PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

sábado, 25 de julio de 2015

783.- VISITA AL BARRIO CALLEJON



Gerardo Raynaud




Antes de la elección popular de alcaldes, éstos eran designados o nombrados por el respectivo gobernador, generalmente con el visto bueno de partidos y movimientos políticos quienes lo respaldaban o no, según sus conveniencias e intereses.

Hasta antes del llamado Frente Nacional, los administradores territoriales eran de la misma filiación política del gobierno central, lo cual conformaba la hegemonía gubernamental que permitía una determinada orientación ideológica de la nación.

Como consecuencia de lo anterior y como sucede en la mayoría de los países democráticos del mundo, cada determinado tiempo, van ascendiendo al poder, grupos ideológicos que le proponen a sus compatriotas, soluciones a sus más urgentes problemas con el fin de ganar su favor en las elecciones.

Desde la misma creación de los partidos políticos en Colombia, por allá a mediados del siglo 19, sus representantes se fueron turnando en la administración del país y la falta de madurez política aunado a las pretensiones de poder, originaron los conflictos que conocemos como las ‘guerras civiles’, que tanto dolor y desazón produjeron entre la naciente población.

Tuvo que transcurrir casi un siglo para que la dirigencia política comprendiera el significado de la verdadera democracia y avanzada la evolución de la administración pública, se dio el primer paso a la consolidación de una fórmula que permitió el arraigo de la convivencia política: el Frente Nacional.

Por el año sesenta y cuatro, específicamente finalizando el mes de septiembre, siendo burgomaestre el doctor Pablo Vanegas Ramírez, la junta liberal del barrio El Callejón acordó cursarle invitación personal para que,  de primera mano, conociera de manera objetiva, los principales problemas que afronta uno de los más antiguos sectores de la ciudad.

Además de copartidarios, el invitado se hizo acompañar de los doctores Juan José Yáñez, Jefe del Plan Regulador del Municipio y quien no podía faltar, el presidente del Directorio Liberal Municipal, el reconocido dirigente Marco A. García Carrillo, quienes aprovecharon su presencia para ganar algunos réditos en materia de política electoral para los próximos comicios locales.

La visita comenzó a las cinco de la tarde, pues todo el recorrido se haría a pie por las diferentes calles y avenidas del barrio, donde mostrarían en detalle las dificultades y sus posibles soluciones; por ello todos los funcionarios se presentaron con trajes típicamente cucuteños, camisa sport y pantalón tropical, mientras que los anfitriones se habían puesto sus mejores galas, pensando que el alcalde y sus colaboradores se presentarían ídem.

El recorrido se inició desde calle séptima con novena hasta la calle sexta donde se detuvieron para observar el conocido puente del centenario más conocido entre nos, como ‘Puente de Oro’.

De allí recorrieron la calle quinta para cruzar a la derecha hasta la avenida séptima, todo esto para solicitar al administrador municipal, la próxima obra que esperaban los lugareños, se iniciara lo más pronto posible: “el colector de aguas lluvias” de la calle cuarta con octava, así mismo, se le solicitó la pronta pavimentación de la avenida octava de la calle quinta hasta la calle cero.

Siguiendo el recorrido, en su último tramo, donde pudieron apreciar el deplorable estado de las vías, los funcionarios se detuvieron frente a la casa identificada con el 3-10 de la avenida novena, cuya construcción se había terminado unas semanas atrás y todavía estaban allí los escombros.

La extrañeza de los visitantes se hizo mayor cuando supieron que los inspectores de construcción del municipio no habían ejercido el control correspondiente, a lo cual el alcalde se comprometió a enviar un inspector para que ordenara retirar de allí la basura y que en caso de reincidencia aplicara la multa correspondiente.

Terminado el recorrido, los miembros de la Junta invitaron a los funcionarios a reunirse en la casa de uno de sus miembros, el señor Darío Guerrero, para levantar las actas donde quedarían consignados los compromisos y posteriormente ofrecerles un sentido homenaje por el interés que demostraron por el bienestar de la comunidad del barrio.

En resumen, en el acta quedó señalado lo siguiente:

1. Iniciar la pavimentación de la avenida novena de las calles sétima a la cuarta, por el sistema de valorización. Para tal efecto, la Junta se ofreció a elaborar la lista de las personas que estarían en capacidad de aportar los recursos necesarios para realizar la obra y de llevarla al despacho a más tardar ese mismo fin de semana.

2. La inclusión en el presupuesto municipal del año siguiente, de una partida para la construcción de una nueva escuela para los niños del barrio, toda vez que la población estudiantil había aumentado considerablemente y que en la actualidad, la existente no tiene la capacidad suficiente para satisfacer las necesidades educacionales de los nuevos integrantes y,

3. El arreglo del Puente del Centenario o Puente de Oro o en su defecto, la construcción de uno nuevo, obras que realizaría la Junta de Acción Comunal, con  recursos del municipio.

Terminada la redacción del acta, miembros de la Junta y funcionarios municipales, en compañía de los personajes más representativos del barrio entre los que se encontraban Víctor Julio Niño, Gertrudis Contreras de Núñez, Luis María Pérez y Gladys Mendoza de Ramírez, brindaron por el éxito que había sido la visita y agradecieron al alcalde por su espíritu de colaboración y sencillez con que supo atender los problemas presentados por los vecinos de ese tradicional barrio.

Lo que queda por confirmar es qué tanto de lo prometido se cumplió efectivamente, pero eso quedará para una próxima crónica.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario