PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

domingo, 1 de marzo de 2015

721.- EL INFORME DEPORTIVO DE 1957



Gerardo Raynaud

Esta foto del recuerdo en Pereira muestra a la mayoría de los integrantes del equipo con su madrina, directivo Sepúlveda y algunos aficionados. Entre los jugadores están de pie Roque ¨fiera¨ Peñaloza, Carlos ¨cabezón¨ Castillo, Hernán ¨pipo¨ Gómez, Otto ¨cicuta¨ Jiménez, Alfredo Díaz, Hilario López y agachados David Morantes del cuerpo técnico, luego Luis Castro Lobo, Gustavo Martínez y Germán ¨patón¨ Sánchez.


Como todos los principios de año, las instituciones acostumbran a divulgar las actuaciones y actividades que realizaron durante el mismo periodo inmediatamente anterior, lo que hoy llamamos eufemísticamente, ‘la rendición de cuentas’, con el fin de informar a la ciudadanía o mejor aún, a los contribuyentes, cómo fueron invertidos lo recaudado por sus impuestos.

El año 57, como sabemos, fue un año atípico en lo político y lo social, situación que influyó necesariamente en las demás actividades de la vida diaria y por ello, el deporte no fue la excepción.

Existía entonces, la Federación de Deportes como entidad rectora de éstos y dependiente del Departamento y a la cabeza de ésta, el secretario que era quien, por norma, guiaba u orientaba la actividad, algo que consideraban quienes manejaban la gestión deportiva, como un serio inconveniente para que el papel de esta entidad fuese siempre acertado.

En los primeros meses de ese año, el secretario de deportes era el conocido Bonifacio Jaimes, hombre entregado al deporte durante toda su vida, aunque fuera detrás de un escritorio.

Debido a la falta de presupuesto y a la negativa de contribuir a su consecución, don Bonifacio perdió el apoyo de todas las ligas deportivas, razón por la cual tuvo que retirarse del cargo y en su reemplazo se nombró a don José García-Herreros, quien sin estar versado en deportes, supo atender a los dirigentes y proporcionar apoyo a todos los deportes.

Por esta razón, la dirigencia deportiva en su totalidad esperaba que para el año 58, la Federación esperaba cumplir una labor más eficiente y como todos ansiaban ‘digna del reconocimiento general’.

Después de esta breve introducción, el informe rendido a la comunidad sobre el desempeño de los deportistas y debidamente socializado, reflejaba la realidad del deporte regional; escasos progresos a pesar de la mucha actividad pero sin mayor técnica.

El informe mostraba lo que se había hecho en el campo de los deportes más representativos como fueron el ajedrez, el atletismo, basquetbol, beisbol, ciclismo, futbol y tejo.

Veamos entonces lo que se informaba al respecto del desempeño de nuestros deportistas en cada una de sus especialidades.

Comenzaremos con el deporte ciencia. Mucha actividad se desarrolló en torno a esta práctica; varios torneos fueron escenificados, tanto en los amplios salones de la emisora La Voz de Norte, como en el Club Deportista, por entonces el más reconocido patrocinador de las actividades deportivas de la ciudad.

Allí practicaron nuestros ajedrecistas para representar el departamento en el campeonato nacional que se realizó en Montería, donde ‘nuestros representativos pudieron darse cuenta cabal de la importancia de los detalles de orden técnico, que es necesario imprimir a la organización y el desarrollo de las actividades locales para lograr progresos y llevar a nuestros ajedrecistas a adquirir una más sólida y efectiva preparación.’

Era la forma diplomática de relacionar la desastrosa participación de los integrantes de la selección local.

En el siguiente punto del informe, se trataba el tema del atletismo. La queja fue generalizada contra la Sección de Educación Física del Departamento por cuanto, decían, se oponían sistemáticamente a la participación de los estudiantes de los planteles educativos, en las distintas actividades que permitiera desarrollar talentos atléticos.

Sin embargo, la liga de atletismo programó algunas pruebas, dentro de las limitadas suficiencias técnicas, por lo cual no se pudo realizar el campeonato departamental.

La falta de apoyo por parte de las entidades oficiales para efectuar el arreglo y acondicionamiento de las pistas, de las que sólo a mediados del mes de diciembre se obtuvo alguna atención, hizo renacer la esperanza que para este deporte se presentaría el año siguiente.

De las pocas pruebas que se realizaron, la que mayor espectacularidad mostró fue la ‘Maratón de los Barrios’, entre otras, por el entusiasmo que mostraba el entrenador de la liga, Natalio Molinari, que le permitía foguear a su pupilo Carlos Alarcón con los atletas locales, con miras a su participación en el principal evento deportivo de fin de año que era la Maratón de Girardot, como preparación a la más famosa de las carreras de fin de año, la Carrera de San Silvestre.

El deporte que tal vez sacaba la cara por el departamento era, sin duda el basketbol y conste que lo escribo así, como era la costumbre en esa época, haciendo caso omiso a las recomendaciones de la Academia, sólo para mantener el ambiente que se vivía en los años de mediados del siglo pasado.

Durante el 57, la afición cucuteña tuvo la oportunidad de disfrutar y gozar del espectáculo basketero en toda su intensidad, con ocasión de los partidos de la Copa Colombia, tanto en las eliminatorias, como en su etapa final.

El equipo del Norte tuvo la fortuna de tener el respaldo general de las instituciones del sector público, así como el patrocinio de las empresas  más representativas del sector privado local.

Para su participación en ese torneo de Copa, el equipo contó con la ventaja de tener un entrenador propio y de innegables conocimientos técnicos, por lo cual se logró la conquista del subcampeonato.

Luego de este trofeo, que le dio la oportunidad de clasificarse para el Campeonato Nacional que se realizó en la ciudad de Pereira, en donde nuevamente el equipo obtuvo, el subcampeonato nacional, pero además, el título de campeón nacional de tiros libres, mención que recayó en la persona del jugador y entrenador Alfredo Díaz.

Aunque desde el principio, el equipo lamentó las ausencias de algunos de sus mejores jugadores, como fueron Carlos Díaz, Álvaro Silva y Sergio López, siempre creyeron que lograrían mejores resultados si hubieran estado presentes y que finalmente por razones diversas no pudieron asistir.

El siguiente de la lista en pasar al tablero, fue el beisbol y la dirigencia de ese deporte se quejó en primer lugar, de la falta de apoyo gubernamental para lograr un estadio propio donde realizar la práctica de su deporte.

A pesar de los pocos respaldos, la liga logró llevar a cabo el campeonato departamental y unos partidos de intercambio con Santander y el Estado Táchira.

Al ciclismo se le reconoció como el deporte de más intensa actividad, por cuanto se ejecutaron los proyectos de la Primera Vuelta al Norte, el Campeonato Nacional de Ruta y la participación en la Vuelta a Colombia, donde los deportistas más representativos fueron, Bochalema Rivera, Douglas Superlano y Gustavo Rojas quienes sembraron la semilla para los futuros ciclistas que representarían al departamento en el futuro.

Cerraban el informe las ligas de fútbol amateur y de tejo, las que como se dice popularmente, cumplieron su labor ‘sin pena ni gloria’, ambas marginadas de las competencias nacionales, a pesar del entusiasmo y de la buena fe de su dirigencia, apenas lograron que sus equipos hicieran una labor ‘paritaria´ de aciertos y equivocaciones.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario