PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

viernes, 6 de marzo de 2015

724.- DIAGNOSTICO DEL RIO PAMPLONITA EN EL 2014



Eduardo Rozo

Fotografía captada en la vía a El Pórtico y que evidencia el estado del río Pamplonita. Predominan la maleza y las piedras y tan solo corre un hilo de agua.

En marzo de 2012, tras el impacto del invierno, el río Pamplonita padecía de estrés crónico. Al año siguiente pasó a ser un enfermo en cuidados intensivos producto del cambio climático y hoy, por la suma de esos factores y el paso de la mano arrasadora del hombre, es considerado un paciente en estado terminal.
La teoría es corroborada por el deplorable estado en que permanece el río Pamplonita, donde hay más piedras, lodo y maleza que agua; donde los peces cada vez ven más reducido su hábitat y deben saltar de charca en charca para alargar su ciclo de vida.
El río, desde su nacimiento en zona de páramo en Pamplona y a más de 3.200 metros sobre el nivel del mar, hasta su desembocadura en Puerto Santander y a una altura de 50 metros sobre el nivel del mar, ha sido explotado indiscriminadamente.
En la parte alta de la cuenca del río Pamplonita el mayor impacto es por la tala de bosques, en la parte media los focos de contaminación son la extracción de material de arrastre y la minería de carbón. En la parte baja, especialmente en Cúcuta, el no tratamiento de las aguas residuales termina de ahogar al río en sus propias aguas.
Y como si fuera poco está la erosión y degradación del suelo, la pérdida de cobertura vegetal y biodiversidad, el vertimiento de desechos y agroquímicos que son utilizados para el control de plagas en cultivos a lado y lado del lecho del río y las captaciones ilegales del líquido.
El Pamplonita tiene un recorrido de 155 kilómetros y la cuenca tiene incidencia en 10 municipios. De acuerdo con los registros de Corponor abastece al 68 por ciento de la población del departamento.
Norte de Santander de acuerdo con el Dane tiene una población, a 2014, de 1’344.038. Eso equivale a que las aguas del Pamplonita calman la sed de 913.945 personas.
El Pamplonita es la principal fuente de agua del departamento, pero también es la más deteriorada.
Está claro que para recuperarla no solo se requiere de la voluntad política de las instituciones que tienen a cargo su manejo, sino del cambio de prácticas culturales de los habitantes que se benefician directamente de sus aguas y de las personas que siguen pensando que el agua aparece con solo abrir una llave.
Si los nortesantanderanos quieren conservar el Pamplonita, debe invertírsele $470.000 millones, una cifra superior al costo del acueducto metropolitano, $338.000 millones.
La suma es producto del estudio y ajuste al Plan de Ordenación y Manejo de la Cuenca del Río Pamplonita (POMCA), hecho por la Universidad Francisco de Paula Santander (UFPS) y financiado por el gobierno holandés con el apoyo de Corponor, el Ministerio de Ambiente y la Asociación de Corporaciones Autónomas Regionales (Asocars).
Dicho ajuste se hizo durante más de tres años y siguiendo los lineamientos de la Guía Técnica para la Formulación de Planes de Ordenación y Manejo de Cuencas del Ministerio de Ambiente.
Lo hecho con el Pamplonita, de acuerdo con Luis Lizcano, director de Corponor, es una prueba piloto que será replicada en otras regiones del país. El ajuste tuvo un costo de $1.020 millones.
De acuerdo con Jhon Suárez Gélvez, decano de la Facultad de Ciencias Agrarias y del Ambiente de la UFPS, quien ofició como líder del ajuste al POMCA, la intervención del Pamplonita debe hacerse a corto, mediano y largo plazo.
“Se identificaron 13 indicadores que deben contrarrestarse, todos en estado crítico, tales como: aridez, retención y regulación hídrica, conflicto de los suelos, presión y densidad demográfica, usos socioeconómicos y productivos”.
Para ello deben ejecutarse 23 proyectos. José Fabio Torres Parada, politólogo, magíster en gobierno y políticas públicas, encargado de la fase de formulación de escenarios para el Pamplonita desde la empresa Sinergia, manifiesta que la meta es que a 2034, estén todos ejecutados.
Sin embargo, señala Suárez Gélvez que el Gobierno Nacional debe encaminar acciones conjuntas con Venezuela, pues de nada serviría recuperar el Pamplonita y que siga recibiendo la contaminación que baja del río Táchira.
Una de las propuestas es la construcción de microembalses cerca a zonas urbanas, aprovechando los años húmedos para almacenar agua y descargarla en épocas de intensa sequía.
Así mismo, otra de las grandes apuestas debe ser la habilitación de estaciones de medición de caudales, pues hoy solo hay dos: en La Donjuana y en el corregimiento Aguas Claras.
El ingeniero civil y experto en hidrología, Gustavo Adolfo Carrillo Soto, manifiesta que no hay registros históricos que permitan medir el comportamiento del río y a partir de allí evaluar el impacto.
Otras de las iniciativas a ejecutar son: recuperación de la cobertura vegetal, restauración ecológica por el impacto del cambio climático y elaboración de un diagnóstico para proteger la fauna y la flora.
También está la adecuación de infraestructura para la reducción de las aguas residuales que caen directamente al río y la actualización de estudios topográficos para construir acertados mapas de riesgos.
De ser el caso, deben reubicarse a las familias que habitan en zonas de influencia del río e implementar sistemas agroforestales.
En materia minera, señala el ajuste al POMCA que debe sensibilizarse la problemática y establecer zonas de protección de acuerdo con las leyes ambientales y la gestión minero-ambiental.
De acuerdo con Carrillo Soto, los habitantes de Cúcuta deben hacer un uso racional del agua, por tanto en la ciudad es uno de los puntos donde menos llueve.
La variación de la lluvia dentro de la cuenca está entre los 800 milímetros al año hasta los 2.200 milímetros al año. En Cúcuta normalmente llueven 1.000 milímetros al año.
Todas estas apuestas se harán exitosas en la medida en que Corponor no vacile en gestionar los recursos. Se requiere del apoyo del Gobierno Nacional y que la ciudadanía y gremios productivos entiendan que el agua es un recurso ambiental no renovable.
¿Qué hacer en sequía?

El hidrólogo de la UFPS, Gustavo Adolfo Carrillo Soto, manifestó que esta época de sequía es ideal para hacer estudios que permitan proteger la infraestructura.

“Hay que revisar diques, sedimentadores en el área metropolitana, las estructuras que sostienen los puentes e identificar puntos vulnerables a deslizamientos para cuando vuelva el invierno”.

Otro de los riesgos es la cantidad de maleza que ha crecido en el río por la ausencia de agua, la cual se desprenderá en invierno y podría afectar sistemas de desagüe, estructuras de puentes, causar represamientos y con ello deslizamientos.

“Hay que hacer un recorrido punto a punto y mirar donde es conveniente retirar este tipo de plantas al igual que los escombros”.

La época de sequía también sirve para que se ejecute un plan de sensibilización ambiental que permita a la ciudadanía conocer el impacto que las malas prácticas del hombre están causando al río Pamplonita y así generar acciones conjuntas de conservación.
 

Eliminación de trinchos




Los trinchos que mantenían desviado el cauce del río Pamplonita en cinco puntos identificados por la Corporación Autónoma Regional para la Frontera Nororiental (Corponor) fueron retirados ayer por técnicos del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo.

Con esto, se devuelve la normalidad al cauce del principal afluente que surte de agua potable a Cúcuta, cuya captación en la bocatoma del corregimiento de San Pedro estaba amenazada.

Estos desvíos del cauce del río fueron protagonizados por productores de arroz que ahora enfrentan procesos sancionatorios ambientales ante Corponor.

Se retiraron trinchos de los sitios conocidos como Tomás Moros (La Garita), y en Los Vados, donde se estaba acaparando más de 70 por ciento del agua del río para actividades agrícolas.

El Consejo Municipal de Riesgo advirtió a los productores de arroz a que desistan de seguir desviando el cauce del río de manera ilegal, porque de ser descubiertos de nuevo podrían enfrentar procesos penales además de la suspensión definitiva de la concesión de toma de agua.

Nivel del río es crítico

Estas prácticas irregulares llegaron a poner en riesgo la captación de agua en la planta de producción de El Pórtico que abastece del 70 por ciento del agua que consumen los cucuteños.


La captación antes del retiro de los trinchos en Bocatoma era de 1 mil 700 litros por segundo, por lo que se espera que a partir de ahora empiece a normalizarse el caudal para alejar el fantasma de un racionamiento de agua a los cucuteños.





Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario