PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

viernes, 17 de abril de 2015

744.- QUINTA TERESA, GRACIAS



Jorge Enrique Báez Vera


Llegué a la Quinta Teresa a terminar mi cuarto de bachillerato. Lo hice, después de trasegar por el Provincial de Pamplona y el Salesiano de Cúcuta, y fue el Hermano Roque Casallas Lasso, quien me abrió sus puertas, lo  que aún le agradezco de corazón, pues los años que pasé en dicho claustro fueron los más felices de mi juventud y fue allá, donde conocí el sentido de amistad, escalón superior al compañerismo.

Fue en la Quinta Teresa, donde hice los amigos que aún tengo, y que a pesar de la distancia y el  tiempo siguen vigentes en mi vida, pues,  con ellos, viví tiempos llenos de  alegría y hoy  cuando con nostalgia evoco, esos  muchos momentos una sonrisa aflora en mi y  de cuando en vez, cuando mis hijos, saben que lo necesito, se hacen los que no recuerdan algunas anécdotas de colegio.

Y me piden que les vuelva a contar una de las tantas travesuras del Negro Juaco, o alguna salida ocurrente de Chaquto, lo que siempre termina en carcajadas y a alegría  me embarga, y vuelvo a tomar impulso, al sentirme joven y lleno de optimismo por  la vida, tal era mi vida en la Quinta Teresa.

En el Corsaje, alojado en la Quinta Teresa, por voluntad de sus  dueños y donadores, fue donde los Hermanos de las Escuelas Cristianos, y un valioso grupo de docentes, inculcaron en mí,  como a miles de nortesantandereanos, las improntas que nos han permitido a la inmensa mayoría de sus egresados, abrir muchas puertas y andar por mejores caminos, evocando nuestro cantar:


“Ciencia y virtud” es nuestro lema
que ostentamos con honor,
y que defiende el lasallista con ardor.

Virtud, saber, porque la vida es mar
donde el deber faro es que ha de alumbrar,
sin vacilar, nuestro grito será:
“La Salle, La Salle doquiera triunfar


Hoy, cuando me entero que nuestra Quinta Teresa, acaba de ser rescatada del abandono a la que había sido condenada por muchos años, vuelven a mí los años  allí vividos, y a mi mente vienen sus amplios salones y sus altos techos, los que al contemplarlos, poníamos a volar  nuestros sueños.

Y me hago la promesa de volver a ella, a recorrer sus estancias y desde sus jardines mirar los cielos a donde eché a volar mis sueños juveniles, y hacer el inventario, con la seguridad, de que gracias a lo allí aprendido, será inmensamente favorable.



A todos los que hicieron posible, que nuestra querida casa de estudios,  resurgiera del abandono, les expreso mi reconocimiento y el de miles de Corsajistas, y al hoy remozado claustro, por los felices años allí vividos, no queda más que decir sino: GRACIAS QUINTA TERESA.


COMENTARIOS:

Francisco Espinosa Dávila: Una gran alegría la noticia de la recuperación de “NUESTRA QUINTA TERESA”, claustro insignia de nuestro CORSAJE , fuente donde bebimos la sabiduría y principios éticos que han marcado nuestra vida personal y profesional, mi abrazo de felicitación y reconocimiento para mis compañeros ex-lasallistas y los profesionales que han participado en esta labor !!

Álvaro Iván Palacios Sánchez: Cómo no recordar los primeros viernes que iniciaban con la Eucaristía, celebrada en los primeros años de nuestro tránsito por esos salones, por Monseñor Jaimes y luego por el padre Blanco.

Cómo no recordar los numerosos mosaicos con fotos amarillentas de sus cientos de egresados, entre los que salía Virgilio Barco Vargas.

Cómo no recordar el paso obligado para ir a la rectoría del Hno. Martín o de Roque Casallas. Y a la prefectura del Hno. Artuto Moniér, y si alguien se acuerda del nombre de “Mazato”.

Bello tránsito de la juventud por las aulas que el tiempo carcomía pero que vemos hoy levantarse con orgullo.

Cita obligada en nuestra próxima visita a la ciudad de nuestros ancestros y del amor eterno.

“Quinceañera despeinada” (Miguel Méndez Camacho) tu ombligo ha sido afectado por una hermosa cirugía plástica.


Alejandro Guerrero: Gracias Arq. Tita Vela, Ud., hizo realidad un sueño: la restauración de esa hermosa casa.

Alberto Camilo Suarez Duarte: Buena por todos los ex compañeros y ex alumnos que contribuimos de alguna forma de presión por la reconstrucción de nuestro querido claustro. Saludos de congratulaciones

Lenis Polo Contreras: Recordemos que es una restauración, lo novedoso se concentra en el reforzamiento estructural, la iluminación y las instalaciones de aire acondicionado, instalaciones eléctricas de voz y datos cuyo diseño y construcción fue realizado por ingenieros idóneos norte santandereanos. Por tal motivo al igual que la arquitecta Tita merecen su reconocimiento.


A LA QUINTA TERESA   (Abril/2009)
Por: Rómulo Albarracín M.
Promoción 1965

Años de juventud, de amigos y compañeros,
juventud vivida en pleno.

Quinta Teresa, tus pasillos y salones
testigos de nuestros estudios, rezos,
cantos, griterías y actos solemnes:
un “se me olvidó” generó un medallón.
Un X56Ω negativo de un “Chucho” Soto
generaron obras de teatro.

Sus patios de recreo formaron campeones deportivos.
Su esquina cómplice, al paso de la Tabaquera,
mujer sensual, colmó nuestros sueños eróticos nacientes,
siendo la primera fantasía sexual.

Quinta Teresa hoy necesitas de nuestra solidaridad,
para que presentes y futuras generaciones,
disfruten esos pasillos, salones, patios y esquinas,
donde vuelvan a colgar nuestros mosaicos
y los de las próximas promociones.




Recopilado por: Gaston Bermudez V.

3 comentarios:

  1. Nunca he entrado a esa casona. Sin duda es un sitio importante para la memoria histórica de la ciudad

    ResponderEliminar
  2. Es necesario reconocer que la promocion de bachilleres de 1966 del Sagrado Corazon de jJesus como los srs Gaston Bermudez V, Armando Albarracin y otros exalunos que conforman esta promocion fueron los que lideraron la recuperacion de ese legado arquitectonico y cultural la Quinta Teresa. Quiero dar gracias a estas personas por ese esfuerzo ante las autoridades locales, regionales y nacionales para tener la satisfaccion de verla como hoy la estamos viendo en el 2015 y los de la promocion de 1965 la disfrutaremos en nuestros 50 años de egresados. Gracias compañeros de la promocion de 1966. Atentamente ROmulo Alabarracin Medina.

    ResponderEliminar
  3. En cuatro días será escenario del encuentro de bachilleres promoción 1975, y podremos recordar anécdotas y vivencias de nuestro paso por esa querida institución, CORSAJE.

    ResponderEliminar