PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

martes, 6 de octubre de 2015

820.- NOTICIAS DE 1966



Gerardo Raynaud

Camilo Torres, en sus tiempos de ejercicio sacerdotal

La muerte del cura Camilo Torres, quien recibió tres disparos, afectó sensiblemente la conciencia de los que tuvimos oportunidad de conocerlo.

La noticia más trascendental con que amaneció el año, fue sin duda la muerte del cura Camilo Torres, que a pesar de no ser una noticia local, afectó sensiblemente la conciencia de varios de quienes tuvimos oportunidad de conocerlo.

Por este motivo, haré un breve recuento de la noticia que conmovió a la opinión pública nacional, por las connotaciones que tuviera el que un personaje de sus condiciones se hubiera inclinado por dedicarse a la lucha armada y abandonar la pelea que venía dando desde su posición en la Universidad Nacional.

Recuerdo que en una ocasión, unos meses después, en una reunión informal, en mi casa, con el general Valencia Tovar, tuve oportunidad de escucharle decir cómo se habían desarrollado los eventos que llevaron a tan fatal terminación.

Tal vez la principal circunstancia que llevó a la desgracia al sacerdote, no fue otra que su falta de experiencia en el combate de campo, hecho que aprovecharon los soldados de la quinta brigada para poner fuera de combate a cinco guerrilleros, entre los cuales estaba Camilo.

Según el general Valencia, prueba de su falta de práctica, es que no llevaba uniforme ni ropa adecuada para las faenas que demandaba una acción en el monte, caracterizado por una espesa selva en la cual era difícil marchar.

El padre Camilo recibió tres disparos uno de los cuales, en el cuello, le quitó la vida; al recibir el informe de la operación, el mismo general Valencia se apersonó de la situación  y ordenó la inhumación en un lugar que no fue revelado sino muchos años más tarde y solamente a sus familiares más cercanos, razón por la cual, aún hoy en día, se mantiene en reserva.

El encuentro fue implacable entre los ochenta subversivos y la patrulla del ejército, toda vez que las bajas en las fuerzas del orden sumaron cuatro soldados y heridos un oficial –teniente- y un suboficial.

La noticia se regó como pólvora en todo el país, pero especialmente en el municipio de San Vicente de Chucurí, donde se sucedieron los hechos, al punto que las autoridades regionales tuvieron que decretar la ley seca y la prohibición del porte de armas y aunque se pensó decretar un toque de queda, éste no fue necesario, pues no hubo mayores alteraciones del orden público.

Comenzando el año, en febrero para ser más específico, una noticia alborotó el avispero social y político de la ciudad y todo por una comisión que no le fue pagada a un intermediario en la venta de un automóvil.

Todo el escándalo se debió a que ‘Calzones’ que era el intermediario, se quejó ante el Secretario de Hacienda Municipal, el doctor Holger Vanegas Navarro, porque en la Secretaría de Tránsito le habían pedido la suma de quinientos pesos para realizar el trámite de la venta del automóvil de placas J1-0461 de propiedad de don Eliseo García, gestión que le sería realizada de manera inmediata, en caso contrario tendría que esperarse hasta que se surtieran todas las instancias, las cuales demorarían varios días.

Don Eliseo se mostró extrañado porque ‘Calzones’ le estaba exigiendo esa suma, dizque para pagar la coima que le solicitaban en Tránsito, así pues, que después de una corta entrevista con el Secretario de Hacienda, éste encolerizado por tamaño despropósito, llamó a don Pablo Marciales, Secretario de Tránsito produciéndose una fuerte discusión, a tal punto que el secretario Vanegas Navarro llamó esa misma tarde a los periodista a una rueda de prensa para informarles que ese mismo día había decidido enviar una terna al Ministerio de Fomento –que en esa época regulaba el tránsito a nivel nacional-, para solicitar el relevo del Secretario Marciales y de paso, aprovechó para informar al gobernador, acerca del maltrato que este funcionario daba al público que asistía a su despacho.

Lo que no sabemos fue lo que sucedió posteriormente y en qué terminó el tan sonado caso, así que ahí les dejo la inquietud, para quien conozca el desenlace de este lúgubre asunto, nos lo haga saber que le estaremos muy agradecidos.

Y como se dice en el ambiente periodístico, van dos noticias al cierre de esta crónica; la primera tiene que ver con el nombramiento del alcalde de Chinácota en el año en mención, un personaje de gran valía y para fortuna de todos, aun hoy con vida y salud, a pesar de su encuentro desafortunado con el virus del chicunguña, tan de moda por estos días en nuestra capital.

Rafael Meléndez, funcionario que venía desempeñándose en los más diversos cargos de la administración pública regional, había sido nombrado para el mismo cargo en el municipio de Lourdes pero al parecer, por razones más políticas que ideológicas, rechazó la honrosa designación. 

En la población chitarera, su nombramiento fue recibido con especial agrado, toda vez que por su experiencia, conocimiento y espíritu progresista, se esperaba cumpliera una magnífica labor.

Don Rafael se había desempeñado como personero municipal en varios de los principales pueblos del departamento y había sido además, alcalde del municipio de Pamplonita.

Previo a su investidura, se desempeñaba en un alto cargo en la Empresa de Teléfonos del Norte de Santander.

La última noticia de esta crónica  trata de un hecho desafortunado, de un accidente de tránsito que afortunadamente no tuvo consecuencias graves pero si trajo desazón y congojas a la familia de los involucrados.

Las personas que sufrieron las consecuencias de la colisión, eran madre e hija, dos dignas representantes de sociedad cucuteña, doña Victoria Blanco y su heredera Gladys Páez.

Doña Victoria se desempeñaba en la secretaria del sub comando de la Policía Nacional, hacia donde se dirigía en el momento del incidente, metros antes de terminar el puente Elías M. Soto.

La imprudencia del bus de Cotranorte de placas  FP-7106, parece que por exceso de velocidad no apreció la disminución en la marcha de la camioneta que conducía su hija y la embistió, aunque sin consecuencias graves, el automotor sufrió deterioros de consideración.

Las ocupantes del vehículo siniestrado no requirieron hospitalización, a pesar del estado de gravidez que presentaba la conductora.

Tal vez el más conmocionado de toda esta eventualidad, fue el empresario Adán Avendaño, esposo de la conductora, precisamente por el delicado estado que exhibía, pero solamente fue el susto y algunos moretones que no resistían mayor gravedad.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

1 comentario:

  1. Buenas tardes, Sr Bermudez. Recuerda anecdotas del personaje "el indio Martin," Motilon-Bari que sobresalio en el deporte y como personaje muy querido por los cucutenos? Cielo2259@aol.com

    ResponderEliminar