PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

lunes, 19 de diciembre de 2016

1047.- PARAMO TAMA, FABRICA DE AGUA BLINDADA A LA MINERIA



Eduardo Rozo

Un tapete de frailejones se dibuja a 3.400 metros de altura. Allí, la ventisca pone a danzar la vegetación, mientras una densa capa de neblina da giros en el frío ambiente, al tiempo que choca contra una cortina de rocas por la que se deslizan hilos de agua que son absorbidos por el suelo, dando origen a turberas, lagunas, arroyos, quebradas y ríos; fuentes inagotables de vida.

El frenético paisaje cobra vida en la cima del Tamá, páramo con un alto grado de conservación que recientemente fue delimitado por el Ministerio de Ambiente, perpetuándolo como una perfecta fábrica de agua de la que se benefician más de dos millones de habitantes.

El Tamá está anclado a los municipios de Herrán y de Toledo en su mayor extensión y de acuerdo con la delimitación del Minambiente una pequeña porción hace parte de Chinácota.

Sin embargo, el páramo es compartido con Venezuela (estados Táchira y Apure). Del lado colombiano lo cuida Parques Nacionales Naturales de Colombia y en el vecino país lo hace el Instituto Nacional de Parques (Inparques).

Para entender la dinámica de la delimitación, es preciso conocer que en Colombia se creó en 1977, el Parque Nacional Natural Tamá, que tiene una extensión de 48.000 hectáreas. Una parte corresponde a zonas de páramo y también se encuentran bosques andino y alto andino.

Con la delimitación, se priorizaron 21.374 hectáreas como páramo, quedando 11.600 dentro del Parque Natural y 9.774 por fuera, cuya conservación debe ser garantizada por la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor).

Paso a paso

El Ministerio de Ambiente emitió la Resolución 1556 fechada el 26 de septiembre de 2016, mediante la cual delimitó el Tamá.

Sin embargo, el proceso se inició en noviembre de 2014, cuando la Universidad de Pamplona fue contratada por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos  Alexander Von Humboldt, para hacer un estudio de caracterización económica, social y biológica del Tamá.

Dicho estudio debía ser supervisado por Corponor y la interventoría estaba a cargo del Instituto Humboldt.

Cumplido el trabajo de la Unipamplona, se sugirieron 16.000 hectáreas que debían ser delimitadas como páramo. Para determinar la cifra se tomó como línea de partida los 2.600 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m).

Tras la revisión de la corporación ambiental se detectaron debilidades en el estudio, especialmente en la poca profundidad social y económica (mapa predial nulo).

Por ello, Corponor hizo ajustes y tomó como línea de partida los 2.800 m.s.n.m., desde donde técnicamente existen condiciones biológicas para los ecosistemas de páramo.

El estudio final se envió al Instituto Humboldt antes de terminar el primer semestre de este año, con la priorización de 13.513 hectáreas.

Pese al estudio hecho en el territorio, el Ministerio de Ambiente delimitó 21.374 hectáreas, sin conocerse el mecanismo utilizado para llegar a esa cifra, pese a que la Dirección de Bosques del Minambiente fue consultada con insistencia por este medio y por la oficina de prensa de la cartera.

Para tener en cuenta

La delimitación ha generado cuestionamientos en el territorio porque  se emitió la Resolución 1556 y de acuerdo con el artículo 13, la misma debía ser comunicada a 14 entidades nacionales y regionales, entre ellas la Gobernación de Norte de Santander, Corponor y las alcaldías de Chinácota, Herrán y Toledo.

A ninguna de las instituciones en el departamento ha sido enviado el documento.

Dentro del área delimitada hay vigentes cuatro títulos mineros de carbón (dos en Toledo e igual número en Herrán), con vigencia hasta 2037.

Los mismos, de acuerdo con la figura de área protegida, deben entrar en un proceso de cierre, por tanto en Colombia los páramos están blindados a la minería.

El protocolo para la finalización de la explotación debe ser coordinado por la Agencia Nacional de Minería con el apoyo de Corponor.







El área natural tiene una extensión de 48.000 hectáreas.

En el lugar hay comunidades vegetales dominantes como los frailejones.

Espacios como este se disfrutan en el parque Tamá.

El oso andino es uno de los habitantes del Parque Natural Nacional Tamá.

Una de las aves más sobresalientes el paujil copete de piedra.

Norte de Santander es tierra de riquezas, de ese oro verde que algunos no ven. Esos tesoros invaluables son los las áreas naturales, estratégicas para el desarrollo de la vida animal, vegetal y humana.

La región cuenta con los espacios Motilón Barí, Los Estoraques, Sisavita, Santurbán, Almorzadero y Tamá, este último arribó a sus 40 años, tras su creación el 2 de mayo de 1977. Una zona de 48.000 hectáreas que se encuentra entre los municipios Toledo, Herrán y Chinácota.

Esta área presenta conectividad ecológica con el Parque Nacional El Tamá de Venezuela, cuyas áreas conforman conjuntamente el macizo Tamá, área protegida fronteriza de carácter binacional, según Parquesnacionales.gov.co.

Una variada fauna

De acuerdo con Parques Nacionales, los mamíferos más notables son el oso andino, el marsupial, los venados, el león amapola y el oso hormiguero.

También están el piro, el venado, la lapa, el chigüiro, el zorro perruno, el chácharo, el báquiro o cafuche, el ratón de agua, la nutria, la danta, el león amapolo, el mapuro, la fara y el ratón silvestre, endémico igualmente.

Las aves más sobresalientes son el paujil copete de piedra, el colibrí de páramo, el guácharo y el periquito aliamarillo, la cual es especie endémica de la región. Asimismo, se encuentran el gallito de roca, la gallineta de monte, el perico multicolor y el carpintero real.

Su flora 

En el Parque Natural Nacional Tamá hay comunidades vegetales dominantes como matorrales, frailejones, pajonales, rosetales o puyas. “Son frecuentes las rosetas gigantes de especies de puya, las cuales se encuentran en zonas extensas del páramo del Cobre y zonas aledañas y el bambú paramuno”, señala Parquesnacionales.gov.co.

Los sitios de más interés del parque son: la cascada frente al páramo Bélgica, páramos Tamá, Santa Isabel y Banderas, Alto del Táchira, Cueva de los Guácharos y la cabaña de visitantes en el sector de Orocué.

¿Cómo se llega?


Se puede arribar al parque desde Cúcuta o Pamplona.

1. Ruta Cúcuta-Chinácota-Ragonvalia-Herrán.

2. Ruta Pamplona-Toledo-Chinácota-Ragonvalia-Herrán.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario