domingo, 5 de marzo de 2017

1086.- ´EL POLLO´ EDUARDO GONZALEZ DAVILA



Gastón Bermúdez Vargas


Eduardo González Dávila, más conocido como “El Pollo” en la ciudad y como ´lalo´ entre su familia, nació en Cúcuta el 13 de octubre de 1944, hijo de don Carlos Arturo González y doña Matilde Dávila Díaz, vivieron la mayor parte del tiempo en el barrio Latino  junto con sus otros hijos Carlos ´tuto´,  Alberto y Matilde ´matucha´.
                                                                              
Estudió en el colegio La Salle, donde aprendió y practicó el baloncesto y se graduó de bachiller en 1962. Entre sus compañeros se encontraban Eduardo ´el mono´ Barreto, Jorge ´chancharal´ Sánchez (+), el ´mono´ Miguel Cárdenas y Alvaro ´flecho´ Hernández, importantes basquetbolistas del Norte de Santander. También fue compañero de Jaime Blanco, excelente futbolista muy recordado por los cucuteños por haber fallecido trágicamente a los días de haber ellos recibido el título de bachiller.   

En esa época, los colegios de los Hermanos Cristianos: Provincial, Sagrado Corazón y La Salle, se distinguían además de su educación, por ser centros semilleros de jugadores de baloncesto de la considerada “Epoca de Oro” del baloncesto del Norte de Santander.

“El Pollo” González jugaba de alero y se destacaba por sus descolgadas, elegancia en su juego y buen lanzamiento a larga distancia. Representó al Norte en dos campeonatos juveniles de basquetbol, el de Popayán en 1961 dirigido por Hugo Torres y el de Neiva en 1962 bajo la dirección técnica de Hernán ´pipo´ Gómez, que obtuvieron el  subcampeonato y campeonato respectivamente.

Además fue integrante del equipo que condujo Hilario López, y que consiguió por primera vez para el Norte el  campeonato nacional de la categoría mayores, en Manizales en 1966 y asistió al XIX Campeonato Nacional de Básquetbol, en Barranquilla en 1967.

Le gustaban las fiestas, fue parrandero  y un buen bailarín. Como buen cucuteño, era “tomador de pelo” y gustaba de las tertulias y las chanzas a sus amigos.

Recuerdo cuando en un equipo de Centrales Eléctricas en 1966, fuimos invitados a jugar a Bucaramanga, organizado entre su hermano ´tuto´ González por Centrales y Eduardo ´pote´ Silva por Coca Cola - Bucaramanga, a una serie amistosa contra  el equipo de dicha empresa, de la cual salimos victoriosos, y para festejarlo fuimos al sitio famoso del momento, ´La Tusa´, un lugar cervecero con buena música que tenía aquellas mesas y sillas de bar de metal.  

A “El Pollo” no se le ocurrió otra cosa sino buscar chicles y cerillas de fósforos, y cuando estábamos todos conversando muy animadamente, comenzó a colocar discretamente por debajo del asiento de metal los fósforos prendidos pegados con chicle, que si la víctima estaba sentada al ratico comenzaba a moverse todo inquieto y de pronto saltaba; y si estaba parada y se sentaba, brincaba inmediatamente.

Norte sub-campeón Juvenil 1961, Popayán. De pie, izq. a der. : Director Técnico Hugo Torres, Carlos Pérez, Alberto Sánchez, Eduardo Silva, Carlos Niño y Juan José Lamk; Agachados: Eduardo González, Hernando Moreno, León García Herreros, Luis Pérez, Antulio Casanova, Eduardo Galavís y Jaime Maldonado.

A mediados de los años sesenta en Cúcuta se hizo famoso vacilar a los amigos, y se inventó el famoso ´llamato´, que consistía en gritarle al amigo que caminaba por algún sitio de Cúcuta, esconderse detrás de un grupo de amigos, una columna o al cruzar la esquina, y sacar la mano saludándolo. Unos no le paraban, otros buscaban sin éxito a la persona o saludaban sin sentido según el caso, y algunos caían por la curiosidad y se acercaban hasta identificar el personaje.

O también en reuniones de amigos, se estiraba el brazo y se le tocaba el hombro en forma sigilosa a alguno de los más retirados y luego se hacía el desentendido, ocasionando la reacción y extrañeza en el afectado, quien pasaba la vista por todos los integrantes del grupo para descubrir al culpable.

Eduardo fue uno de los personajes ejecutores más connotados de estas bromas.

Eduardo con su nieta Fátima

Contrajo matrimonio con Cecilia Contreras, en octubre de 1974, y de dicha unión nacieron sus hijos Johana Patricia y Andrés Eduardo, quienes les dieron tres nietos: Johana y Pablo por el lado de Johana y Fátima por parte de Andrés.

Inicialmente laboró en la gobernación del departamento específicamente en la Secretaría de Obras Públicas bajo la dirección inmediata de Rolando Peñaloza Adder. Y en gran parte de su vida trabajó con el sector asegurador, donde era muy conocido y apreciado.


En el billar del Club Tennis en julio de 2011. De izquierda a derecha. De pié: Jorge Ortega y Juan Manuel López. Sentados: Gastón Bermúdez, ´El Pollo´ González, Gabriel Flórez, Alvaro Hernández, Hugo Lóndero, Manuel Díaz Caro y Juan Pabón.
  
Siempre le gustó el deporte en general, que practicaba en sus ratos libres. Fue socio y miembro de la junta directiva del Club Cazadores, donde practicaba con sus compañeros el baloncesto o el tejo,  y en los últimos años, como socio del Club Tennis, jugaba al billar que era su favorito al final, quizá motivado por su consuegro Hugo Lóndero.

Falleció en Cúcuta a los 72 años, el 13 de enero de 2017, su muerte sorpresiva, causó mucha consternación entre sus amigos y familiares. El amigo y basquetbolista Gustavo Martínez Badillo manifestó sobre su partida:

Lamento la partida de  ´EL POLLO´, seguramente como refuerzo del equipo celestial…!

No hay comentarios:

Publicar un comentario