PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

jueves, 19 de noviembre de 2015

844.- EL PRIMER VUELO INTERNACIONAL



Gerardo Raynaud

Primer destino internacional fue desde Cúcuta del aeropuerto de Cazadero al aeropuerto de Grano de Oro en Maracaibo en 1948

Agonizaba el año 48 del siglo pasado y la guerra de las compañías aéreas por apoderarse del mercado local y externo del país comenzaba agudizarse.

Avianca, que había emergido de la anterior Sociedad Colombo Alemana de Trasporte Aéreo, Scadta, por presión del gobierno de los Estados Unidos, comenzaba la ardua tarea de posicionarse como la línea aérea más antigua de América, pero el país, carecía de la infraestructura que le permitiera acceder fácilmente a esta categoría y mantenerse, toda vez que las aerolíneas debían tener sus propias terminales aéreas.

Si se recuerda, en el pasado relativamente reciente, Cúcuta tuvo hasta tres aeropuertos –leer crónica “Cuando Cúcuta tenía dos aeropuertos”, por la sencilla razón, que la empresa dueña de su terminal no permitía la operación de las demás aerolíneas, ya que constituían una competencia indeseable para sus intereses.

Recuerden el ‘Aeropuerto de Lansa’ en San Luis, llamado así por pertenecer a esa empresa aérea. Por eso mismo, Avianca tuvo que construir Cazadero, pues el aeropuerto de Los Patios, había sido clausurado por sus difíciles condiciones, las cuales no garantizaban la seguridad de las operaciones aeronáuticas.

Con la construcción del aeropuerto Cazadero, terminado en el año 1945, comenzaron las operaciones de Avianca y posteriormente, en septiembre de 1951, ésta adquirió el control de Lansa y todas las operaciones fueron trasladadas al nuevo aeropuerto.

A partir de ese momento, Avianca comenzó a desplegar una agresiva campaña comercial, con vuelos nacionales y algunos internacionales a destinos cercanos, particularmente a Centroamérica, el Caribe y Suramérica.

Uno de los primeros itinerarios potenciales fue Venezuela y la ciudad escogida fue Maracaibo como destino y Cúcuta como puerto de salida. La escogencia de la ruta, tenía sus razones económicas, pues la relación entre las dos ciudades era evidente y buena parte del tráfico de mercancías, tanto las que salían exportadas como las que ingresaban al país, se hacía por esta vía.

En aquella época, los trámites migratorios no eran tan complejos como lo son hoy en día, así que éstos, realizados por el SIC, eran una mera formalidad, muchas veces no realizada o inoperante, según la disposición del funcionario de turno.

La ruta de navegación aérea, como se llamaba entonces, se inauguró formalmente el 16 de octubre de 1948, con bombos y platillos y con el boato que ameritaba la ocasión.

Previamente, como es usual en estos casos, se había lanzado una campaña informativa con los agentes de la compañía y con las pocas agencias de viaje existentes, comunicando al público que el trayecto Cúcuta – Maracaibo estaría en operación a partir del lunes 18 de octubre.

El valor del trayecto, en un solo sentido, era de $45 y el viaje redondo $81. De igual manera, se ofrecía el trayecto desde Bogotá con una tarifa de $85 y el viaje de ida y regreso costaba $145.

Los equipos utilizados eran parte de la moderna flota de aviones Douglas DC-3, adquiridos recientemente. También se ofrecía la conexión a Caracas a través de la venezolana Avensa. Los vuelos de itinerario se programaron para los días lunes y jueves y desde el mismo día del vuelo inaugural tuvieron la acogida esperada.

Este plan duró varios años, hasta que la demanda decreció, razón por la cual, este trayecto fue trasladado a Barranquilla para posteriormente suspenderse, tras perderse el atractivo y las oportunidades.

Tal como estaba programado, el 16 de octubre, Avianca dispuso de un avión exclusivo, para los ministros, encabezado por el canciller doctor Eduardo Zuleta Ángel quien vino acompañado del ministro de guerra, mariscal Germán Ocampo y del ministro de comunicaciones José Vicente Dávila Tello y de los senadores y representantes del Norte de Santander, así como del embajador de Venezuela en Colombia Mariano Picón Salas.

En Cazadero estaban los dignatarios de la ciudad y el departamento, todos militares, que ejercían sus funciones por órdenes presidenciales, después de los hechos funestos del 9 de abril.

Entre el público se destacaban dos personalidades, el párroco Daniel Jordán y el doctor Ramón Cárdenas Silva, a quienes fue a saludar el ministro Zuleta Ángel, quedándose con ellos hasta el momento del abordaje del vuelo inaugural.

Iniciado el despegue, los pasajeros fueron contemplando el verde de la selva y unos minutos más tarde el verde del mar, al sur del Lago de Maracaibo.

Fue un corto viaje y la recepción en el aeropuerto de destino, se destacó por el protocolo y la baraúnda propia del tropicalismo Caribe.

La bienvenida fue una feliz improvisación del presidente del Estado Zulia, el doctor Felipe Hernández, quien con copa de champaña entonó con bello estilo, un mensaje de bienvenida, para decir las cosas que halagan los sentimientos de los visitantes, “de los venezolanos de más allá de las fronteras y de los colombianos de más acá de las líneas occidentales que nos dividen.”

El mensaje de bienvenida fue respondido, en el mismo tono amable de su interlocutor por el Canciller Zuleta diciendo, “… así como en el pasado nos unimos para la libertad política, en el futuro debemos estarlo para la emancipación económica, porque necesitamos salarios altos para nuestros trabajadores, sin la intervención del capital extranjero.”

La recepción continuó en el Club del Comercio de la ciudad marabina, contando con la presencia de los exponentes más representativos de la industria, la sociedad y los negocios.Terminado el encuentro, la delegación regresó a la ciudad. 

Bien entrada la tarde, ya en Cúcuta, Avianca tenía preparada una atención en el Club Tenis a la cual asistieron, además de los pasajeros llegados de Maracaibo, los políticos, comerciantes, industriales y personajes que no viajaron, quienes querían aprovechar la oportunidad para exponer sus inquietudes a los funcionarios del alto gobierno que estaban de visita, pues además de los arriba mencionados, estaban presentes, el presidente del Senado, doctor Alfonso Romero Aguirre, el presidente de la Cámara de Representantes, Guillermo Ángel y una delegación de los más importantes periodistas capitalinos, entre quienes se contaban, Roberto García Peña, Guillermo Cano, Enrique Gómez Hurtado, Darío Samper y Alberto Galindo.

En concreto, lo que lograron los empresarios de la ciudad, de esta visita, fue el incremento de los cupos de importación, entonces tan importantes en la vida económica de la ciudad, hecho en el que tuvo importante influencia el doctor Guillermo Eliseo Suárez, al convencer de su necesidad a los representantes oficiales en el último día de su visita.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario