PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

sábado, 14 de marzo de 2015

728.- RELOJ DE SOL LLEGO A 30 AÑOS MORIBUNDO



Eduardo Rozo Jaimes

LOS NÚMEROS EN BRONCE fueron hurtados y la pintura blanca cumplió su ciclo de utilidad.

Treinta años cumplió, el primero de octubre, el reloj de sol ubicado en la entrada de la zona franca de Cúcuta. El monumento llegó ‘al tercer piso’ rindiéndole culto a la desidia y al abandono.

Otrora época en la que era uno de los puntos más admirados por los cucuteños que llegaban hasta allí solo por conocer el funcionamiento del reloj, a partir de las sombras del sol proyectadas por una especie de segundero estático.

A Cúcuta fue donado por la Logia Masónica (del sol) y se inauguró el primero de octubre de 1984. Desde entonces ha permanecido en la entrada de la zona franca de la capital nortesantandereana.

Antes permanecía rodeado de amplias zonas verdes y de plantas florales que le daban al espacio un toque agradable.

Hoy, hay más prado en las zonas de concreto y las áreas verdes lucen desteñidas. La tierra está cuarteada y hasta la maleza sucumbe ante el inclemente clima.



El reloj de sol es un instrumento usado desde tiempos muy remotos con el fin de medir el paso de las horas, minutos y segundos (tiempo). En castellano se le denomina también cuadrante solar. Emplea la sombra arrojada por un gnomon o estilo sobre una superficie con una escala para indicar la posición del Sol en el movimiento diurno. Según la disposición del gnomon y de la forma de la escala se puede medir diferentes tipos de tiempo, siendo el más habitual el tiempo solar aparente.
 

Los arbustos que aún sobreviven son regados, en vez de agua, por cantidad de basuras y escombros. Pareciera como si en el sitio se reunieran a hacer tertulia al mejor estilo del parque Santander, porque hay botellas de gaseosa vacías y alrededor restos del tradicional pan de cascarita.

La base de cemento que sostiene el imponente reloj, pese a su estado de abandono, está agrietada y pareciera como si al monumento le hubiera dado culebrilla, pues las grietas formaron una circunferencia que está por unirse.

Los números del reloj, que originalmente eran de bronce, fueron robados. El primero que hurtaron fue parte del tres, razón por la que parte de este número aparece pintado de negro.

El resto de los números quedaron tatuados y hasta los tornillos que sostenían los originales han intentado robárselos porque aparecen perforaciones alrededor.

La especie de segundero estático está sostenido por una rosca de metal, la cual intentaron desatornillar. El ángulo de inclinación de la vara metálica cambió y las sombras del sol se proyectan en desorden.



La foto corresponde al día de la inauguración del Reloj de Sol que fue donado por la Gran Logia Oriental de Colombia a Cúcuta y ubicado a la entrada de la Zona Franca. Ese día, 1 de octubre de 1984, asistieron a la ceremonia entre otros: León Colmenares Baptista, Álvaro García, Daniel Mieles, Luis Ortega, María Elisa de Villamizar, Isachar Parada, Emilia de Hernández, Julio César Hernández, Luis Ernesto Villamizar y Jaime Garbiras.
 

La pintura blanca del reloj se sopló y las cáscaras se caen diariamente. La que aún permanece ‘aferrada’ al monumento cumplió su ciclo de utilidad.

La esperanza del reloj de sol es un proyecto que idea la Secretaría de Cultura de Cúcuta para intervenir 12 lugares ocultos, esos espacios donde hay monumentos ricos en concepto y con gran valor artístico, pero que acusan estado de abandono.

De acuerdo con la titular de ese despacho, María Eugenia Navarro Pérez, se hizo un diagnóstico del estado de los monumentos de Cúcuta y para la intervención se tendrá en cuenta a los artistas que los crearon.




El proyecto contempla la recuperación total del reloj de sol y en la base se pondrá una placa de acrílico con la ficha técnica de la obra. Este material es para evitar que los amigos de lo ajeno la hurten, como ocurre tradicionalmente con las placas de metal.

La iniciativa, que hace parte del plan de recuperación de monumentos de Cúcuta, con miras a fortalecer el proyecto de promoción turística y cultural, es el salvavidas que tiene el monumento.




Su recuperación


En el año 2015 fue recuperado después de permanecer en estado de abandono.

Los números del reloj, que originalmente eran de bronce se mandaron a fundir en un taller cerca al cementerio central. El cálculo y diseño estuvieron a cargo de Eduardo Serrano Acevedo al igual que la dirección de la obra.

Los aportes económicos fueron hechos por la Logia Sol de Santander 2-14 y por Peter Zahn. El terreno fue cedido en comodato por la Zona Franca en esa fecha bajo la dirección de Álvaro García.

En los talleres de Favecza, propiedad de Peter Zahn, ubicados, en ese entonces, en la zona industrial de Cúcuta se  construyó el gnomon o indicador, por ser su estructura y el disco de concreto.

En ese proceso se duró unos tres meses. El diseño se hizo con sumo cuidado porque había que buscar el ángulo para la ubicación para que pudiera marcar la hora exacta.

El disco, que tiene de diámetro 3,50 metros, se construyó so pretexto de los 50 años de la respetable Logia Sol de Santander No. 2-14 y se ubicó en predios de La Zona Franca, que dirigía en ese entonces Álvaro García.




Recopilado por: Gaston Bermudez V.

1 comentario:

  1. buenas quisiera saber cuales son esos 12 lugares ocultos q se utilizaron para crear arte.... les agradezco GRACIAS

    ResponderEliminar