PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

jueves, 3 de septiembre de 2015

804.- LA CRUZ ROJA EN N. DE S.



Entrevista de La Opinión a  Alberto Mario Labarrera Lallemand

Alberto Mario Labarrera Lallemand



La Cruz Roja Colombiana, Seccional Norte de Santander, fue fundada el 5 de Junio de 1968, por iniciativa de fuerzas representativas del comercio y banca de la ciudad. Y de las autoridades civiles, militares y religiosas.


Se reunieron en la sala de conferencias del Hospital San Juan de Dios, con el fin de fundar el Comité Departamental de la Cruz Roja, los señores: Monseñor Pablo Correa León, obispo de San José de Cúcuta, Dr. Gustavo Lozano Cárdenas, gobernador del departamento, Teniente coronel Miguel Vega Uribe, comandante del Grupo Mecanizado Maza, Teniente Coronel Fabio Londoño, comandante de la Policía Nacional, Dr. Eustorgio Colmenares Baptista, alcalde mayor de San José de Cúcuta, Dr. Carlos Celis Carrillo, Dr. Sergio Corzo, Dr. Manuel Sanclemente Orbegozo, Dr. José Luis Acero Jordán, Dr. Alberto Ronderos, Dr. Manuel Díaz Quintero, Sra. Rosita Melguizo de Luzardo, Sra. Ana Luisa Colmenares de Acero, Sr. Gonzalo Uribe Botero, Sr. Carlos V. Rey Guerrero, Dr. Eduardo Assaf Elcure, Dr. Hugo Vargas, Sra. Yolanda de Ronderos, Dr. Joaquín Abello, Dr. Joaquín Amado, Dr. José Manuel Fernández, Sr. Germán Guerrero, Sr. Jesús María Sepúlveda, Dr. Miguel Andrade Yáñez, Dr. Carlos Luis Peñaranda.

Fue reconocida mediante resolución No. 138 del 17 de septiembre de 1968 por la gobernación del Departamento Norte de Santander.


La Cruz Roja hace parte del inventario institucional de Norte Santander. Es una organización articulada a la comunidad regional, dedicada a la función de mitigar situaciones que afectan colectiva o parcialmente a la población, muchas veces en forma catastrófica.

Actualmente año 2015, el presidente de la entidad en la región es Alberto Mario Labarrera Lallemand, nacido en Argentina pero con nacionalidad colombina y domicilio en Cúcuta desde los cuatro años de edad.

Lo acompañan en la junta directiva, Julio García-Herreros y Anita Uribe de Pinzón, vicepresidentes; Amparo Arévalo, Alberto Ramón García-Herreros, Carmen Elisa Ortiz, Pedro Luna, Gladys Navarro, Juan Carlos Uribe, Omar Herrera, Lucía de Izquierdo, Guzmán Fuentes, vocales; José Antonio Mendoza Acevedo, director ejecutivo y Juan Guillermo Pérez, revisor fiscal.

La Cruz Roja en Norte Santander está vigente y sus actividades son visibles.

Las acciones que desarrolla la Cruz Roja en la seccional Norte  Santander  propenden y buscan prodigar bienestar a las comunidades menos favorecidas y en estado de vulnerabilidad, priorizando la atención en salud,  gestión del riesgo, el  trabajo comunitario,  la recreación y  la protección integral a  quienes lo requieran.

En 1968 se crea el primer comité de la Cruz Roja en Norte de Santander, con   el banco de sangre en el hospital San Juan de Dios. Fue el resultado del trabajo de don Carlos V. Rey Guerrero, y la señora Rosita Melguizo de Luzardo.

Posteriormente se construyó la primera sede en Cúcuta con el esfuerzo unido de diferentes sectores.

En 1972 se forma el primer grupo de voluntarios y damas grises. Posteriormente surgen los grupos de socorrismo, y juventud con los cuales se inician las actividades de apoyo a las comunidades.

Con la llegada del doctor Andrés Entrena Parra a la presidencia se comenzó la construcción de las nuevas sedes y  a los trabajos de interacción con el apoyo de los organismos internacionales cooperantes para brindar mayor cobertura y atención a las distintas comunidades.

Dado que nuestro país está en constante evolución, hemos tenido que adaptarnos al cambio,  especialmente en lo concerniente al apoyo en salud y atención de desastres.

Sin duda alguna, el mayor  recurso es el humano. Son nuestros voluntarios y nuestros funcionarios,  más sumados a ellos los seres generosos que nos apoyan con sus donativos.



En una  gran  proporción  otros  componentes  del  movimiento están representados en el  CICR,  la  Federación Internacional de la Cruz Roja y Media  Luna Roja, además de las organizaciones   de la Cruz Roja  de  otros  países,  los  organismos  internacionales y  nacionales  que coinciden con nuestros objetivos.

La respuesta de las comunidades es de gratitud con nuestra institución, lo cual  nos llena de mucha satisfacción. Poder socorrer oportunamente a las personas en situaciones difíciles genera estímulos y lo estimamos como una responsabilidad  humanitaria.

Contamos con personas formadas para el desarrollo de nuestras actividades y que  constantemente se están capacitando, pero las necesidades de un departamento en constante crecimiento nos hacen requerir de más manos de nuevos voluntarios para poder cubrir las necesidades de la región.

Sea esta una oportunidad para hacer un llamado a hombres y mujeres  del departamento a vincularse a nuestra institución.

Son diversas las dificultades que se presentan. Hay escasez de voluntarios. El trabajo es mucho y las manos pocas. La limitación en la disponibilidad de recursos, la carencia de infraestructura  que  nos  permita  desarrollar  nuestra  misión  en  todos  los momentos y eventos que se requiera del accionar humanitario son obstáculos que buscamos superar.

Muchas  personas  se  han  consagrado  al  servicio  de  la  Cruz  Roja  en  Norte de  Santander. Dedicaron  sus  vidas  a la formación,   crecimiento  y  desarrollo  de  la  seccional.    Nuestros  fundadores,   hombres  y  mujeres,  asumieron  una  tarea  titánica  para  consolidar  la  Cruz  Roja  en  el  departamento  como  un  organismo  de  socorro, idóneo y eficiente.

Igualmente, quienes a lo largo de los años han  brindado  sus  energía,  conocimientos  y  dedicación  para  hacer  florecer  la  seccional y  los  que  hoy  llevamos  en  alto  las  banderas  que  nuestros  antecesores nos han legado, no podíamos perder de vista los retos de la entidad. Por eso mantenemos el rumbo y ponemos en alto nuestro compromiso.

La Cruz Roja cumple su accionar humanitario en todo el departamento desde la sede central de Cúcuta, la unidad municipal  en Ocaña y los  grupos de apoyo en Tibú, La Playa de Belén y Herrán. 


En Norte de Santander la seccional ha atendido emergencias en casi 37 municipios y desarrollado proyectos en aproximadamente 10, en salud y gestión del riesgo, destacándose el proyecto de recuperación temprana con enfoque integral a las familias afectas por el desastre natural en el municipio de Gramalote, ejecutado entre el 2011 y el 2012.

También se están llevando a cabo dos proyectos desde el 2012, uno de asistencia Humanitaria a Poblaciones Rurales Afectadas por el Conflicto Armado junto con la Cruz Roja Española, y otro de educación y prevención para reducir la morbimortalidad y el V.I.H/Sida en la población LGBTI en cuatro municipios del departamento. Este último en convenio entre CHF y el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria; Cruz Roja Colombiana y Profamilia.
  
Visualizar  el  futuro  de  la  Cruz Roja  es  un  desafío. La  razón  de  ser  de  la institución es prevenir y aliviar en cualquier circunstancia el  sufrimiento y la  desprotección  de  los  seres  humanos  afectados  por  situaciones derivadas  de  fenómenos  naturales  o hechos ocasionados por el hombre.

Son  acciones  que realizamos con absoluta imparcialidad, sin discriminación por motivos de nacionalidad, raza, sexo, religión, idioma, condición social u opinión política.

Brindamos asistencia, promovemos y difundimos los Derechos Humanos,  el  Derecho  Internacional  Humanitario  y  los  principios fundamentales del Movimiento Internacional de la Cruz Roja  y de la Media Luna Roja, y en la medida que existan emergencias, los retos de la  institución  serán  mayores  o  menores,  y  estas  situaciones  nos trazarán  el  derrotero  humanitario  a  seguir.

El  futuro  de la  Cruz  Roja está ligado a las comunidades y el país.

Para mi la Cruz Roja es mi segunda familia, es un estilo de vida, ya que mi compromiso es total, aplicando los principios de nuestra institución a nuestra existencia. El ser voluntario de la Cruz Roja  constituye una tarea social de gran responsabilidad. Es parte de nuestros deberes.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario