PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

sábado, 12 de noviembre de 2016

1030.- CLINICA DEL ICSS DE CUCUTA



Sergio Urbina G.

Aspecto frontal del edificio ISS.

La clínica del antiguo ICSS, obra grande para la época, 1976, fue impulsada por el Dr. Alfonso López Michelsen (1974-78), y su ministra de Trabajo, Sra. María Helena de Crovo, de grata recordación en las clases trabajadoras del país, y los correligionarios del MRL, que vivió en esta ciudad junto con su esposo en la década de los años 40/50, de origen paisa. Fue debido a su tesón, a su alto cargo y a la influencia de su amiga cucuteña, doña Tulia de Urbina, que ambas lograron su construcción y dotación.

En el Día del Trabajo de 1976, bajo la dirección del Gerente General y su equipo de trabajo en Bogotá, en el que figuraba otro cucuteño como jefe Administrativo, Dr. Enrique Duplat, se dispuso lo pertinente para el funcionamiento de la moderna edificación de tres plantas, climatizada con aire acondicionado, con más de cien camas hospitalarias en habitaciones cómodas para dos pacientes, para la atención básica de especialidades, tanto de hombres, de mujeres y de pacientes pediátricos.

Además de modernas salas de cirugía, partos y de recién nacidos, nuevos y modernos equipos de ayudas diagnósticas en radiología como de laboratorio clínico, de terapia física y rehabilitación, patología y morgue, de una amplia área de urgencias, con acceso de ambulancias.

Otra zona para consulta externa con veinte consultorios, atendidos por especialistas y médicos generales, de una Farmacia para la distribución de los medicamentos, una área de Trabajo Social como sección de apoyo al paciente y su familia, áreas de ayuda para el mantenimiento de equipos, de calderas, aires acondicionados, lavandería hilos y tejidos, ambulancias, para el menaje de cocina y reparto de alimentos, una cafetería, y en la parte posterior los consultorios para odontología.

Contaba además, con otra edificación adyacente de tres plantas, para la sección administrativa, Gerencia, directores de oficinas de personal, jurídica, contaduría, afiliación y registro, caja y archivística.

Se nombra gerente seccional a un ilustre profesional ocañero, quien nombra jefe del Departamento de Salud del Instituto para el Norte de Santander, a otro ilustre profesional de Durania, que ejercía su especialidad en la capital, y ellos, con el estudio de hojas de vida y certificación de ser especialistas médicos, de ejercer su trabajo médico en la ciudad, nombran y posesionan a los futuros jefes médicos de departamentos, con trabajo de 8 horas/día, para las plazas de Cirugía General, Medicina Interna, Ginecología y Obstetricia y Pediatría, junto con los demás jefes de secciones.

Con este grupo, a mediados de marzo, se da la organización operativa de una de las más funcionales clínicas del país en atención de medicina familiar, es decir un concepto nuevo en la ciudad, donde los trabajadores no oficiales del estado (ya cobijados en el esquema de las Cajas de Previsión), provenientes de la empresa privada, iban a recibir un tratamiento médico integral que cobijaba a su familia.

Fachada ISS.

Luego se llenan los cupos para los demás profesionales de medicina, especialistas o generales, de las ramas paramédicas, Psicología, Odontología, Enfermería, Medicina Física y Rehabilitación, Fisioterapia, Radiología, Patología y Farmacia, tarea que fue un poco difícil, ya que por ocupar cargos en otros lugares de trabajo, Hospital San Juan de Dios, Cajas Nacional y Departamental, no estaban disponibles por razones de tiempo, y otros, porque no les fue atractiva la oferta, pues la consulta privada paga era abundante, existían pocos profesionales de la salud, y trabajar por un salario no muy alto de tiempo completo, no era lo mejor.

Pero seguimos adelante y así se pudo completar la planta preestablecida para enfrentar el reto de la inauguración ya descrita.

En estos 40 años desde la inauguración de la Clínica del ICSS (ISS) Cúcuta, como Jefe médico de Pediatría desde su inicio y por 21 años de trabajo en ella, son muchos los recuerdos que hoy afloran y que comento en esta nota.

Fue sin lugar a dudas la protagonista de una prestación de servicios de salud, modelo para sus afiliados y beneficiarios, algo diferente al convencional del ofrecido por entonces por el Sistema Nacional de Salud del Ministerio con su extensa red pública de hospitales y puestos de salud.

Podemos decir los que integramos este equipo, que durante su existencia de 31 años se prestó un servicio de privilegio bajo la figura de medicina familiar, quizá monopólico al decir de muchos críticos por el poco cubrimiento de afiliados, su alto costo en la prestación, que con el tiempo y debido a corrupción administrativa de varios caciques regionales que hicieron de la entidad un feudo político en su beneficio, terminaron con su debilitamiento, tanto a nivel seccional como nacional, en especial por la creación del nuevo sistema de salud en la figura de la Ley 100 de 1993, que convierte el aseguramiento en manos del Estado, a un modelo gerenciado por la empresa particular, con aumento sustancial y sostenido del cubrimiento de la población del país como meta de equidad, y acatando al ordenamiento constitucional de 1991, que la salud es un bien universal que debe brindar el estado.

Esta modalidad da lugar a las figuras conocidas de las Eps con sus sistemas de salud representados en dos tipos de prestación, un Pos contributivo y otro subsidiado.

Posterior, en el año de 2003 por el decreto 1750 se crea a nivel local la ESE Francisco de Paula Santander, que agrupa a las clínicas de Bucaramanga, Barrancabermeja y Cúcuta, y en el año 2007 se liquida la Clínica ISS Cúcuta, que pasa a la Universidad de Pamplona con el fin de servir como centro hospitalario universitario, para a su vez ser liquidada la citada Ese por decreto 810 de marzo 14 de 2008.

Por último, por decreto 055 de 2007 se da por liquidado el antiguo ISS, que da paso a la creación de la Nueva EPS, sociedad anónima que surge dentro del régimen contributivo a través de la Resolución 371 del 3 de abril del 2008 de la Superintendencia Nacional de Salud, iniciando funciones desde el 1 de agosto de 2008 para cubrir a los más de dos millones de los antiguos usuarios afiliados al sistema, haciendo presencia en más de 1090 municipios del país, y por decreto 2013 del 28 de septiembre del 2012 entra en liquidación en forma definitiva el ISS, continuando mediante ley 1151 de 2007 que creó a Colpensiones, con el compromiso de seguir con los servicios de aseguramiento y pago de pensiones de los afiliados al régimen de prima media con prestación definida.




Aclaración sobre el artículo “Clínica del ICSS Cúcuta”


Señor Director:

Cordial saludo. Frente al artículo publicado en Imágenes el día domingo 5 de junio pasado con el título “Breve reseña sobre la Seguridad Social en Cúcuta Clínica del ICSS Cúcuta”, (acá un resumen como CLINICA DEL ICSS DE CUCUTA), cuyo autor es el médico Sergio Urbina, al sostener entre otras afirmaciones que la Seguridad Social se inició en el año 1976 me siento en la necesidad de hacer las siguientes aclaraciones y disentimientos:

Lo que el galeno describe como “Seguridad Social”, realmente se trata es del entonces INSTITUTO COLOMBIANO DE SEGUROS SOCIALES “ICSS”; la realidad es que el “ICSS”, como así se llamaba, se remonta en esta región del país al cuatrienio del gobierno del doctor Carlos Lleras Restrepo 1966-1970 y el primer gerente del “ICSS” en Norte de Santander fue el médico ALIRIO SÁNCHEZ MENDOZA.

Así las cosas, las dependencias del “ICSS” comenzaron a funcionar en Cúcuta el día 30 de agosto de 1968, ubicadas inicialmente en la esquina de la avenida 4 con calle 13, inmueble que era de propiedad de la familia Barco Canal.

El ICSS, inició en Cúcuta en 1968 cubriendo solamente los riesgos de invalidez, vejez y muerte; luego en Pamplona, en inmueble de la familia Villamizar-Peñaranda; posteriormente, antes de retirarse el médico Sánchez Mendoza de la dirección del instituto, dejó financiada la clínica, enfrentando maniobras de politiquería que maniobraban para que la clínica fuera construida en Sogamoso y gracias a la oportuna intervención del ministro Argelino Durán Quintero, el proyecto retornó a la ciudad y fue finalmente construida por el consorcio colombo italiano “Concolsa” en el lugar donde hoy día se encuentra.

En conclusión, no le asiste razón alguna al médico pediatra, cuando afirma que “La Clínica del antiguo ICSS, obra grande para la época, 1976, fue impulsada por el Dr. Alfonso López Michelsen (1974-78)……” y se debió a “doña Tulia de Urbina que… lograron su construcción y….” como equivocadamente lo sostiene.

De otra parte, debo traer a colación, algunos apartes del EDITORIAL del diario La Opinión, en su edición del día jueves 13 de mayo de 1971, con el título “ALIRIO SANCHEZ MENDOZA Y EL INSTITUTO DE SEGUROS SOCIALES” que dicen lo siguiente:

“…., se debe a la tenacidad del doctor Alirio Sánchez Mendoza la proyectada y ya en vía de realización – construcción de la clínica del Instituto de los Seguros Sociales en esta ciudad, obra que permitirá a esa entidad completar su cuadro de servicios para los afiliados.

Indudablemente, siempre hay que reconocer en el doctor Alirio Sánchez Mendoza a uno de los hombres más consecuente y más eficaces de la región, lo cual es producto de su conocimiento de los problemas, de su formación intelectual y profesional y de su conciencia de nuestras necesidades, además de las condiciones humanas y la honestidad que hace prevalecer sobre sus actos.”

Además del editorial de La Opinión, en telegrama de la misma fecha, el Ministro de Obras Dr. Argelino Durán Quintero, reconoce en el Doctor Alirio Sánchez Mendoza “…PRESTÓ INVALUABLES SERVICIOS AL DEPARTAMENTO Y ASEGURÓ CONSTRUCCIÓN CLÍNICA…”.

Le agradezco hacer el contraste entre lo publicado por el Doctor Sergio Urbina, que en ningún momento se ajusta a la verdad y lo que acá el suscrito está aclarando, para que la verdad histórica prevalezca, haciendo la publicación que se requiere y con el mismo despliegue.


Alvaro Sánchez Vargas 




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario