PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

sábado, 18 de octubre de 2014

650.- ¿QUIEN FUE EN VERDAD EL GENERAL FRANCISCO DE PAULA SANTANDER?



Pablo Emilio Ramírez Calderón


Quién fue en verdad, el general Francisco de Paula Santander? Nació en la Villa del Rosario de Cúcuta el 2 de abril de 1792, del tercer matrimonio de don Juan Agustín Santander y Colmenares gobernador entonces del pueblo de San Faustino de los Ríos, a pocos kilómetros de su hogar, de ascendencia venezolana, propietario de extensas haciendas en dicha región y del segundo matrimonio de doña Manuela Antonia de Omaña y Rodríguez y con cercanos parentescos con otros héroes de la patria como el general Pedro Fortul, los Gutiérrez de Caviedes, el coronel José Concha, ascendiente del presidente José Vicente Concha y de su hijo el cardenal Luis Concha Córdoba y su tío y mentor del general, el canónigo don Nicolás Mauricio de Omaña, rector que fuera del colegio de San Bartolomé.

Muy joven fue enviado a Bogotá a estudiar en el colegio de San Bartolomé, donde el rector, su tío, el canónigo, Nicolás Mauricio de Omaña, lo protegió con una beca, para estudiar derecho, carrera, que terminó justamente en julio de 1810, sin que pudiera recibir el grado, por los acontecimientos que ocurrieron con motivo del grito de independencia el 20 de ese mes.

Desde entonces se vinculó en forma activa al movimiento independentista y participó en las luchas entre centralistas de don Antonio Nariño y federalistas, al lado del general Antonio Baraya.

El 26 de octubre de 1810, figura ya como subteniente y participa en 1812 en el ataque a Santafé, donde fue herido, y hecho prisionero.

Al año siguiente, se incorpora a la campaña de Cúcuta, con el grado de mayor, bajo la jefatura del coronel Manuel del Castillo y Rada, después de la batalla en la cual, Bolívar derrotó al general Ramón Correa, en las colinas occidentales de la ciudad.

Entonces tiene la primera desavenencia con el caraqueño, porque respaldó la decisión de su jefe el coronel del Castillo, quien se opuso a que Bolívar se llevara todas las tropas, para la campaña liberadora de Venezuela, por lo que presumían sería un desastre, como realmente ocurrió. Tenía entonces 21 años.

Sin embargo, bajo las órdenes de Castillo y con la anuencia de Bolívar, toma parte en la batalla de Angostura de la Grita el 11 de abril de 1813 y en Bailadores. Es ascendido a teniente coronel y participa en acciones de guerra en Venezuela en Loma Pelada y Capacho y en Nueva Granada en San Faustino y Limoncito.

Desafortunadamente el 18 de octubre de 1813, es derrotado por el comandante español Bartolomé Lizón con quien se enfrenta en el Llano de Carrillo al sudeste de Cúcuta, con efectivos muy inferiores alos del realista, con la muerte de 200 patriotas.

Tres días después, el sanguinario español hizo degollar en Cúcuta a la insigne heroína Mercedes Ábrego de Reyes y a varios patriotas más.

Logra huir hacia Pamplona y en 1814 reconquista los valles de Cúcuta, con la compañía de los generales Mac Gregor, Urdaneta y García Rovira, su antiguo profesor en San Bartolomé.

En 1815 se retira de Ocaña y después es derrotado en Cachirí, al lado de su compañero de armas el general Custodio García Rovira, donde este patriota, llamado el estudiante hizo famoso su grito de guerra: firmes Cachirí.

La mayoría del territorio nacional es entonces, ocupado por el pacificador Pablo Morillo, quien desencadenó, la sanguinaria ola de fusilamientos de los más importantes patriotas, entre ellos el mismo general Custodio García Rovira.

Santander logra huir con el general francés Manuel Roergas Serviez y sus escasas tropas, a los llanos de Casanare por la vía de Cáqueza.

En 1816 después de la campaña en estas llanuras, se une a Páez en la campaña de Apure. Combate en el Yagual en octubre al lado del general Urdaneta.

En 1817 se une a las fuerzas de Bolívar en Barcelona y hace la campaña de Guayana.

En 1818 como subjefe del Estado Mayor actúa en Calabozo, el Sombrero, Semen, Ortiz, el Rincón de los Toros, donde logra salvar al Libertador, quien huye con su caballo.

Por ausencia del general Soublette, es nombrado Jefe del Estado Mayor del Ejército: el 16 de julio de 1818 recibe la “estrella de los libertadores de Venezuela”

El 18 de agosto siguiente es ascendido a general de brigada y recibe la comisión de organizar en Casanare la división de vanguardia del ejército, lo cual logra con gran éxito por la disciplina, el orden y su don de mando.

Bajo las órdenes de Bolívar, encabeza el ascenso de la cordillera para liberar la Nueva Granada, que empieza el 17 de junio de 1819 a través de un terreno inundado por las lluvias.

Santander y su Estado Mayor marchan a la cabeza de la vanguardia, con día y medio de ventaja sobre el resto del ejército El 21 de junio llegan a Pore.

El 25 pasan por Nunchía y después llegan a Morcote: el 27 alcanzan a Paya, donde enfrentan un puesto fortificado de 300 hombres al mando del mayor español Juan Figueroa, que es derrotado por la vanguardia patriota.

Al llegar al Llano de Miguel, punto intermedio entre Morcote y Paya, las tropas venezolanas desesperadas por el hambre, el frío, la desnudez, la peligrosidad del terreno, quisieron regresarse, pero Santander le insistió a Bolívar y sus generales y decidieron continuar el ascenso.

Era necesario atravesar el páramo de Pisba a 3900 metros sobre el nivel del mar: alcanzar esa cima fue epopeya casi increíble; muchos soldados murieron en el camino, otros desertaron e innumerables los caballos que rodaron a los precipicios y profundos abismos; la desnudez, el hambre, el intenso frío las nevadas, los ríos, las hondonadas, fueron sus principales enemigos.

Socha, Corrales y Gámeza, fueron las primeras poblaciones liberadas; en la batalla de esta última fue herido levemente Santander, pero pronto se recuperó, y logró continuar una labor guerrera muy importante, en los encuentros con Barreiro, quien hacía fusilar a los patriotas que caían en sus manos.

En la batalla del Pantano de Vargas, iniciada el 25 de julio, que fue muy intensa la vanguardia del ejército al mando de Santander, ejecutó una extraordinaria labor para su triunfo, reconocida por el mismo OLeary, quien escribió: 

“la actividad y energía del caudillo republicano, parecían redoblarse en proporción del aumento de las dificultades” 

La participación del coronel venezolano Juan José Rondón fue decisiva en esta cruenta batalla que dejó 500 patriotas muertos contra 600 realistas; el seis de agosto, Bolívar con su caballería ocupó a Tunja: el 7 de agosto se libró en el puente sobre el río Teatinos la famosa batalla definitiva para la liberación de la Nueva Granada; y en ella Santander, Bolívar Anzoátegui y Soublette lucharon de manera denodada y eficaz, para alcanzar la victoria.

Meses más tarde, Bolívar le escribió a Santander desde el Socorro: 

“No fue V.E. el primero que levantó un ejército para oponerse a la invasión de Casanare por nuestros poderosos enemigos? no fue V.E. el primero que restableció el orden y una sabia administración en la provincia libre de la Nueva Granada? no fue V. E. el primero en apresurarse a dar el complemento a su libertad?. A abrirnos el camino por las Termópilas de Paya? no fue V.E. el primero en derramar su sangre en Gámeza y el primero en Vargas y Boyacá en prodigar su vida?

Después de la batalla de Boyacá, Bolívar ascendió a generales de división a los generales de brigada, José Antonio Anzoátegui y Francisco de Paula Santander, a quien el libertador nombró vicepresidente de Cundinamarca, y presidente encargado, quien, en tal condición, les hizo abrir causa criminal a los 37 oficiales presos, encabezados por el general José María Barreiro y sus compañeros de cautiverio, todos consumados asesinos y por su orden fueron fusilados el 11 de octubre de 1819, lo que produjo gran sensación y le dio mayor firmeza a la naciente república.

Algo más de su biografía (Portal biografiasyvidas.com y otras fuentes)

Se encargó del gobierno mientras Bolívar estaba ausente luchando contra los españoles. Su poder fue confirmado al establecerse un régimen político unitario en 1821, pasando Santander a ejercer la vicepresidencia de la Gran Colombia.

Desde entonces entró en conflicto con José Antonio Páez, portavoz de las aspiraciones independentistas de Venezuela, que consiguió restablecer un sistema federal y apartar a Santander de la vicepresidencia en 1828. 

También se enfrentó a Simón Bolívar, donde lo culparon de organizar una conspiración fracasada contra sus inclinaciones autoritarias (1828); fue juzgado y desterrado.

Luego le escribió a Bolívar desde las fortalezas de Bocachica: “… ¡conozco su corazón y sé que su alma es  generosa y compasiva…! Señor, más amigos ha ganado Vuestra Excelencia más por su generosidad e indulgencia que por medidas severas…Santander jamás ha sido enemigo del General Bolívar ni será nunca. Con sentimientos de respeto y consideración me digo de Vuestra Excelencia, humilde, obediente servidor”…

Cuando murió Bolívar y se rompió la Gran Colombia (1830), Santander regresó del exilio y participó en la revolución que dio origen a la República de Colombia separada de Venezuela y Ecuador.

Fue elegido primer presidente constitucional de Colombia (1832-37) y lo culparon de una persecución de los bolivarianos y otros disidentes.

No obstante, siguió una línea política progresista, con especial atención al desarrollo de la educación.

Perdidas las elecciones de 1837, abandonó el poder y siguió ejerciendo como diputado de la oposición hasta su muerte.

Falleció el 6 de mayo de 1840 en Bogotá por una severa enfermedad hepatobiliar que lo acompañó y martirizó intensamente en sus últimos días, llevándolo a la muerte luego de un largo mes de agonía.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario