PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

martes, 15 de abril de 2014

555.- LAS RAICES CUCUTEÑAS DE NICOLAS MADURO


Jairo  Andrés Navarro Camargo/Néstor Alonso López  L./La Opinión/Globovisión

En los barrios el Callejón y Carora abundan las historias sobre los días que el presidente de Venezuela pasaba en Cúcuta. 

Desde que el 8 de diciembre de 2012 el entonces presidente de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, anunciara el hallazgo de nuevas células cancerígenas en su organismo, en una inusual alocución un sábado por la noche, y proclamara luego como su sucesor “ante cualquier inhabilidad” a Nicolás Maduro Moros, vicepresidente de la República en ese momento; los millones de venezolanos y el mundo entero viraron su lupa hacia quien hasta esa noche, no pasaba de ser el excanciller sindicalista que alguna vez condujo vagones del metro de Caracas.

De inmediato, y como era de esperar luego de que en 14 años de gobierno socialista el ‘comandante supremo’ nunca vislumbrara un heredero de su revolución, las agencias de prensa internacionales inundaron los medios de comunicación con minuciosas infografías y notas de prensa intentado reconstruir el camino político de Maduro Moros, y su acelerado ascenso hasta el privilegiado asiento a mano derecha de Chávez.

Así bien, mientras los diarios del mundo contaban que Nicolás fue el fundador del Nuevo Sindicato del Metro de Caracas, y que durante su juventud militó en la Liga Socialista, desde donde participó en campamentos de rock interpretando brillantemente la guitarra eléctrica y el bajo con una banda llamada Enigma, en Cúcuta tomaban fuerza las versiones que aseguraban que el ungido de Chávez pasó años de su juventud entre dos populares sectores de la ciudad.

No obstante a la escaza información que el hoy presidente de Venezuela ha revelado sobre su infancia y sus padres, la Registraduría colombiana confirmó que su mamá, Teresa de Jesús Moros de Maduro, nació el 1 de junio de 1929 en Cúcuta, y su cédula de ciudadanía cuyo número es 20.007.077, fue expedida el 9 de diciembre de 1956 en Bogotá, y continúa vigente.


Teresa de Jesús Moros de Maduro.


Hija de Pablo Antonio Moros y Adelina Acevedo, tuvo 2 hermanos de nombres José María Moros Acevedo (fallecido en Caracas) y Emma Trinidad Moros Acevedo que nacieron en Cúcuta y se cedularon en Venezuela, la madre del presidente de Venezuela vivía en un apartamento en la carrera 14A número 46-91 de Bogotá al momento de solicitar su cédula colombiana.

Además, la fotografía de su documento muestra una estrecha similitud con los rasgos del heredero de Chávez. Sin lugar a dudas, el archivo que guarda la Registraduría le suma una buena porción de realidad a los relatos que se escuchan en Carora y El Callejón, barrios contiguos del centro de Cúcuta.







Además hay que recordar que el Presidente Nicolás Maduro declaró que su madre había nacido en la población de Rubio, Estado Táchira, y el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información informó que los abuelos del Presidente eran de Capacho en el mismo Estado andino, lo curioso es que se le ha presentado al Fiscal General de Colombia el Acta de Matrimonio certificada de Pablo Antonio Moros Rodríguez y Adelina Acevedo Escalante de fecha 26 de Enero de 1929.

Como dato curioso la contrayente estaba embarazada de 17 semanas de gestación de Teresa de Jesús Moros Acevedo hoy desaparecida, quien nació el 1° de Junio de 1929 en Cúcuta, Norte de Santander.

Y además para que no haya duda se le presentó igualmente Certificación del Expediente Matrimonial de fecha 24 de Enero de 1929 donde consta por testigos que el contrayente Pablo Antonio Moros era natural de Cúcuta y fue casado en primeras nupcias con Eva Sánchez quien falleciera en Chinácota, Norte de Santander el 15 de Enero de 1925, sin descendencia.

Nicolás Maduro según parece estudió en su infancia en el colegio San Tarsicio de Carora, y que también cursó algunos años en el Antonio Nariño del Callejón.

Que jugaba fútbol en la cancha de tierra de Carora los fines de semana y que llegó a integrar una selección Norte juvenil de baloncesto.

Todo sobre la infancia de él es tema de conversación en Carora y El Callejón.

Sin embargo, entre los cucuteños el relato más común es el que señala que Ema Moros, hermana de Teresa de Jesús Moros de Maduro, traía a su sobrino Nicolás a pasar las vacaciones a la capital nortesantandereana.


Sobre la avenida 9 entre calles 0 y 1 del barrio El Callejón, está situada la casa esquinera donde vivió Ema Moros, tía de Nicolás Maduro Moros.

“Emita (Ema) traía al muchacho a pasar vacaciones. A él le encantaba venir porque se la pasaba para arriba y para abajo por todo el barrio. Acá todos éramos conocidos y los muchachos andaban juntos. Era un ‘pelao’ muy flaco”, comentaban en una tienda de El Callejón Nora Salinas y Estela Arias, dos mujeres ancianas que han vivido toda su vida allí.

Wálter Cardona, consejero comunal de la Alcaldía, asegura que pateó el balón con él en la polvorienta cancha del sector, cuando tenía 11 años.

Maduro pasaba por los 16 o 17, medía 1,60 y lucía una delgadez imposible de imaginar al ver su corpulencia actual, según él. "Por la estatura, siempre lo ponían de central", anota, y agrega que parecía una muralla infranqueable.

El Maduro que conoció Cardona ocupaba la mayor parte del tiempo como ayudante de un bus que viajaba a San Cristóbal (Venezuela). A los seis meses, añade, Maduro se pasó al baloncesto.

Luego no supo más de él y dio por hecho que se había ido a Caracas. La próxima vez que lo vio fue en el 2005, en televisión, como presidente de la Asamblea, al lado de Hugo Chávez.

En el colegio San José, que dirigió Emma por 19 años, Cecilia Mendoza habló de que "Nicolás y sus tres hermanas eran la adoración de aquella mujer que esperaba cada Navidad para visitarlos en Caracas".

Según Cecilia, el padre del Presidente, que también se llamaba Nicolás, era venezolano, y su mamá, María Teresa, cucuteña. "Ella era alta, como Nicolás, pero flaca y muy elegante".

Ella dio el nombre de dos profesores que crecieron en Carora y compartieron con él. "Nos conocimos un ratico, de 'pelados' y mientras él trabajó en Cúcuta. Pero no vamos a hablar sobre su vida".

Otros hablan de que Maduro vendía hayacas y bollos de maíz, que surtía en una famiempresa de fritos y envueltos ubicada en un domicilio al que llamaban 'Casa Verde'.

Sobre la avenida 9 entre calles 0 y 1 del Callejón, una casa esquinera color verde con muestras de abandono en sus ventanas y paredes curtidas, es señalada por los vecinos de ambos barrios como la vivienda de Ema Moros, en donde se hospedaba Nicolás Maduro cuando vacacionaba en Cúcuta.

Los vecinos del lugar aseguran que la propietaria del inmueble murió y desde entonces han sido escasas las veces que se ha visto a alguien ingresar.

De otra parte, luego de la masiva concentración de seguidores que convocó Maduro en San Cristóbal, estado Táchira, algunos funcionarios oficialistas aseguraron que se sorprendieron al escuchar que el presidente encargado manifestaba un “sentimiento muy fuerte que lo unía a la frontera (colombo-venezolana)”, en donde se habían conocido sus padres.

Este, podría ser quizá el primer asomo que el presidente venezolano dio de la vida de sus progenitores. Y no parecería descabellado pensar que los papás de Nicolás Maduro se conocieron en la calurosa ciudad fronteriza.

Nicolás Maduro García su padre, no se tiene la certeza si es el mismo que se ceduló como venezolano el día 14 de Diciembre de 1950 y a quien le correspondió el número V-192.626, (Fallecido), pero si está asegurado que el casado con TERESA DE JESÚS MOROS ACEVEDO el día 1° de Septiembre de 1956, si nació en Colombia como hijo natural y posteriormente fue reconocido por su padre en el Departamento del Magdalena, por ello de ser cierto arrojará evidencias incontrovertibles.

Fue militante del partido Acción Democrática, que derrocó al presidente y militar venezolano Isaías Medina Angarita en el golpe de estado de 1945, llegaría ese mismo año a Ocaña, Norte de Santander, donde dos años más tarde recibiría el grado de bachiller del Colegio Nacional José Eusebio Caro.  En la institución, una fotografía del joven Maduro completa el mosaico que agrupa los bachilleres de 1947.

Un reconocido dirigente político y Ministro venezolano de la era democrática del país (1958-1999) le confió a Análisis Libre que el padre de Nicolás Maduro trabajó en el organismo que él conducía,  formó parte del personal técnico de la extinta Corporación Venezolana de Fomento (CVF), y fue militante del Movimiento Electoral del Pueblo (MEP) en Caracas.




Nicolás Maduro García, padre de Nicolás Maduro Moros, obtuvo su título de bachiller del Colegio Nacional José Eusebio Caro, de Ocaña, en 1947. En el mosaico de bachilleres de 1947 del Colegio Nacional José Eusebio Caro, de Ocaña, aparece la fotografía del padre de Nicolás Maduro, graduado de esa institución. 

Todo lo anterior contrasta, notablemente, con los constantes cuestionamientos que Maduro Moros le hizo a su contendor político Henrique Capriles Radonski, sobre su ciudadanía venezolana, por ser descendiente de una familia judía polaca-española.

Ahora bien, el abogado y exembajador de Panamá ante la OEA, Guillermo Cochez, aseguró que tiene en su poder una supuesta partida de nacimiento que demostraría que el presidente Nicolás Maduro no nació en Venezuela, sino en Cúcuta, Colombia.



El documento que presuntamente emitió la Registraduría de Cúcuta fue elaborado por Alirio Villamizar; sin embargo, no cuenta con su firma. Asimismo, sirvió como testigo de la partida de nacimiento un individuo identificado como José Luis Vera Castro.

Cochez subrayó que las autoridades colombianas de la Registraduría en Cúcuta no han colaborado en las investigaciones sobre la nacionalidad del ex canciller y actual presidente de Venezuela.

El diario La Opinión, intentó buscar en la página de la Registraduría Nacional el registro civil del mandatario venezolano con los datos que se manejan en este documento, pero el sistema arrojó el siguiente mensaje, “no se han encontrado registros en la base de datos. Es posible generar el certificado de no existencia”.

Ante la polémica desatada por esta revelación, la Registraduría de Colombia investigó el documento presentado por Cochéz y llegó a la conclusión de que es falso, según informó hoy Carlos Alberto Arias, director nacional de identificación de este organismo.

"Es un documento que no contiene las características especiales de los registros nuestros, como el de tener un indicativo serial".  Además, el número único de identificación personal (NUIP) que aparece en el documento "es un número de identificación de otro ciudadano".

El documento "tiene fecha de inscripción de 19 de julio de 2013 y aparece que es avalado por el funcionario Alirio Villamizar, que es un exfuncionario que hace dos años está disfrutando de pensión". "Además no está firmado, se trataría de una inscripción inexistente".

El supuesto Registro Civil de Maduro tiene además otra inconsistencia al incluir el grupo sanguíneo, que en la década de los años 60, cuando nació el hoy presidente venezolano, no se incluía en las partidas de nacimiento colombianas.

En declaraciones a ABC, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha desmentido a quienes le acusan de frenar la investigación sobre la nacionalidad de Nicolás Maduro.

Santos afirma que "es totalmente falso que yo tenga en mi poder esa documentación". El presidente explica que dado que no posee esos documentos, "no pude haber bloqueado nada".

En el Gobierno colombiano afirman que no, que esos datos obran solo en poder de las autoridades del registro de nacidos en Colombia, y que no los tiene el Ejecutivo.

Pero aun así hay otras hipótesis que dicen que Nicolás Maduro no puede ser presidente de Venezuela.

Una es que, la prueba de que Nicolás Maduro Moros no es venezolano, radica en que es ciudadano nacional colombiano por nacimiento por el hecho incontrovertible de que es hijo de la ciudadana colombiana.

Calificadas personas dicen que el presidente Maduro tiene doble nacionalidad, la venezolana y la colombiana.

Si hubiera nacido en Caracas ─ como él dice ─ tendría las dos nacionalidades porque no renunció a la colombiana.

Los artículos 41 y 227 de la Constitución de Venezuela exigen que no tenga otra nacionalidad, y Maduro ─ sin duda ─ tiene la colombiana por mandato de la Constitución de Colombia, porque su madre era colombiana.

Si Maduro hubiera renunciado a la nacionalidad colombiana, y adquirido, por ejemplo, la venezolana, en el futuro Colombia sería buen refugio y Venezuela, si surgiere un motivo, no podría extraditarlo.

Otra prueba de que Maduro no es venezolano está en la información del periodista colombiano Diego Clavijo, cucuteño y director de deportes del canal de noticias Tro, quien afirmó, que el bisabuelo de Nicolás Maduro Moros, de nombre David Maduro, se estableció en Cúcuta, introdujo el fútbol, y en 1913 fundó el primer club deportivo de Cúcuta, Deportista Fútbol Club, el cual en 1915, pasó a denominarse Club Deportista de Cúcuta. Según Clavijo, David Maduro fue dominicano por nacimiento.

El diputado a la Asamblea Nacional e historiador, Walter Márquez, presentó ante la Fiscalía General de la República una serie de documentos que probarían que el presidente Nicolás Maduro mintió sobre su nacionalidad.

“Nicolás Maduro cometió delitos de corrupción, falsificación, falsa atestación ante funcionario público y fraude constitucional, porque no posee partida de nacimiento y carece de un documento que lo supla”.

Explicó que el único documento que al parecer avala su lugar de nacimiento es la Fe de bautismo, “Que fue obtenida en fraude al artículo 464 del Código civil venezolano que expresa que cuando alguien se va a casar o se va a bautizar debe presentar la partida de nacimiento, lo que en su caso no ocurrió”.

Agregó, “Hemos señalado que Nicolás Maduro es responsable por hechos de corrupción en la obtención de su cédula de identidad venezolana y por lo tanto, fraude por no poseer ninguna nacionalidad, violando la Ley orgánica de identificación.

De igual forma, lo hemos denunciado por falsa atestación ante funcionario público porque cuando presentó el acta de defunción de su mamá, dijo que ella había nacido en Rubio, Estado Táchira y nosotros conseguimos la Fe de bautismo de ella en territorio colombiano, en la parroquia San Antonio de Padua, Cúcuta”.

Aseguró que este documento es plenamente probatorio de la nacionalidad de la madre del Presidente de la República, porque ella nació en 1929 y fue hasta 1936 que se creó el registro civil en Colombia.

Mientras que en Venezuela, el registro civil fue creado en 1873.

“Esta acta de nacimiento o Fe de bautismo fue legalizada por la Diócesis de Cúcuta, por la Nunciatura Apostólica en Colombia y por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia”.

“Al comprobar que su mamá es colombiana, por la Constitución de 1991 del vecino país, Nicolás Maduro también es colombiano.

Se requieren dos requisitos para ser colombiano: ser hijo de padre o madre colombiana y haberse residenciado en el país. Un reportaje del diario La Opinión de Cúcuta en Colombia, señala a través de varios testimonios que él vivió en esa ciudad, por lo tanto se consolidó su nacionalidad colombiana”, enfatizó.

Recordó que la Constitución venezolana de 1961 exigía como requisito para ser Presidente de la República, ser venezolano por nacimiento y la Constitución de 1999 propuesta por el Presidente Hugo Chávez agregó otro elemento, ser venezolano por nacimiento y sin ninguna otra nacionalidad.

“Estamos en presencia de un Presidente encargado de la República que cometió fraude constitucional, falsa atestación ante funcionario público violando el Código penal. 

De sus últimas investigaciones presentó un informe en el cual concluye que el actual Presidente de Venezuela nació en Bogotá Colombia y que fue traído a Venezuela a los 2 años de edad. 

Márquez precisó que a pesar de haber revisado notarías de Colombia y Venezuela no encontró la partida de nacimiento y que específicamente en Bogotá, algunos libros con la fecha de nacimiento de Nicolás Maduro tienen las hojas arrancadas.

Explicó que sus conclusiones se basan en resultados de fuentes documentales y de personas que conocieron a Maduro y su familia en Cúcuta y Bogotá. 

El día 10 de octubre de 2013, en el programa "Vladimir a la 1" transmitido por el canal venezolano de noticias Globovisión, la presidenta del Consejo Nacional Electoral – CNE -, Tibisay Lucena, informó que había encontrado la partida de nacimiento de Maduro en la parroquia La Candelaria de Caracas, pero la mostró en forma ilegible al medio de comunicación en el que se encontraba y durante pocos segundos. 

Existen dos versiones sobre esa partida de nacimiento presentada por Lucena. La del abogado Raymond Orta y la del abogado Nelson Ramírez Torres. 


Orta presentó las resultas del trabajo de investigación documental y pericial relacionado con la nacionalidad del ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, del cual  afirma que ¨no presenta signos de falsificación o forjamiento alguno¨. 

Por su parte Ramírez Torres mediante un análisis jurídico concluye: “Esa partida de nacimiento − exhibida por Tibisay Lucena y por Raymond Orta (acta Nº 2823 de la Jefatura Civil de la Parroquia La Candelaria, en la que se dice que Maduro nació en la Policlínica Caracas − es falsa“. 

Destacó Márquez que no se trata de una acción contra un colombiano. “El problema es de rango político constitucional y eminentemente jurídico. El debe presentar su partida o su desincorporación porque ni siquiera hay que pedirle la renuncia porque su elección es nula de pleno derecho”.

Otros detalles:

1.-Cuatro miembros de la familia, Teresa de Jesús, Josefina, María Adelaida y Nicolás Maduro Moros, fueron cedulados venezolanos en la Unidad Móvil 52 en Caracas.

2.-Los números de cédulas asignados a María Adelaida, Josefina y Nicolás Maduro Moros, son consecutivos 5892462, 5892463 y 5.892.464.

Así las cosas, innegablemente la historia de quien empuña las riendas del vecino país vuelve a tener tintes nortesantandereanos.

Carlos Andrés Pérez, presidente venezolano en dos periodos (1974-1979 y 1989-1993) fue hijo de Antonio Pérez Lemus, un caficultor de Chinácota, Norte de Santander, radicado en Rubio, Táchira.

Ahora bien, los venezolanos acudieron a las urnas para elegir su presidente, y le dio la victoria oficialmente (pero cuestionadas por la oposición) a Nicolás Maduro abriendo una estela de expectativas respecto de la forma como el hoy presidente de Venezuela lidiará con los males que tanto aquejan la frontera colombo-venezolana, teniendo en cuenta que, como se comenta por las calles de Cúcuta, “Maduro es mitad cucuteño”.

Amanecerá y Veremos!



Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

1 comentario: