PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

TERREMOTERO -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

domingo, 8 de septiembre de 2013

438.- NOTA TRISTE EN EL II FESTIVAL DE LA FRONTERA


Gastón Bermúdez Vargas




En el ll Festival de La Frontera en Cúcuta que se llevó a cabo entre el 14 y 22 de julio de 1962, incluyeron como actividad de clausura del evento una carrera de automovilismo que se celebraba por segundo año consecutivo, llamado Premio Pancho Pepe Cróquer,  en homenaje  al polifacético hombre venezolano de radio y televisión. Francisco José Cróquer se involucra con pasión en el automovilismo deportivo, participando en distintas competiciones nacionales e internacionales, pero durante la disputa de la Vuelta de la Cordialidad en Barranquilla, el 18 de diciembre de 1955, sufre un aparatoso accidente con su Maserati, falleciendo en el mismo casi instantáneamente.

Se trazó un circuito entre Cúcuta y San Antonio de 20 vueltas, y en ese trayecto se obtendrían velocidades promedio de 190 km/hora, y se alcanzarían velocidades máximas en las rectas de más de 240 km/hora. Debido a que en Venezuela fueron suspendidas las competencias de velocidad por carreteras, el entusiasmo para participar por parte de los pilotos venezolanos que contaban con sus máquinas preparadas para carreteras, creció considerablemente, siendo así que la mayoría que se inscribió en dicho evento fueron pilotos de ese país.

Armando D'Ambrogio, fue declarado ganador con su Porsche 356 B Speedster Carrera.

Previo a la competencia fueron muchos los problemas que se presentaron y tuvieron que resolver las instituciones deportivas del automovilismo de Colombia y Venezuela. Al llegar de Bogotá los representantes  del Automóvil Club de Colombia fueron recibidos en el aeropuerto de Cazadero por representantes de Touring Club de Venezuela que ya se encontraban en la ciudad, y lo primero que surgió en discusión fue el aspecto económico, en lugar de concentrarse en el aspecto técnico-organizativo de la carrera,  llegándose incluso a amenazar de que si no se resolvía antes que nada lo del  dinero de las inscripciones, no se efectuaría la carrera. De ahí que la largada retrasó su inicio en más de una hora el día de la competencia.

Stanguellini de Andrea Melarossa, ocupaba la segunda posición en la clasificación

La prueba inició con 28 pilotos en diversas categorías donde la mayoría eran venezolanos con solamente 3 pilotos colombianos. Todo se desarrollaba normalmente, en la vuelta 5 punteaba el piloto Marcelo Hernández  de acuerdo a los cronometristas y se mantenía a una velocidad bastante aceptable y sin mucho esfuerzo, dada las condiciones y potencia de su máquina. En esta vuelta al salir de una curva bastante difícil  le pidió paso a un Renauld, el cual en lugar de abrirse se cerró , teniendo que montarse sobre una acera, con el inconveniente que un caucho se le reventó perdiendo 7 minutos en la carrera, mientras lo reemplazaba.  En este percance se notó la falta de personal con banderas azules en sitios estratégicos del circuito, que son las que indican a los pilotos que viene un carro atrás con mayor velocidad y que deben darle paso. Además en el transcurso de la carrera los pilotos observaron que los asistentes que tenían las banderas amarillas indicadoras de precaución y/o que deben mantener su puesto, y las rojas indicadoras de peligro y que deben detenerse, las movían sin criterio, lo que pudo haber confundido a los pilotos, pero afortunadamente estos comprendieron que eran personas que no tenían idea del significado de las mismas, de lo contrario hubiera podido causar mucha confusión y ocasionar hasta accidentes.

Después del incidente de la vuelta 5 el piloto Marcelo Hernández  en su Mercedes Nº 77 venía descontando tiempo, vuelta tras vuelta, acercándose a los punteros Armando D´Ambrogio en su máquina Nº 5 y Andrea Melarossa con la Nº 24. Pero en la vuelta 14 cuando ya había recuperado 5 minutos de los perdidos, se vio venir el carro Nº 77 de Marcelo Hernández en la semi curva próxima a donde sería la línea de llegada, en la redoma a la salida hacia San Antonio, a una velocidad aproximada de 245 kms/hora, con el fin de tomar nuevamente la autopista, cuando a escasos 10 metros delante del coche un muchacho de unos 16 años trató de atravesar la pista burlando el cordón policial, el piloto trató desesperadamente de evadirlo pero desafortunadamente no fue posible e impactó en la parte izquierda del parabrisas del bólido, ocasionándole al piloto pérdida momentánea del control del carro por falta de visibilidad, dirigiéndose el carro hacia el público del lado derecho logrando el conductor controlarlo, pero con tan mala suerte que pegó unos de sus cauchos contra la punta de una acera  dando un trompo y se enfiló hacia el público del lado izquierdo, donde antes de poder controlarlo nuevamente,  la parte trasera se montó a la cera e impactó contra espectadores que se encontraban en ese lado, ocasionando la muerte a dos personas e hiriendo otras 9 afortunadamente sin mayor gravedad.

Mercedes Benz 300 SL de Marcelo Hernández involucrado en el accidente

El comité organizador decidió  al instante  la suspensión de la competencia debido a la gravedad del accidente, en respeto a los familiares de las víctimas, y las autoridades iniciaron las investigaciones correspondientes.

El comité técnico decidió para determinar el ganador de la prueba hacerlo en base a la posición que ocupaban los pilotos al momento de ocurrir el suceso, proclamando ganador al volante Armando D´Ambrogio (mismo ganador del premio el año anterior),  quien recibió sin ningún protocolo, la Copa II Premio Pancho Pepe Cróquer  y un cheque de 1000 dólares.

Las posiciones de los 10 primeros puestos del Premio era de la siguiente manera:

1º.- Armando D´Ambrogio, vuelta 15, Gran Turismo 1600 cc.
2º.- Andrea  Melarossa, vuelta 15, Fórmula Junior.
3º.- Marcelo Hernández, vuelta 14, Gran Turismo 2600 cc.
4º.- José Zilio, vuelta 14, Gran Turismo 2600 cc.
5º.- Domingo Olavarría, vuelta 14, Gran Turismo 2600 cc.
6º.- Efraín Ceballos, vuelta 14, Gran Turismo 2600 cc.
7º.- Luis Vanoni, vuelta 14, Gran Turismo 1600 cc.
8º.- Miguel Marrero, vuelta 12, Gran Turismo 1600 cc.
9º.- Villi Mitchel, vuelta 12, Turismo Especial.
10.- Oscar Volán, vuelta 12, Turismo Especial.

En un gesto de solidaridad,  el ganador de la prueba ofreció el premio en efectivo de 1000 dólares, así como también los otros ganadores de las diferentes categorías los 400 dólares que les correspondían, en nombre de todos los pilotos venezolanos, para ser entregado a los deudos de las víctimas.

En el momento todo fue confusión tanto para los espectadores como para las autoridades, organizadores y participantes, inmediatamente se procedió con los primeros auxilios y asistencia médica a los lesionados. En un principio trataron de culpar al piloto involucrado Marcelo Hernández pero después de un razonamiento acorde a la situación, desistieron temporalmente detenerlo, y decidieron esperar el final de las investigaciones. Según información de testigos presenciales parece que el muchacho que causó la tragedia había atravesado la vía en varias oportunidades de manera temeraria y nadie se lo impedía, ni le llamaron la atención, a pesar de la existencia de autoridades policiales en el sitio.

En competencia dos Alfa Romeo Giulietta por las rectas de la carretera vieja a San Antonio  

Se entiende que para los habitantes de Cúcuta era una novedad este tipo de evento, por lo tanto sería muy atractivo ir a ver carros de modelos nunca vistos de cerca y en competencia, pero por su ignorancia al mismo deporte había poca educación en el comportamiento que debían observar durante el desarrollo de la carrera, de ahí que aquello era como correr entre muros humanos en algunos trayectos, donde se ameritaban defensas para proteger a ese público, que por desconocimiento se comportaba de forma imprudente. Sería esa la causa de la tragedia pero también privó la improvisación y la falta de previsión.

El Premio Pancho Pepe Cróquer corrido en Cúcuta durante el II Festival de La Frontera, en un circuito sin defensa, con el público a orillas del veloz tránsito de los vehículos, dejó un saldo trágico entre la familia cucuteña.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.



  
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario