PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

TERREMOTERO -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

domingo, 22 de julio de 2018

1342.- YOLIMA PEREZ, LAS VOCES DEL RECUERDO NUNCA SE APAGAN



Terremotero

Yolima y Aída, "Hermanitas Pérez", con su padre Benjamín Pérez Pérez.

Frente a la piscina del Club de Cazadores departían los conversadores. Había caído la tarde. Corría el año 1975. Tres hombres y un niño sentados a la mesa. Roberto Fuentes París, Arnulfo Briceño y Alfredo Díaz Calderón. La conversación entusiasmada giró en torno a los 25 años del programa ´BUSCANDO UNA ESTRELLA´. Rememoraban a Jesús David Quintana y Yolima Pérez.

El famoso cantautor del himno al llano, muy inspirado y emocionado, tomó la guitarra en algún momento. Improvisó de forma espontánea y expresó a capela el pequeño estribillo. Hizo brindar al cielo junto a los contertulios. Entonces apareció su magistral voz:

Roberto Fuentes París
con su tierra bella,
un cuarto de siglo hay bajo sus pies,
buscando estrellas…

Abruptamente, al otro día desperté entre inconfundible voz femenina. Era mi padre, escuchando en antigua radiola el éxito musical de Yolima Pérez. Eran discos grandes llamados LP, gigantes plataformas redondas muy brillantes. Ahora 40 años después, revivo las sensaciones acongojadas en medio de las remembranzas.

La noticia aparecida en portal de YouTube donde el crítico musical Rubén Darío Vanegas García, informa del sensible fallecimiento de la cantante nortesantandereana el día 27 Mayo de 2017. Pareció reafirmar el titular del sencillo homenaje In Memoriam: ´Las voces del recuerdo nunca se apagan´. Al final Venegas García expresa: Esa noticia nos sorprendió.

Fueron aquellos días memorables e imborrables para los cucuteños. Años parecen detenerse en medio de añoranzas. Quiero viajar con historias escuchadas y volver a estar allí. Repasar lecturas de ayer y poder nutrirme con juventud de épocas gloriosas donde el ADN del baloncesto se entrelazó con hermosos cantos surgidos de Las Hermanitas Pérez.


Aída y Yolima Pérez, de niñas después de participar en ´Buscando una Estrella´, se iniciaron en la emisora Nuevo Mundo de Bogotá, año 1955, en la interpretación musical que las llevó a grabar entre muchísimas versiones musicales de gran aceptación: boleros, bambucos y otros ritmos con los que impusieron su estilo que marcó toda una época romántica en el país.

Eran Aida y Yolima voces magistrales. Habían llegado desde La Playa de Belén muy cerca de Ocaña. Se instalaron en Cúcuta. Inmediatamente se hicieron las más fieles hinchas y animadores de los equipos de baloncesto en Cúcuta. El baloncesto atrapó sus voces y ellas enlazaron con encantos el deporte.

´BUSCANDO UNA ESTRELLA´, el famoso programa radial dirigido y producido por Don Roberto Fuentes París, eximio locutor y presentador, fue el lanzamiento de Yolima. Otrora época a inicios de década del 50 y mediados del 70. Don Roberto, creó el programa radial de canto más sensacional de todos nuestros tiempos. Surgen allí los grandes, Jesús David Quintana, Arnulfo Briceño y Yolima Pérez.

Recuerdan así los anhelos del ahora anciano emérito: Acudíamos todos los días domingos a las 10 de la mañana, allí muchos baloncestistas cucuteños fuimos muy felices. Existían fascinantes presentaciones artísticas. Las hermanas Pérez eran delirio para la ciudad. En su honor, debí bautizar a mi tercera hija en año 1971 con el nombre de Yolima.

Me encuentro frente al teclado, ahora experimento haber llegado desde viajes del pasado. Son amaneceres esperanzadores donde manos diestras de nonas requieren destreza para atinar el punto exacto del exquisito manjar llamado ´mielmesabe´. Dulce elaborado con leche de cabra cortada. Exquisito aroma y gran sabor deleitaba los paladares de las muy admiradas cantantes románticas.

Brotaba desde los rincones la hermandad del baloncesto cucuteño. Interminables sensaciones, acompañan sin saber por los tiempos que fuimos. Irremediablemente estuvimos adheridos a tejidos entre la realidad y los sueños por alcanzar memorias sublimes. Acompaño con letras los instantes para poder verte otra vez, amiga Yolima. Sentir tu voz y contigo la tierra hermosa donde nací, es revivir alegrías.

Me pregunto dónde estarás y me respondo, cantando junto a los ángeles, danzando para animar todas las estrellas. Recordamos para saber que a pesar de tu larga ausencia en Estados Unidos de América, siempre fuiste parte nuestra.

Cuentan leyendas así:

Estábamos concentrados en 1953 en Bogotá. Desde hacía varias semanas entrenando, días previos para viajar a Montevideo. Estábamos allí cuatro cucuteños integrantes de la Selección Colombia de Baloncesto. El ´Mico´ Soler, los hermanos Díaz y David Morantes. De repente, aquel día en medio de nostalgias por añorar a mi madre y el entorno de la panadería, Carlos recibió la llamada telefónica. Eran Las Hermanitas Pérez. Invitaron a los cuatro cucuteños para departir en casa junto a sus padres.

Ellas radicaban en la capital, ya eran artistas muy famosas. Solicitamos permiso el entrenador panameño Manuel J. Hurtado. Pero se negó rotundamente. El director técnico nos adujo que esto rompía la unidad del grupo en la concentración deportiva.

Entonces las hermanitas Pérez tomaron un taxi, muy ansiosas hablaron directamente con el entrenador. Expresaron que harían una velada musical privada para todos los 12 jugadores y donde su padre magistralmente acompañaría la guitarra. Recuerdo esa tarde inolvidable. Yolima con Aida cantando boleros y música mexicana, nos deleitaron a toda la Selección. Fue un día imborrablemente irresistible a los recuerdos infinitos.

Hemos vuelto por los sueños y anhelos de siempre. Parece fue ayer,  todavía las veo y oigo cantar. Dejaron arraigos con cada letra nacida del tono de sus encantos. Conjugan sentires de familias que poblaron calles polvorientas, plasman infinidad de sentires que ahora levantan esperanzas con el resurgir de corazones románticos por canciones.

Yolima avizoró el sentir profundo y alcanzó los sentimientos intangibles, nos dejó las manos manchadas por aromas de tierra que nos vio crecer. Sitial donde todo parece cuentos, metáforas, película viva, túnel del tiempo. Viajamos con formas permanentes en medio de árboles verdes y frondosos.

Querida Yolima, hoy quiero soltar al cielo un estribillo de tus canciones: Tengo la frente cansada de tanto meditar tu ausencia, una nostalgia marcada en cada rincón del alma…

Eramos tierra pequeña pero unida, nos unió la misma pasión intestina, la tierra, el baloncesto y las canciones. Aquí relato por manos del empírico escritor que intenta doblegar tiempos perdidos y soñó convertirlos en sentires traídos de ayer. Evoca lo que fuimos como pueblo, ahora convertidos en ciudad.

Todos fuimos el mismo ferrocarril que viajo los tiempos infinitos. Calmamos nuestra sed con el vapor que nace del golpe del sol contra acero del riel. Tierra donde quieres casarte mil veces y tener dos mil hijos. Jamás partir. Aquí los hijos no nacen en cuna, sino en baúles llenos de recuerdos con sorpresas en fotos viejas.

Nada podrá intentar en medio de remembranzas, cortar las raíces de sentires del árbol que plantó y germinó semillas del dolor para luego convertirlas en transformación de vida. Todos volveremos hechos letras, recopilaciones, anécdotas, recuerdos, arraigos y añoranzas.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario