PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

TERREMOTERO -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

jueves, 22 de marzo de 2018

1279.- SABORES DE CUCUTA



Alicia Pepe/ Marina Ramírez/Marina Ramírez

UNA NOCHE EN LA 'CALLE DE LA MORCILLA' DE CUCUTA


A las 4:30 de la tarde, el humo blanco comienza a brotar de pequeñas parrillas artesanales que adornan el frente de la plaza de mercado La Cabrera, en la calle 18 del barrio del mismo nombre, en Cúcuta. Dirección: Calle 18, entre avenida 4ta y 5ta, barrio La Cabrera, Cúcuta

El olor a morcilla va impregnando cada metro cuadrado de esta popular calle. Los vendedores alzan la voz para hacerse notar entre la música que suena de fondo, especialmente de la salsa erótica de los cantantes Eddie Santiago y Maelo Ruiz. Acto seguido, extienden las manos e invitan a transeúntes y motorizados a probar sus productos.

“Siga mami, venga, la prueba”, “Pase caballero, pruébela”, “Venga, siéntese”, son las frases hechas himnos, cada tarde, en la llamada ‘Calle de la mor… cilla’.

Atraer a los clientes tiene su ciencia. Un trozo de morcilla envuelto en una servilleta blanca se les ofrece a modo de cortesía. Mientras las personas van mordiendo la porción, el vendedor los conduce a la mesa y les comenta cuál es el menú.

La unidad de morcilla, un embutido sin carne hecho con sangre coagulada de cerdo, tiene un valor de 2 mil pesos; una picada mixta, con oreja, trompa, carne, bofe, hígado, morcilla y chorizo, servido con papas y yuca asada, se ofrece a 6 mil pesos. Para dos personas puede variar entre 10 y 12 mil pesos.

Una picada mixta individual vale $6.000 pesos.

“No hay nadie que se resista a comer la picada mixta y la morcilla picadita. Es una tradición familiar muy cucuteña”, cuenta Yuri Sequeda, una mujer de 27 años, de mirada afable y pausada voz, que a diario puede atender a unas 40 personas.

A esta famosa calle han llegado rostros de la televisión colombiana. El actor Gregorio Pernía y el presentador Carlos Vargas también han probado esta preparación muy típica en toda Colombia.


Así es la fachada del popular mercado, antes de que comience la venta de morcillas

Junto con Yuri, otros 6 vendedores, casi todos de una misma familia, atienden de lunes a sábado a los comensales. Yolanda Hernández, mamá de Yuri, tiene 14 años vendiendo morcillas en esta calle. Pero anteriormente, permaneció por  20 años ofreciendo este producto en la avenida 5ta con calle 16, donde actualmente funciona la universidad Minuto de Dios.

"Eran tiempos mejores. Se vendía más porque estábamos más cerca del centro", recuerda doña Yolanda, de 54 años, quien aprendió del oficio gracias a su mamá Otilia Hernández. 

En el 2003, según recuerda Yuri, durante el mandado del alcalde Guillermo Mora, todos los vendedores fueron reubicados a esta plaza de mercado, en el que actualmente venden morcillas, de lunes a sábado, hasta las 8:30 de la noche.

Pero la faena laboral es mucho más larga y pesada de lo que la gente se imagina...

Los vendedores afinan los detalles para recibir a la clientela

Todo inicia en Cenabastos

A las 2:00 de la tarde, doña Vilma, doña Margot y doña Aidé, Karina y Jesús, también vendedores de morcilla, llegan al mercado a armar mesas, a arreglar sillas y a poner a freír las morcillas frente a los ojos de los vecinos y transeúntes. Aunque llevan a cuestas de 10 a 11 horas continuas de trabajo, se les ve con energía y con buen semblante para continuar con la jornada de trabajo.

Lo que muchos ignoran es que es en la madrugada (a las 3:00 am) cuando comienza la verdadera faena. En Cenabastos pasan de una a dos horas escogiendo la sangre, la tripa, las asaduras y las cabezas de cerdo, materia prima primordial para preparar esta exquisitez. 


Las piezas son picadas frente a los ojos de los clientes

En las bolsas de mercado también llevan arroz, papa, yuca, arvejas y condimentos como perejíl cimarrón y apio España. 

"A las 5:00 de la mañana comenzamos a preparar las morcillas en casa. Se pican las hierbas, se limpia la tripa, se prepara el arroz, (que lleva grasas de cerdo y se le agrega los vegetales y las hierbas). Se deja cocer un tiempo y luego se embute en la tripa", explica Jesús Torres, quien es el único hombre que vende este alimento allí.

Él y su mamá Aidé se visten filipinas de chef rojas, con un estampado en el que se lee "Fritanga Chucho" en letras blancas. 

Ya el reloj marca las 11:00 am y es hora de acomodar todo en casa, para empezar a trasladar los alimentos para el mercado. Entre 20 y 25 kilos de arroz se ofrecen cada noche. Esa es la medida que emplean los vendedores para aproximarse a la cantidad de embutido que venden. Podría equivaler, en conjunto, a unas 150 morcillas. 

A las 3:30 de la tarde lllegan en camionetas y comienzan a bajar olletas atiborradas de alimentos recién fritos. Los vendedores instalan las parrillas, encienden el fogón y en unas mesas de metal acomodan los aderezos, los aceites, envases y cubiertos plásticos.

Cada uno asea el área de trabajo, desde las desteñidas losas de arcilla del piso hasta las sillas donde se sentarán los futuros clientes.

En el mercado convergen seis vendedores de morcilla

Si bien es largo y extenuante la jornada, -más de 16 horas- todos se sienten agradecidos por llevar productos hechos con amor y con productos de buena calidad a cucuteños y turistas.

"Fueron nuestras madres las que nos enseñaron a hacer morcilla. Es algo que llevamos en la sangre y sabemos que son las mejores, porque todos los preparamos con cariño para la gente", finaliza la vendedora doña Vilma Peña, de 54 años, quien levantó a sus seis hijos, todos graduados universitarios, gracias a las ventas de este alimento.

¿Lo sabías?

La morcilla es un embutido a base de sangre coagulada y cocida, generalmente de cerdo, y de color oscuro. Suele mezclarse con grasa de cerdo, y además, contiene algún otro ingrediente no cárnico para aumentar su volumen, como arroz u otros cereales, miga de pan o cebolla.

La sangre de cerdo con la que se fabrica este alimento aporta 42 miligramos de hierro cada 100 gramos. Además, en esa cantidad, aporta 18.50 gramos de proteínas y 6.30 miligramos de calcio.

CORTADOS DE LECHE DE CABRA, LA TRADICION DULCERA DE 'LOS CUELLAR'



Los cortados de leche de cabra, hacen parte de los dulces típicos de Norte de Santander y José Agustín Cuellar, lo ha tenido claro desde su niñez, tanto así, que dedicó su vida a perfeccionar esta preparación.

Hoy, a sus 73 años, recuerda con cariño esos días de su infancia en los que su mamá lo descrestaba mientras preparaba el dulce de calostro. “Siempre me llamó la atención el tema de preparar dulce. Mi mamá a veces hacía dulce de calostro y me gustaba ponerle cuidado. De ahí tomé varias ideas para hacer lo que hoy hago con los cortados de leche de cabra”.

En la fotografía está José Cuellar en compañía de su esposa.

Aunque su mamá fue una de sus mejores influenciadoras, Cuellar asegura que debe gran parte de su receta y la tradición dulcera a dos grandes amigos. “Comencé hace más de 30 años y poco a poco he venido tecnificando la forma de preparar este dulce”.

Pero todo no ha sido color de rosa, inicialmente el dulce se le dañaba en muy poco tiempo, solo duraba entre 4 y 5 días, hasta que un químico le enseñó la fórmula para que pudiera estar en perfectas condiciones por 90 días aproximadamente.

Este dulce, completamente natural y sin conservantes, ha estado presente en la vida de varias generaciones cucuteñas, así como ha sido el motor de la familia Cuellar.

Aunque la empresa, que inicialmente se llamaba 'Restaurante y Dulcería El Cabro Dorado', aún no tiene un nombre establecido, sus cortados se venden en una presentación bastante peculiar que no ha cambiado desde sus inicios: Caja blanca con la frase 'Cortados de Leche de Cabra' en letras rojas. En la fotografía Grecia Cuellar está en compañía de su mamá.

Grecia Cuellar, hija de José Agustín, asegura que su familia ha salido adelante, en gran parte, gracias a los cortados de leche de cabra que prepara su papá.

“Mi papá solo estudió la básica primaria, pero gracias a su pasión por preparar este dulce ha logrado sacar adelante la familia. Actualmente mi hermano y yo somos profesionales, mi papá ya tiene su local, es su propio jefe y tenemos la estabilidad que él siempre quiso” comenta.

Este negocio familiar, inicialmente funcionaba como restaurante y dulcería, se llamaba ‘El Cabro Dorado’ pero desde hace 1 año, exclusivamente se dedica a la producción de cortados y queso de leche de cabra.

“Todos los días se hace dulce y los distribuimos en los sitios donde se venden” afirma Grecia. En promedio, producen diariamente entre 40 y 50 cajas que pueden contener entre 6 y 12 cortados.

“Mi papá se encarga de cada detalle de la receta, mi tío le ayuda a batir y mi mamá a empacar el producto en la caja” cuenta Grecia.

Su finca, ubicada en el kilómetro 6, vía Puerto Santander, ha sido testigo del crecimiento y la evolución de este emprendedor que dedicó gran parte de su vida a buscar la mejor fórmula para preparar un cortado de leche de cabra que representara a la región nortesantandereana de la mejor manera.

¡El secreto de un buen cortado!

En la pasada edición del Festival de Colonias de la Feria de Cúcuta, hicieron presencia en un 'stand' en el que los cucuteños pudieron degustar este dulce típico de la región.

De acuerdo con José y Grecia Cuellar, para garantizar un producto de excelente calidad y sabor inigualable, debes tener en cuenta lo siguiente:

·         La leche de cabra, preferiblemente estar ser recién ordeñada al momento de preparar el cortado. De lo contrario, debe tener una excelente refrigeración.

·         Debes agregar una cantidad considerable de azúcar.

·         La clave está en que sepas cuándo cortarlo con limón, “esa es la esencia del cortado” indica José.


ESTOS SON LOS PASTELES DE YUCA PREFERIDOS POR LOS CUCUTEÑOS


¿Sabías que el pastel de yuca es típico de Cúcuta? Aunque tiene ciertas similitudes con las carimañolas, se diferencia por llevar arroz en su relleno. Esta es una suculenta preparación que, sin importar el día, siempre hará agua tu boca.

Y es que esta delicia acompaña el día a día de cualquier cucuteño, convirtiéndose en una de tus mejores excusas para compartir un rato ameno con tu familia y amigos.

Sea preparado por tu mamá, abuela, tía, familiar o simplemente un conocido, esta sublime preparación, que deberías tener en tu recetario, además de ser típica de esta zona del país, también es la preferida por las familias nortesantandereanas.

En una encuesta publicada en nuestra cuenta de Facebook, le preguntamos a nuestros seguidores ¿Cuál es el mejor pastel de yuca de Cúcuta? En total, 445 usuarios respondieron coincidiendo en que es uno de sus pasteles favoritos.

Indiscutiblemente, la Cafetería Donde El Paisa, ubicada en el galpón azul de Cenabastos, lideró esta encuesta. Algunos usuarios incluso recomendaron acompañarlos con avena y visitar este lugar antes de las 10 de la mañana, entre las 4 y 5 de la madrugada y aseguraron que no podrás comerte solo uno… ¿La razón? Su crocancia y sabor, los hacen únicos.


Otro de los sitios más mencionados es Bokatos, ubicado en  Quinta oriental calle 2 #11E – 52. De acuerdo con los comentarios de los usuarios, este es el sitio preferido por los universitarios debido a la frescura de sus pasteles, crocancia y esponjosidad.


Entre otros lugares, también destacaron los pasteles de yuca de la cafetería de la Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero, los que venden frente al mercado del barrio Guaimaral, los de ‘Marcuchis’ en la avenida 12 entre calle 12 y 13 del barrio El Contento, los de ‘Mi Pueblito’ en La Garita, los de panadería La Ricotta y La Dacha, entre otros sitios que seguramente serán de tu interés si te gusta explorar y probar nuevos sabores.

Sin embargo, algunos usuarios se inclinaron por el particular toque que sus mamás dan a esta receta.



Te mostramos las demás opciones reveladas por nuestros lectores:








Sin duda, tienes a tu alcance gran variedad para que degustes y decidas cuál es tu preferido. Únete y cuéntanos... ¿En dónde has probado el mejor pastel de yuca de Cúcuta?

LAS 5 SOPAS TRADICIONALES

Las sopas forman parte del recetario tradicional de toda Colombia, principalmente porque cada una de ellas está elaborada con ingredientes comunes de las diversas regiones del país.

Bien sea en el almuerzo, una mañana de domingo o luego de una noche de fiesta y alcohol, estos platos se vuelven imprescindibles en la mesa. En el caso particular de Norte de Santander, casi ningún poblador se resiste ante el sabor tradicional de un mute.

Muchos nortesantandereanos también caen rendidos ante un sancocho de gallina o un caldo de res; ya que además de aportar una buena dosis de vitaminas y minerales, estas son capaces de saciar hasta al más hambriento.

En una encuesta publicada en nuestra cuenta de Facebook, le preguntamos a nuestros seguidores cuáles son las sopas tradicionales de Norte de Santander.

Con un total de 80 respuestas, muchos coincidieron en el que el plato insignia de la ‘Perla del Norte’ es el mute. Te mostramos las demás opciones reveladas por nuestros lectores:

1. Mute 


Se trata de una sopa hecha con maíz, pastas, carne de res, callo, cerdo y verduras. Se prepara en fogón de leña y forma parte del menú dominical de restaurantes tradicionales del departamento. Se acostumbra acompañar con arroz, con pastel de garbanzo o con un trozo de aguacate.


2. Sancocho


Es una sopa espesa hecha con tubérculos (puede ser papa, apio, plátano, yuca), alguna carne (gallina, res, costilla, cola, pescado) que es el que le da el nombre final al plato. En algunas regiones se le agrega alguna legumbre (como frijoles).

El chef y profesor universitario Carlos Gaviria brinda su consejo para hacerlo en casa: “Siempre deben añadir los ingredientes desde frío. Es decir, agregar los bastimentos, vegetales y proteínas con el agua fría, para garantizar que haya una extracción de sabores”.


3. Caldo de costilla

En Norte de Santander se acostumbra a tomarlo en el desayuno o cuando se sufre de una terrible resaca (por eso en el argot popular la llaman ‘levantamuertos’). Se prepara con carne de costilla de res, papa y cilantro picado. Se sirve con arepa o con pan.



4. Ajiaco

Es popular en todos los rincones de Colombia y en cada departamento se prepara de forma diferente. Es habitual que se prepare con pollo y varios tipos de papa, generalmente criolla y pastusa. También se le añade guasca, que es una hierba de sabor intenso. Al servirla, se suele acompañar con arroz y maíz.


5. Caldo de venas

Es una preparación tradicional que se elabora con el tuétano que se obtiene de la columna del ganado. Cebolla, arveja, garbanzo, papa y especias forman parte de este caldo.


En la lista de opiniones figuran otras sopas como la sopa de fideos con huesos, el caldo de pichón, la sopa de arvejas con cebollas ocañeras y la mazamorra de maíz. ¿Cuál probarías?





Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

1 comentario:

  1. hola crónicas de cucuta , una pregunta tiene algun idea si existe fotografias del cementerio central de cucuta antiguas?

    ResponderEliminar