PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

viernes, 28 de julio de 2017

1163.- EL TRANVIA Y FERROCARRIL DE CUCUTA



Carlos  Eduardo Orduz

Escribir y hablar sobre el Ferrocarril y Tranvía de Cúcuta es transportarse a lejanos tiempos idos en la realidad, pero tremendamente presentes en la mente de quienes vivimos su esplendor y su ruidoso desenvolvimiento hace ya muchas décadas. Pablo Emilio Ramírez Calderón.

Estación Cucuta. 1910.

El Tranvía

El año de 1865, marcó el nacimiento de la vocación ferrocarrilera de Cúcuta. Después del terremoto surgió el ferrocarril de Cúcuta y dotó de un tranvía a la ciudad que revolucionó el transporte masivo en la incipiente urbe dándole al comercio una forma rápida y eficiente de sostener su crecimiento y a la gente una herramienta para su diversión y descanso una vez superado el trajín de las tareas cotidianas.

El tranvía sobrevivió a los avatares y reformas de la ciudad desde 1890 al año de 1942.

Según Virgilio Durán Martínez, la ruta de occidente iba hasta puente Espuma, recorriendo sitios y lugares de diversión, comenzaba esta travesía en la esquina del Casino Berti, calle 9 entre avenidas 7ª y 8ª, continuaba hasta la bananera, doblaba por la avenida 12, pasando por el casinito de Rafael Useche, quien era también dueño de La Tachirense en la avenida 6ª con calles 11 y 12.

Tranvía de Cúcuta

El tranvía iba de norte a sur partiendo de la estación Cúcuta (hoy central de transporte) hasta la estación Sur (frente a la curia diocesana) en San Rafael. De oriente partía de la estación Rosetal (calle 10 con avenida 1ª) hasta puente Espuma, al finalizar el camellón del cementerio.

El orgullo más grande de la ciudad de San Francisco en los Estados Unidos es su tranvía que recorre sus onduladas calles, anunciado su paso con el armonioso sonido de su campana.

El Ferrocarril

Ferrocarril de Cúcuta en vía a Puerto Santander

El proyecto del ferrocarril de Cúcuta nació en el año de 1865, al comprometer a la compañía que firmaba el contrato de apertura del camino de San Buenaventura a construir un camino de carriles de hierro.

El 12 de enero de 1878 se firmó la escritura pública en la Notaría de San José para la construcción del Ferrocarril de Cúcuta al puerto de San Buenaventura.

Se contrataron 250 obreros con un salario de $1,00 diario. El personal técnico y el dinero eran netamente colombianos.

Las condiciones establecieron que se debía empezar la construcción de Puerto Santander hacia Cúcuta y se daría al servicio cada 18 kilómetros (el total era de 55 kilómetros).

El 16 de mayo de 1880 se inauguró la primera etapa hasta el kilómetro 13 con carros de primera y segunda clase para pasajeros, 4 vagones para carga y 15 carros plataformas para acarreo de materiales.

La locomotora Cúcuta Nº 1 de 56 toneladas de arrastre, fue la precursora de nuestro bello, funcional y práctico ferrocarril.

El 30 de junio de 1888 entró el primer tren a Cúcuta,  inaugurándose oficialmente los viajes el 1º de julio.

El día 22 de julio de 1897 la compañía del Ferrocarril de Cúcuta, inauguró la línea a la frontera, que tenía 17 kilómetros, entre Cúcuta y San Antonio del Táchira.

En 1926, el 20 de julio se inauguró el empalme de los ferrocarriles de Colombia y Venezuela en las riberas del río Zulia en Puerto Santander y Puerto del Grita en Venezuela.

El 22 de diciembre de 1927 se inauguró  la línea del ferrocarril entre Cúcuta y El Diamante con 43 kilómetros.

Desde 1863 hasta el año de 1961 se presentaron 7 proyectos para conectar el ferrocarril de Cúcuta al río Magdalena y así colmar la aspiración de los cucuteños de tener una salida al mar.

Lamentablemente un genio propuso y logró que se acabara esta gran obra de nuestros antepasados para construir una carretera. Qué les parece? Para enmendar el error ahora hablan del tren binacional.

Nota del recopilador

El tren de Encontrados tenía vagones para pasajeros, productos agrícolas, materiales diversos y carga animal.

El vecino país contaba con su red ferroviaria al sur del lago de Maracaibo desde 1895, cuando la familia Roncajolo presentó un proyecto para responder a las necesidades de los productores agropecuarios  de los márgenes del río Catatumbo y agricultores de los Andes venezolanos, el cual se hizo realidad para conectar el puerto de Encontrados con el municipio Colón,  los Andes y en 1926 conectarse con Colombia a través de Boca del Grita - Puerto Santander.

Además de mover pasajeros, la importancia radicaba en el servicio a los productores para llevar sus productos a los mercados del país y al exterior, a través del puerto de Maracaibo y viceversa. Por ejemplo para 1910 el puerto de Encontrados registró un movimiento similar a la de los de Maracaibo, La Guaira y Puerto Cabello principales puertos de Venezuela.

Desde 1912 comenzaron los rumores sobre la desaparición del ferrocarril debido a los proyectos de construcción de grandes carretera como la Trasandina, Machiques-Colón y Panamericana.

El ferrocarril de Encontrados dejó de ser rentable para los años 50. Su mayor accionista Benito Roncajolo y el resto de propietarios vendieron sus acciones al Estado. El ferrocarril dejó de funcionar en 1955 a lo que le siguió la sedimentación del puerto de Encontrados, hasta el punto que ni las embarcaciones pequeñas podían navegar.

El ruido del tren ya no se escucha pero en la memoria de aquellos pasajeros no se borran las imágenes de sus viajes de negocios o familiares a Maracaibo, los Andes o a Colombia.



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario