ocho bloques, uno de ellos en Norte de Santander.

Los recursos calculados en los ocho yacimientos se encuentran en un rango de entre 45 a 113 tera pies cúbicos de gas y en una profundidad de entre 300 metros y 1.500 metros, según datos del Ministerio de Minas y Energía. La cuenca del Catatumbo aparece como el tercer bloque con mayor potencial para explotar gas metano.

Esta enorme riqueza puede llevar al departamento a una gran revolución industrial y comercial, como está ocurriendo hoy Estados Unidos con la explotación de este mineral, dejando a tras su condición de importador de crudo y gas, para convertirse en el principal proveedor mundial, además de ser autosostenible.

José Ignacio Socorro, abogado y experto en asuntos hidrocarburíferos, explica que Norte de Santander siempre ha sido un gran productor de carbón, por lo que las probabilidades de sacar gas metano son más que altas. “Lo que hace que el carbón de la región sea calorífico, de calidad, es el metano”.

De acuerdo con la información geológica utilizada por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para promover la Ronda 2014 para gas, diez municipios de Norte de Santander tienen gran potencial de gas metano: Toledo, Labateca, Cácota, Pamplona, Pamplonita, Ragonvalia, Chinácota, Cucutilla, Durania y Los Patios.

Aunque el bloque Cordillera tiene una prospectiva máxima de 29,1 tera pies cúbicos de gas, el bloque Catatumbo, con 22,8 tera pies cúbicos de gas, ofrece mejores condiciones de exploración y producción para los inversionistas, porque “no es lo mismo explotar en la montaña que en superficie plana”.

Socorro afirma que una ventaja que tienen las empresas que decidan invertir en la región, es que las distancia desde Cúcuta a los pozos de producción son cortas, pues el área de influencia es metropolitana. “No es lo mismo tener un ingeniero produciendo en Puerto Santander, Oripaya o Los Patios, a tenerlo produciendo en una zona inhóspita, a dos horas en helicóptero”.

Panorama regional


Norte de Santander produce hoy entre 3 y 4 millones de pies cúbicos día, cantidad que se espera aumente con el desarrollo de Oripaya 1, a 20 kilómetros de Cúcuta, que en pruebas iniciales generó 6,6 millones de pies cúbicos día, y del incremento gradual del pozo Sardinata (Tibú), de 2 a 5 millones de pies cúbicos día.

También se está a la expectativa del pozo Oripaya 2 y de la construcción de un gasoducto desde ese punto hasta Cúcuta para garantizar el suministro en los volúmenes requeridos. Se espera que con el bloque de gas metano, que será subastado en octubre por la ANH, la producción aumente de manera considerable.

Posibilidad que toma fuerza con la información geológica proporcionada a los inversionistas interesados en extraer gas metano en Norte de Santander, ya que el 22 por ciento del potencial en oferta corresponde a esta zona, que comparte la misma cuenca de Venezuela, uno de los principales productores de crudo a nivel mundial.

Se estima que en la región hay un potencial mínimo de 11,4 tera pies cúbicos y máximo de 22,8 tera pies cúbicos. A nivel nacional ese rango está entre 51,6 y 102,1 tera pies cúbicos. En cuanto al carbón, el departamento tiene una prospectiva mínima de 58,9 billones de toneladas y máxima de 117,7 billones de toneladas.

Con esta información, que reconfigura el mapa nacional de la explotación de yacimientos de metano, nace una nueva oportunidad para industria del carbón en la región, debido a que la dieta energética del mundo está migrando a combustibles más limpios y más económicos que los convencionales.

Política pública


Si bien es cierto que el auge petrolero que se avecina estimulará la inversión en el departamento, el reto del Gobierno y los entes territoriales es hacer que una parte de la producción sirva para aliviar el déficit de gas y no se venda en su totalidad a otras regiones, como ocurre con el yacimiento de Gibraltar, cuyo gas va la red nacional.

En ese sentido, la Gobernación de Norte de Santander ha venido haciendo gestiones ante la ANH para que no solo las empresas petroleras estimulen la inversión, el empleo y la capacitación en competencias, sino que Estado defina una política en el que la región tenga prioridad a la hora de requerir gas u otro combustible.

Otra de las pretensiones de la administración departamental es lograr la sustitución de gasolina por gas en los vehículos, como una forma de eliminar el contrabando del combustible que ha generado que los grupos al margen de la ley se financien con esta actividad para cometer sus acciones.

La Gobernación es clara en afirmar que el departamento se debe preparar antes de que las empresas de explotación minera y petrolera lleguen a instalarse. En Norte de Santander hay 889 pozos perforados y a diario se producen 2.357 barriles diarios de petróleo y entre 3 y 4 millones de pies cúbicos de gas.





Nota del recopilador.-


 


Un boom petrolero es cuando hay un crecimiento repentino en la producción a consecuencia de un hallazgo y desarrollo de un gran yacimiento o por la aplicación de una nueva tecnología, ojala y esto suceda en N. de S.


 


Hay expertos que no le dan mucho chance a un boom en N. de S.. Ahora, si la ANH incluye áreas exploratorias de N. de S. en las Rondas de Asignación es porque tiene cierta información geológica que pudieran indicar posibilidad de ser prospectivas en hidrocarburos, pero la única manera de confirmarlo es perforando y en caso de ser positivo, evaluando para tener idea del tamaño del yacimiento y de su potencial. Creo que es caso que se presenta.









Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

lunes, 29 de diciembre de 2014

691.- LOS CLASICOS SUCESOS DEL 51



Gerardo Raynaud

Los acontecimientos que han venido sucediéndose en la ciudad desde que ésta ingresó a la modernidad no distan de diferenciarse al pasar de los años.

Repasando brevemente la historia reciente, puede observarse que hechos y acciones se repiten casi que recurrentemente y cualquiera de ellos pareciera calcado de alguno sucedido en tiempos pretéritos, sólo basta cambiar algunos nombres y de pronto, alguna dirección, pero en general, el desarrollo es casi idéntico, algo así como el “deja vu” francés, como si hubiéramos conocido y vivido esa situación.

Son tantos y tan parecidos a los actuales sucesos que francamente estoy indeciso por cuál comenzar.

Así que en un gran esfuerzo por escoger uno de tantos decidí lanzarlo al azar y resultó favorecedor, en primer lugar, el siguiente que fue la gota que colmó la copa y que indujo a las autoridades a tomar las decisiones pertinentes.

Me refiero a la creación del cuerpo de bomberos luego del pavoroso incendio que destruyó buena parte de una cuadra comercial.

En la noche del jueves 21 de febrero, casi a la medianoche se desató un gigantesco incendio en la calle 12 al frente del almacén de don Tito Abbo.

Cinco almacenes de mucho prestigio y reconocimiento fueron presas de las llamas sin que se haya podido precisar las causas, toda vez que en esos tiempos eran comunes los incendios premeditados, razón por la cual muchas compañías aseguradoras se abstenían de librar pólizas a ciertas personas y en ciertas actividades. Pero este no era el caso, pues los cinco negocios afectados tenían una bien cimentada seriedad.

Los cinco, comenzando por el más grande eran Los Tres Grandes, La Sastrería de Daniel Coronel “el sastre que lo viste bien”, el almacén París, el almacén Cartagena y el almacén Vejar; por fortuna, las llamas no alcanzaron a comprometer a la vidriería y marquetería Florián, del ingeniero Fernando Seguín, constructor de la línea Sur del Ferrocarril de Cúcuta, casado con Rita Ibarra, de los Ibarras de Pamplona.

Pues bien, parece que el incendio se originó en el almacén París de propiedad de don Juan Assaf, producto de un corto circuito, al parecer sin malévolos fines, pero el hecho es que en poco menos de tres horas, todos los almacenes fueron consumidos por las llamas.

La diligente acción del ejército  al mando del coronel Laverde y de la policía comandada por el mayor Martínez, logró controlar las llamas y los comerciantes alcanzaron a retirar buena parte de las mercaderías y ponerlas en lugar seguro; de todas formas, las pérdidas alcanzaron la suma de medio millón de pesos, una cifra astronómica en esa época.

Tal vez, hechos como el narrado incidían en las operaciones inmobiliarias que entonces comenzaban a mostrar un descenso, tanto en la comercialización como en el arrendamiento de los inmuebles, con relación al año anterior.

Además de la situación de riesgo asociado a los incendios, la disminución en la oferta de créditos bancarios debido a la crisis comercial ocurrida en septiembre del año anterior, comenzaba a afectar el ingreso de los cucuteños, quienes ya se estaban acostumbrando a las variaciones que en el futuro serían cada vez más frecuentes.

A pesar de las eventualidades, la vida continuaba su ritmo y tanto los comerciantes como el público en general, que incluía los visitantes del otro lado de la frontera, estaban dispuestos a seguir con sus actividades cotidianas.

Esa semana el precio del bolívar estaba en $4.15 mostrando una estabilidad poco usual, pues hacía alrededor de casi un mes que no se producían variaciones.

Por los lados de la alcaldía municipal estaban celebrando el incremento en los recaudos, pues habían logrado superar durante el mes de septiembre el monto de los $175.000 ya que los impuestos a los hidrocarburos habían sumado la no despreciable suma de $24.069.

Además se había incorporado al presupuesto municipal el crédito que el Banco del Comercio había aprobado por la suma de $30.000 y que sirvió para cubrir los faltantes correspondientes a ingresos varios no discriminados.

Don Manuel Jordán, entonces alcalde de la ciudad, mostraba sus mejores deseos por desarrollar una labor que trajera progreso y dentro de sus prioridades estaba, tal como hoy, tener una urbe con vías bien presentadas.

Por ello, citó a su despacho a los vecinos del sector de la calle once entre avenidas 10 y 11 del barrio El Llano, para solicitarles su colaboración para que la pavimentación pudiera ejecutarse con éxito.

Los vecinos, entre los que estaban Olimpo Berrío, propietario de la tienda Puerto Berrío, José Trino Labrador de la empresa molinera y cafetera Labrador, Polo Sosa, Virgilio Orozco y en representación de la mujeres encabezada por María Susana de Mieles, le expresaron todo su apoyo y velarían porque la obra se desarrollara dentro de los parámetros de honradez y eficiencia que permitiera tener una calle perfectamente asfaltada.

Sin embargo, no todo era color de rosa, recientemente la Dirección Municipal  de Higiene había decretado el cierre de las instalaciones del Teatro Municipal motivada por las condiciones antihigiénicas en que funcionaba, no solo el local del teatro sino el resto de locales colindantes.

Como sucede siempre en estos casos, la empresa arrendataria del teatro interpuso los recursos correspondientes pero el alcalde salió en defensa de la acción oficial agregando que el mencionado cierre se había producido, además de las condiciones de higiene, por la conveniencia pública y la necesidad de defender los intereses de la ciudad, ya que no existía ni existe contrato de arrendamiento y que desde hace más de cuatro años están usufructuando de los beneficios del teatro de manera ilegal puesto que el alcalde de ese entonces a ‘motu proprio’ y sin autorización del Concejo resolvió entregarlo en arriendo.

Además, el canon que estaban pagando era exiguo, pues estaban cancelando $150 mensuales, suma que no le representaba  ningún beneficio al municipio.

El pensamiento del alcalde era abrir una licitación pública con una cifra cercana a los $20.000 pesos de arriendo anual y si ésta no se obtenía, el municipio optaría por administrarlo por su cuenta.

Ya para finalizar este primer recorrido, baste con recordar que uno de los sitios de mayor renombre y preferencia para que las familias de la ciudad realizaran sus paseos de fin de semana, era el Club Campestre, situado entre El Salado y La Ínsula, sobre la carretera que va al Cerrito. ¿Recuerdan haber estado allí? Vean el aviso y esperen próxima crónica!



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

sábado, 27 de diciembre de 2014

690.- LA SAETA RUBIA ESTUVO EN CUCUTA



Pedro Jáuregui Avila

Alfredo Di Stéfano, uno de los cinco mejores jugadores del siglo XX, según la Fifa.


El argentino nacionalizado español vino a Cúcuta con Millonarios en tres ocasiones. En dos oportunidades ganaron los capitalinos y en una perdieron.

Cúcuta perdió el primer encuentro (1-2); el segundo lo ganó por idéntico marcador y en el tercero cayó (2-0). En calidad de visitante perdió los tres: 6-2; 3-0 y 4-0.

Rubén Darío Gómez Contreras -el historiador del barrio El Contento- contó que la primera vez que jugó el argentino en el coloso del barrio Lleras, en 1950, varios aficionados durmieron en las afueras del escenario para no quedarse sin observar a la figura del momento.

En aquella época, la boletería se vendía desde las 11:00 de la mañana en las taquillas del estadio General Santander, no había expendios. El lleno fue total y el escenario que tenía un aforo para 8.000 personas bien pudo albergar 12.000. El recuerdo de Gómez lo compartieron Ramón Rangel, José Ignacio Arciniegas y Rolando Serrano, entre otros.

Ninguno de los cuatro recordó el precio de la boletería, pero Serrano aclaró que él no pago la entrada porque su papá Julio Roberto lo llevó.

Ese primer encuentro se disputó el 16 de marzo de 1950 y lo ganó Millonarios. El árbitro fue el inglés Stanley James Ison.

La revista Estadio de Bogotá, en la edición 45 del 18 de mayo, publicó que la figura del partido fue el defensa argentino Raúl Pini. Pero Serrano le dio ese título a Pedernera, “porque fue el director de la orquesta”. Años más tarde, Pedernera fue el entrenador de Serrano en América de Cali y en la selección Colombia que estuvo en el Mundial de Chile 1962.

Los goles fueron de Carlos Zunino (Cúcuta) y de Alfredo Mosquera y Alfredo Castillo (Millonarios).

El portero de la escuadra visitante fue Gabriel Ochoa Uribe, quien conjuntamente con el defensa Francisco ‘El Cobo’ Zuluaga fueron los únicos colombianos del equipo capitalino.

En el Cúcuta el único nacional y cucuteño para mayores señas fue Luis Eduardo ‘Gallito’ Contreras. El arquero fue Juan José ‘El Niño’ Tulic.

La crónica del juego dijo textualmente en el inicio: “Hay muchos partidos buenos, pero un match al cual se le puede agregar el calificativo de histórico es algo que solamente se da muy de vez en cuando.

Esto sucede porque son muchos los requisitos necesarios para establecer la perdurabilidad deportiva.

Todos los llenó el encuentro jugado en Cúcuta entre los campeones de 1949 y el novel equipo rojinegro”.

Rubén Darío Gómez recordó que él con varios amigos visitaron a los jugadores de Millonarios en el hotel Internacional de la calle 14 con avenida 4, donde vieron a Adolfo Pedernera, Néstor Raúl ‘Pipo’ Rossi y Di Stéfano.

“Pedernera fue el que más diálogo con nosotros; Di Stéfano nos saludó y Rossi salió con los suspensorios en la mano y se los pasó por la cara a uno de los muchachos, era un gamín”, dijo.

Con ese resultado, Millonarios compartió el primer lugar con Santa Fe, América y Cali  con 6 puntos y Cúcuta el séptimo con Sporting, Pereira y Universidad con tres.
   
Revancha

El segundo juego que disputó Di Stéfano en Cúcuta fue el primero de mayo de 1951 y se saldó con triunfo (2-1) del equipo motilón sobre los ‘Embajadores’.

Anotaron por el local Juan Carlos Toja y Carlos Zunino, uno en cada tiempo y la paridad transitoria la marcó en el primer tiempo Di Stéfano con una jugada que inició en el mediocampo con el apoyo de Mosquera y Castillo. En el Cúcuta atajó Washington Barrios y en Millonarios, Julio Cozzi, llamado el arquero del siglo.

La impecable jugada mereció de manera hidalga el aplauso del público sin importar que dio el empate al visitante.

El periódico Sagitario, que tenía un valor de 30 centavos, publicó en su primera página la reseña del juego con el título Cayeron los Millonarios ante los Motilones!!

El periódico Hoy, en la página cuarta refrendó el encuentro con el título Ascendieron los Motilones.

Ambos diarios coincidieron en señalar que la jugada fue extraordinaria de ahí el reconocimiento del público.

Jaime Gabriel Meza ‘Pánfilo’, quien jugaba con las reservas contó que Di Stéfano “era una estrella”. Ese día llegó temprano para ingresar al estadio y el almuerzo fue ‘chatarra’: “morcillas, pasteles y agua de panela, pero ver jugar a Di Stéfano valía la pena. Era una estrella”.

José de Jesús Infante señaló que la jugada fue espectacular y  que la anotación ha sido uno de los mejores que ha observado en sus casi 80 años de vida.

En el partido de vuelta Millonarios derrotó (3-0) a Cúcuta.

En ese tiempo los equipos tenían su escuadra de baloncesto, lo que obligó a la realización a la par de un torneo.

Alfredo Díaz Calderón contó que la selección Norte viajó el viernes y lo hizo con el equipo profesional. “Ellos (el Cúcuta) nos acompañó a los juegos y nosotros le regresamos la cortesía el domingo. El viernes le ganamos a Piratas y el sábado perdimos con Millonarios en baloncesto. El domingo perdió el Cúcuta (3-0) con una tarde impecable de Di Stéfano, quien hizo maravillas”.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.