PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

martes, 6 de junio de 2017

1133.- MANIFIESTO ESTUDIANTIL DE 1948



Gerardo Raynaud

Como es usual, la preocupación que existía entre los estudiantes universitarios colombianos cuando se alejaban de su patria chica, más en épocas pretéritas, siempre pensando en el retorno para aplicar los conocimientos recibidos en las universidades, bien nacionales o extranjeras, para retribuir los esfuerzos puestos a sus órdenes, por sus familiares, quienes esperaban lideraran o tomaran parte de las actividades locales en busca de un mejor estar, término que se usaba por esos años, tanto para ellos como para la comunidad que los acompañaba.

Por ese tiempo de mediados del siglo pasado, cuando predominaba en el ejercicio de la política, el partido conservador, un grupo de universitarios liberales encabezado por sus líderes Guillermo Vargas Villamizar, Pedro Ramón Díaz R. y Gonzalo Lamus Peralta, en representación de los muchos que estudiaban en la capital de la república, lanzaron un manifiesto que hicieron llegar a todos los estamentos políticos y sociales en un “esfuerzo enderezado a integrar el Departamento como un todo orgánico, a eliminar la pugnacidad regional que lo fracciona en diminutos sectores y entraba el desarrollo regional”.

Argumentaban que mientras la capital del departamento considere antagónicos sus intereses económicos y políticos respecto de otras ciudades, que mientras no se entienda que la trama de las relaciones económicas hace dependientes unas de otras las regiones y que mientras los prejuicios conserven vigencia será muy difícil avizorar la tierra prometida de la industrialización y la cultura.

Así pues que basados en estos preceptos, decidieron lanzar un manifiesto, solicitando atención y vigilancia para el cumplimiento de su peticiones; plantearon una docena de puntos en los cuales decían que las fuerzas progresistas del Departamento debían aunar esfuerzos para obtener una economía más próspera y compleja y una cultura más amplia.

Con profunda fe en el porvenir de la región y en la fuerza creadora de su valiente y abnegado pueblo, estos fueron sus planteamientos:

1. Cumplimiento de la Ley 50 de 1945, mediante la cual se nacionalizaba  el Ferrocarril de Cúcuta. Se proyectaba así una efectiva salida al mar y se pretendía que Cúcuta tuviera las mismas condiciones que le fueron aprobadas a la ciudad de Cali para su salida al Pacífico.

2. Apoyo de los Concejos Municipales a Gremios Unidos a condición que se estableciera la enseñanza gratuita a todos los estudiantes sin distinción de de colores políticos y al servicio de los sectores populares.

3. Cumplimiento de la Ley sobre las Hidroeléctricas de Cúcuta y Pamplona para contribuir al florecimiento de la existente industria de tipo artesanal.

4. Construcción de las carreteras: Pamplona – Cucutilla y El Carmen – Brotaré – Ocaña y la terminación de la carretera que de Chinácota conduce a Toledo con penetración al Sarare, región de prometedor potencial económico.

5. Constitución de cooperativas de municipios fronterizos para la prestación de servicios de higiene, salubridad y previsión sociales.

6. Estímulo oficial al establecimiento de la Bolsa de Divisas Extranjeras en la ciudad de Cúcuta, a fin de regular el mercado de bolívares. 

7.  Superación de la Casa de Cultura de Pamplona y la construcción y urbanización de una vía arteria en la misma ciudad como aporte al cuarto centenario de su fundación a celebrarse el año próximo.

8. Creación de la Biblioteca de Autores Nortesantandereanos, para divulgar a precios populares, el pensamiento de de nuestros valores autóctonos en historia, poesía, arte y literatura en general.

9. Creación de bibliotecas públicas en los municipios que carecen de ellas y ampliación de las existentes con miras a democratizar la cultura. 

10. Creación de Asambleas de Concejos Municipales y solicitar lo procedente del Congreso y del Gobierno Nacional. 

11. Establecimiento de la Cooperativa Fiquera en el municipio de Cucutilla para restaurar esa industria.

12. Terminación de los edificios del Colegio Provincial y de la Escuela Normal Urbana de Varones Francisco de Paula Santander de la ciudad de Pamplona y los del colegio José Eusebio Caro de Ocaña, así como la dotación de los equipos técnicos de laboratorio, indispensables para el estudio de las Ciencias Naturales, la Física y la Química.

Termina el Manifiesto diciendo que “lo anteriormente puntualizado es de obvia conveniencia, de realización factible y desde luego, de competencia, bien de los Concejos Municipales bien del Congreso Nacional. 

Al hacer esta invitación a situar la lucha política en el plana de la inteligencia que el Norte necesita y merece, deseamos que estas ideas cristalicen en acuerdos, en acciones concretas y en solicitudes motivadas el Congreso con miras a la presente o la próxima legislatura.

Además de los representantes antes mencionados, firmaron la proclama Juan Parada Caicedo, Gustavo Villamizar, Rafael Gálvis Manosalva, Guillermo Mogollón, Gonzalo Cáceres, Francisco Valencia, Gustavo Ruiz, Luis Velandia, Francisco Antonio García, Luis Fernando Vivas, Antonio Camacho, Pedro Durán, José Eusebio Velandia y Rafael Uribe.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario