lunes, 19 de diciembre de 2016

1047.- PARAMO TAMA, FABRICA DE AGUA BLINDADA A LA MINERIA



Eduardo Rozo

Un tapete de frailejones se dibuja a 3.400 metros de altura. Allí, la ventisca pone a danzar la vegetación, mientras una densa capa de neblina da giros en el frío ambiente, al tiempo que choca contra una cortina de rocas por la que se deslizan hilos de agua que son absorbidos por el suelo, dando origen a turberas, lagunas, arroyos, quebradas y ríos; fuentes inagotables de vida.

El frenético paisaje cobra vida en la cima del Tamá, páramo con un alto grado de conservación que recientemente fue delimitado por el Ministerio de Ambiente, perpetuándolo como una perfecta fábrica de agua de la que se benefician más de dos millones de habitantes.

El Tamá está anclado a los municipios de Herrán y de Toledo en su mayor extensión y de acuerdo con la delimitación del Minambiente una pequeña porción hace parte de Chinácota.

Sin embargo, el páramo es compartido con Venezuela (estados Táchira y Apure). Del lado colombiano lo cuida Parques Nacionales Naturales de Colombia y en el vecino país lo hace el Instituto Nacional de Parques (Inparques).

Para entender la dinámica de la delimitación, es preciso conocer que en Colombia se creó en 1977, el Parque Nacional Natural Tamá, que tiene una extensión de 48.000 hectáreas. Una parte corresponde a zonas de páramo y también se encuentran bosques andino y alto andino.

Con la delimitación, se priorizaron 21.374 hectáreas como páramo, quedando 11.600 dentro del Parque Natural y 9.774 por fuera, cuya conservación debe ser garantizada por la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor).

Paso a paso

El Ministerio de Ambiente emitió la Resolución 1556 fechada el 26 de septiembre de 2016, mediante la cual delimitó el Tamá.

Sin embargo, el proceso se inició en noviembre de 2014, cuando la Universidad de Pamplona fue contratada por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos  Alexander Von Humboldt, para hacer un estudio de caracterización económica, social y biológica del Tamá.

Dicho estudio debía ser supervisado por Corponor y la interventoría estaba a cargo del Instituto Humboldt.

Cumplido el trabajo de la Unipamplona, se sugirieron 16.000 hectáreas que debían ser delimitadas como páramo. Para determinar la cifra se tomó como línea de partida los 2.600 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m).

Tras la revisión de la corporación ambiental se detectaron debilidades en el estudio, especialmente en la poca profundidad social y económica (mapa predial nulo).

Por ello, Corponor hizo ajustes y tomó como línea de partida los 2.800 m.s.n.m., desde donde técnicamente existen condiciones biológicas para los ecosistemas de páramo.

El estudio final se envió al Instituto Humboldt antes de terminar el primer semestre de este año, con la priorización de 13.513 hectáreas.

Pese al estudio hecho en el territorio, el Ministerio de Ambiente delimitó 21.374 hectáreas, sin conocerse el mecanismo utilizado para llegar a esa cifra, pese a que la Dirección de Bosques del Minambiente fue consultada con insistencia por este medio y por la oficina de prensa de la cartera.

Para tener en cuenta

La delimitación ha generado cuestionamientos en el territorio porque  se emitió la Resolución 1556 y de acuerdo con el artículo 13, la misma debía ser comunicada a 14 entidades nacionales y regionales, entre ellas la Gobernación de Norte de Santander, Corponor y las alcaldías de Chinácota, Herrán y Toledo.

A ninguna de las instituciones en el departamento ha sido enviado el documento.

Dentro del área delimitada hay vigentes cuatro títulos mineros de carbón (dos en Toledo e igual número en Herrán), con vigencia hasta 2037.

Los mismos, de acuerdo con la figura de área protegida, deben entrar en un proceso de cierre, por tanto en Colombia los páramos están blindados a la minería.

El protocolo para la finalización de la explotación debe ser coordinado por la Agencia Nacional de Minería con el apoyo de Corponor.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario