PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

jueves, 23 de julio de 2015

782.- COMERCIO SEXUAL EN CUCUTA SE CALIENTA



Orlando Carvajal

La presencia de prostitutas venezolanas en los bares cucuteños tiene alterado no solo el ambiente sino la convivencia con sus similares de la ciudad.

Lo que se está viviendo en los bares y clubes nocturnos de Cúcuta se veía venir desde hace rato, solo que nos cogió en el momento menos esperado: cuando la ciudad está sumida en la más dura crisis económica por culpa del desempleo y la informalidad, dice Luz Amparo Cediel, una despampanante rubia de 30 años, 1,75 metros de estatura, ojos claros y medidas de reina, que trabaja en un burdel del centro de Cúcuta, localizado a tres cuadras de la alcaldía.

Ella es de Ocaña y lleva cinco años en el comercio sexual. Dice que hasta el año 2014 le iba bien en el negocio. A todas, también, replica refiriéndose a sus compañeras de oficio, “solo que la cosa empezó a complicarse con la llegada de las venecas (venezolanas); ellas se están quedando con todo el negocio y los clientes”, admite.

Las autoridades no manejan una cifra real, pero calculan que del otro lado de la frontera han pasado hacia Cúcuta al menos unas 60 prostitutas a ejercer su oficio en bares y centros de lenocinio.

Proceden de San Cristóbal, Barquisimeto, Rubio, Valencia, Ureña, San Antonio, Mérida y hasta de Caracas, dice un investigador de la Policía del Grupo de Turismo.

Sin embargo, otro cálculo, mucho más amplio, es el que manejan los administradores de bares y centros nocturnos, quienes consideran que en sus negocios están trabajando unas 300 mujeres venezolanas, “sin contabilizar las que lo hacen en las casa de citas o en la modalidad de prepago, que se presume sea de unas 80 chicas”, dijo Carlos Castro, dueño de un prostíbulo localizado en el barrio Latino.

El problema grande que ya empezó a pasar factura a las prostitutas locales, unas 800 que ganan su sustento del comercio sexual en la frontera, es que no se está regresando con plata a la casa “y eso no solo desespera sino que te obliga a reaccionar con violencia, para defender nuestro territorio”, asegura Cediel.

La crisis que se ha desatado en el interior de los bares ya es de conocimiento de las autoridades y la misma ya ha sido tratada en varios consejos de seguridad.

“Tenemos conocimiento del enfrentamiento (en que están enfrascadas las prostitutas locales con su similares del vecino país), y todo porque las primeras argumentan que no están devengando sustento para llevar a sus casas porque las venezolanas se están apoderando de sus clientes al ofrecer servicios mucho más barato que las cucuteñas”, afirmó un investigador de la Policía.

Oscar Pinilla, presidente de Asobares y propietario de un club nocturno que funciona en la avenida séptima, en los alrededores de la Terminal de Transporte, considera que el problema se agudizó aún más tras conocerse el decreto que regula el horario y el funcionamiento para la venta y consumo de licor en los centros de lenocinio a los que acuden las 800 trabajadoras sexuales locales y, por supuesto, las extranjeras.

“Solo podemos funcionar de 9 de la mañana a 9 de la noche, y la cosa se va poniendo buena cuando ya toca cerrar”, dijo Pinilla.

Pero hay algo más en contra de las prostitutas locales: la tarifa.

“Esto era otra cosa con la que también esperábamos enfrentarnos algún día, ya que como todos conocen, la moneda venezolana está por el suelo frente a la nuestra, lo que es aprovechado por las venecas a la hora de cobrar”, advierte Cediel.

Katty González, administradora de un club nocturno que funciona en el barrio La Merced, afirma que las venezolanas saben que aquí juegan con ventaja y por ello no se esfuerzan tanto, como si les toca a las chicas locales.

“Por la devaluación de la moneda venezolana, con dos o tres servicios que cumpla una veneca se está ganando en una noche $150 mil, lo que allá en su país le representa el salario de todo un mes trabajando ocho horas diarias”, explica González.

Por eso, cada vez llegan más prostitutas venezolanas a territorio cucuteño. ¿Y nosotras qué? Se pregunta Cediel.

Lucero*
(*: Nombre cambiado a petición de la entrevistada), de 26 años, 1,70 metros de estatura, tez trigueña y oriunda de Valencia, afirma que muchas chicas igual que ella se vienen los fines de semana a Cúcuta porque les favorece el cambio de la moneda. “Yo, por ejemplo, me hago en tres días entre 66 y 70 mil bolívares fuertes, algo así como 700 mil pesos colombianos”.

La Secretaría de Gobierno y la Policía emprendieron en el mes de marzo de 2015 una operación dirigida a verificar en qué condiciones se está dando el comercio sexual en los bares y prostíbulos locales, “con el fin de garantizar el derecho al trabajo y el sustento de las trabajadoras locales”, dijo el alcalde Donamaris Ramírez Lobo.

El resultado de esta operación, cuyo radio de acción también se extendió a hoteles, residencias y moteles de la ciudad, arrojó ya la individualización de 30 prostitutas venezolanas que fueron sorprendidas ejerciendo su oficio en burdeles de Cúcuta sin contar con el respectivo permiso de las autoridades colombianas. Serán deportadas: Policía.

Las autoridades locales ya tienen identificadas y judicializadas las primeras 30 prostitutas que fueron sorprendidas ejerciendo ese oficio sin permiso de las autoridades competentes en bares de Cúcuta.

“Estas mujeres fueron puestas a disposición de Migración Colombia, para que se proceda con los trámites de deportación hacia el vecino país”, dijo el comandante de Policía, coronel Jaime Barrera.

Este es el resultado de una operación que se emprendió a comienzos del año 2015 en hoteles, residencias, bares y clubes nocturnos, dirigida a verificar las condiciones en que se viene produciendo el comercio sexual en la frontera.

Si no tienen permiso y es extranjera se pone de inmediato a disposición de las autoridades de Migración Colombia, dijo el oficial.

Los controles también se extienden a la terminal de transporte terrestre, dado que se tiene conocimiento del paso de estas mujeres venezolanas hacia la zona de Chinácota, Pamplona y Ocaña.

Asimismo, a discotecas y centros comerciales en cuyos negocios operan bandas dedicadas al comercio sexual con mujeres del vecino país.

Investigadores de la Policía están  tras la pista de estas bandas también en barrios como El Salado, Trigal del Norte, San Luis y La Ínsula, en donde se tiene conocimiento ofrecen sus servicios sexuales prostitutas de nacionalidad venezolana sin el respectivo permiso para laborar.

En estos controles también se buscan bandas que explotan el turismo sexual con menores de edad.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario