viernes, 11 de diciembre de 2015

856.- RECORDANDO A DON ARGEMIRO CARDONA RESTREPO



Gastón Bermúdez Vargas


Don Argemiro Cardona Restrepo oriundo de Armenia, Caldas (hoy capital del Departamento del Quindío), nació el 13 de Octubre de 1916.

En el año 1938 se inició en la Escuela Militar de Cadetes del Ejército de Colombia  donde obtuvo una brillante carrera hasta el grado de Capitán, pero se retiró en el año de 1953 a consecuencias de su posición ante la dictadura del General Rojas Pinilla, además de otras inquietudes profesionales.

En su desempeño como oficial del ejército en el batallón de la ciudad de Pamplona, conoció a la delicada y bella dama cucuteña Matilde Canal Irwin con quien casó en 1943, y tuvieron 6  hijos Maria Cristina, Carlos Alberto, Patricia, Alvaro, Marta Helena y Jaime.

Una vez abandonada su carrera militar, se entregó al tema agrario durante buena parte de su vida, siendo propietario de unas extensiones de tierras productivas en Pamplonita y el área del Catatumbo. Paralelamente se dedicó a la administración pública ocupando cargos y gerencias en reconocidas empresas del Estado.

En Cúcuta fue nombrado como Director de Recursos Naturales del Departamento, en el tiempo como gobernador de su cercano amigo Eduardo Cote Lamus. Fue Gerente de la Empresa Licorera de Norte de Santander por más de 6 años durante la década de los sesenta. Ocupando esta posición fue elegido como Presidente de la Asociación Nacional de Industrias Licoreras (ANIL), y Presidente de la Asociación Latinoamerinana de la misma industria. También fue Director de la Imprenta Departamental.    

Por su trabajo y participación ciudadana fue una persona muy estimada en el ámbito local, hasta el año 1973, cuando se mudó con su familia a Bogotá y se dedicó durante los últimos años de su vida, al  cargo de Secretario Gran Canciller de la Gran Logia de Colombia.

Perteneció al partido Liberal donde brilló por su liderazgo siendo reconocido como miembro importante por el directorio regional. Se inició en el partido en el tiempo de dirección de Jorge Lamus Girón, trabajando posteriormente muy de cerca con León y Eustorgio Colmenares Baptista, especialmente con este último,  y el doctor Alirio Sánchez Mendoza.

Tiempo previo a la caída de la dictadura el 10 de mayo de 1957, se vinculó al grupo conspirador contra el General Gustavo Rojas Pinilla, llamado ¨Frente contra la Dictadura¨, que era conformado por estudiantes y dirigentes regionales de diferentes tendencias.

Una de las reuniones realizadas en 1957 por el grupo «Frente contra la Dictadura». Entre otros, observamos adelante a Alfonso Vanegas Rizo, Luis Enrique Moncada, Humberto Flórez Faillace, Jorge Lamus Girón, el padre Daniel Jordán, un Hermano Cristiano, Argemiro Cardona Restrepo, Julio Mario Rodríguez Lamus, Joaquín Mancilla Chaustre, Luis Jesús Romero Peñaranda, José Rosario Rivera y Mario Villamizar Suárez. Más atrás, Héctor Casas Molina, Rodrigo Peñaranda Yáñez (solo la frente), Gustavo Ardila Parra, «El Chulo» Moncada Lizarazu, Alvaro Villamizar Suárez, Sofía Vargas de Sánchez, Martha Eslava de Hernández, Carlos Vera Villamizar, Matilde Lamus Irwin y la «Nena» Canal de Cardona.

Una de las pasiones en su vida fue pertenecer a la masonería, es así que desde  temprana edad se hizo aprendiz de masón el 25 de diciembre de 1943 en la Logia Estrella de Pamplona Nº 16, el 13 de noviembre de 1945 fue hecho Compañero Masón y el 14 de mayo de 1946 fue exaltado al grado de Maestro Masón. Dedicó a la masonería toda su voluntad de trabajo, de pensamiento y de acción de manera pulcra y transparente como fue su existencia.

A través de su muy rica y meritoria carrera masónica, ocupó los máximos cargos que esa institución confiere, tal como el de Gran Maestro de la Gran Logia Oriental de Colombia ¨Francisco de Paula Santander¨ (1965-1966) y posteriormente otros importantes cargos como Honorable Maestro de la Logia Veritas Vencit Nº 13 y fue miembro muy activo en la Gran Logia de Colombia en la ciudad de Bogotá.

A los 78 años, estando de vacaciones en San Andrés, falleció súbitamente el 30 de diciembre de 1994.

Don Argemiro Cardona interviniendo como Presidente en una de la Ferias Ganaderas de Cúcuta

La gente en Cúcuta lo recuerda como disciplinado, recto, honesto, sincero y claro como buen representante de una persona formada para trabajar en equipo. Destacó como planificador y administrador de recursos.

Entre los reconocimientos recibidos en Cúcuta hay que hacer mención el de la Asamblea General de la Sociedad de Artesanos Gremios Unidos realizada en 1957, por las gestiones realizadas junto con don José María Ramírez Parada, porque sin sus valiosos aportes, el convenio Gremios Unidos–Universidad Libre no se hubiera podido realizar.

Ojalá que todas las personas de otras partes que escogen a Cúcuta como su vividero, llegaran con ese mismo espíritu trabajador, de identificación y de compromiso con la ciudad, como fue Don Argemiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario