jueves, 9 de junio de 2016

948.- INTERCAMBIADOR DE ATALAYA



Rafael Antonio Pabón



La construcción del intercambiador que une la autopista Juan Atalaya con la Avenida Las Américas, a la altura de la glorieta de Los Vientos, se debió suspender durante la construcción. El puente disminuirá los problemas de circulación, en las horas pico, al confluir los vehículos que llegan a Cúcuta a la ciudadela Juan Atalaya.

La construcción del puente atirantado  mejorará el tránsito  vehicular por la arteria vial que comunica a los municipios del norte y occidente de Norte de Santander.

Entre otras especificaciones destacan las siguientes:

1.- La obra está a cargo del Consorcio Ciudadela Atalaya

2.- Tendrá un plazo de ejecución de 14 meses

3.- El costo ascenderá a los $ 37.000 millones

4.- Constará de ocho carriles.

La estructura cuenta con dos carriles en cada sentido, y en cada avenida, una luz de 450 metros, dos mástiles de 29 metros con cables de suspensión de las vigas trasversales, una luz central de 80 metros, voladizos laterales de 40 metros y dos ramplas de acceso de 165 y 120 metros por cada costado.

La obra se inició el 14 de mayo del 2015, cuando el vicepresidente Germán Vargas Lleras puso la primera piedra. Es una de los proyectos de mayor inversión en la ciudadela Juan Atalaya en los últimos años, y ha generado grandes expectativas entre la comunidad. Además ha servido  de fuente de empleo en las comunas 7 y 8.

Como cosa insólita, la Aeronáutica Civil ordenó al Consorcio encargado de los trabajos la remoción o demolición del puente.

La obra tiene un costo de $ 37.000 millones y el avance de los trabajos llegaba al 60 por ciento. La solicitud de suspensión la presentó la Procuraduría Regional al gobernador William Villamizar recién encargado de la gobernación.

La petición fue sustentada en la resolución 03510 del 18 de diciembre del 2015, expedida por la Dirección de Desarrollo Aeroportuario de la Aeronáutica Civil.

Una de las principales obras de infraestructura para Cúcuta estuvo en inminente riesgo de demolición por la peligrosa cercanía que tiene con el aeropuerto Camilo Daza (una de las pistas se aprecia bajo la pluma de la grúa de la derecha


La obra se levantó al occidente de Cúcuta y según la resolución atentaría contra la seguridad de los viajeros que a diario hacen uso del servicio aéreo.

El Ministerio Público entregó la solicitud, porque para la Aerocivil la construcción se convierte en obstáculo prohibido.

El procurador Juan Carlos Bautista dijo que la resolución generaba inquietudes o dudas. Las respuestas inmediatas estuvieron en manos de Villamizar Laguado, sobre la decisión que tomaría ante el requerimiento de la Aerocivil.

En la primera fase de ejecución la empresa contratista y la interventoría, a cargo de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, debieron haber revisado los estudios y los diseños para aclarar las dudas que surgieran durante ese proceso.

En esa resolución, la Aeronáutica se oponía a la obra porque resultaba un peligro para los aviones que despegan y aterrizan en el aeropuerto Camilo Daza, pues la calificaba como obstáculo prohibido que excede la altura permitida para la operación aérea. Esta decisión fue apelada por un recurso de reposición.

Afortunadamente una nueva resolución -la N° 0581 del 7 de marzo de 2016- la entidad autorizó el seguimiento de la obra, porque el estudio aeronáutico y el concepto técnico emitido por un experto demostraron que no hay tal riesgo.

Durante aproximadamente un mes, los trabajos en la parte superior del puente estuvieron paralizados por esta situación, solo continuaron los referidos a la redoma.

Durante los primeros meses de iniciado los trabajos del intercambiador, el proyecto causó descontento entre los comerciantes  de la zona, porque significaba su muerte comercial. El ex gobernador Edgar Díaz también tuvo inconvenientes con habitantes de la ciudadela Juan Atalaya, que le hicieron ver que el intercambiador generaría problemas de movilidad para la comunidad durante la construcción.

Los conductores no acataron las rutas  de movilidad recomendadas por la Secretaría de Tránsito Municipal y se metieron por todas partes ocasionando un caos vehicular.

Además los vecinos de estos sectores optaron por cerrar temporalmente varios tramos de sus calles para evitar que los vehículos de servicio público y particulares pasaran por sus cuadras.


Entrega de obra



 
Finalmente el presidente Juan Manuel Santos inauguró la obra el 20 de diciembre de 2016 con el nombre intercambiador de Atalaya Jorge Cristo Sahium, en compañía del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y del gobernador, William Villamizar. 



 Avance para abril de 2016

Así lució la obra a 12 meses de haberse iniciado los trabajos. En el contrato se estipuló que su tiempo de duración sería 14 meses.


A finales de septiembre de 2016 el proyecto llevaba un 90% de avances. Faltan algunas adecuaciones en la glorieta y parte de la carpeta asfáltica en esta zona.

Así luce el intercambiador vial de Atalaya al 1º de noviembre antes de ponerlo en funcionamiento.

Decenas de personas cruzaban a toda hora el puente aprovechando que aún no estaba habilitado, para tomar fotos desde la estructura, divisar el panorama nocturno de la ciudadela Juan Atalaya y verificar cómo quedó la obra.

La vía pasó de 4 a 8 carriles y la nueva glorieta de Los Vientos pasó de 2 a 3 carriles. En definitiva la obra costó $42.000 millones.





Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario