PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

domingo, 16 de agosto de 2015

793.- PECES DEL RIO PAMPLONITA



somoslarevista.com y otras fuentes

Peces del Pamplonita. Panche visto por debajo.

Con-versando Por Don Grim
Si tu vas al extranjero
te dirán que “motilones”,
hay en el Norte a montones
y cantidad de “pancheros”.
pues por allá en “el tierrero”,
esa Cúcuta bonita,
en sus leyendas y cuitas
destacar bien se merece,
esa cantidad de peces
que inundan “El pamplonita”.
Y si hacemos el ensanche
de nota tan especial,
es bien fácil resaltar
cuanto se habla de los PANCHES.
Miremos bien los alcances
que con ciencia y mucho celo,
estudiosos con desvelo
en el LIBRO han entregado,
y para ser bien “pescado”
voy preparando mi “anzuelo”.
Muy bién por ECOPETROL.
y este gran documental.
Vamos todos a ganar,
pues con esta información,
de especies, distribución,
sitios más contaminados,
plan de manejo observado,
se logra determinar
que el tema nos puede dar
un ambiente equilibrado.

La población de peces del río Pamplonita, en Norte Santander, arrojó más de 60 especies, entre las cuales hay 8 calificadas como vulnerables, 12 ornamentales, 23 con importancia para el consumo humano y 31 endémicas (exclusivas) de la cuenca del Lago Maracaibo.

El río Pamplonita es tan agradecido, que se renueva cuando la mano del hombre lo contamina.

Hace parte de las fuentes hídricas de la cuenca del Catatumbo que desembocan en el Lago de Maracaibo en Venezuela.

Peces del Pamplonita.

Esto es resultado de una investigación realizada entre 2012 y 2013 por expertos del Instituto Colombiano del Petróleo de Ecopetrol sobre la población de peces del río Pamplonita, en Norte Santander.

Los resultados de este trabajo, evidenciaron 40 especies más que las reportadas por el Plan de Manejo y Ordenamiento Hídrico de la Cuenca del río que data del año 2010.

Los hallazgos de los investigadores están plasmados en el libro Peces del Pamplonita, realizado por Ecopetrol como una contribución al conocimiento de la riqueza de los ríos colombianos y además contó con la validación científica del Instituto von Humboldt y la Universidad Nacional.

El libro de 157 páginas, además de definir las condiciones físico químicas del agua, hace un mapa de la distribución de 63 especies pertenecientes a 7 órdenes y 25 familias encontradas en este afluente que surte de agua a los pobladores de municipios de Los Patios, Villa del Rosario, Pamplona y Cúcuta.



Peces de Pamplonita. Mapa de localización.
                                                                                                                                          
Según las conclusiones, la composición de la comunidad íctica (peces) coincide con la generalidad de las cuencas geográficas colombianas en las cuales predominan los Chariciformes (sardinas, bochachicos y moncholos, entre otros), seguidas de los Siluriformes (bagres) y Perciformes (mojarras), entre otros.

Dentro de las especies registradas se encontraron dos exóticas o introducidas (trucha,  Oncorhynchus myskiss, originaria de Norteamérica, y tilapia, Oreochromis niloticus), 8 caracterizadas por el Libro Rojo de Peces Dulceacuícolas de Colombia como vulnerables (Bocachico, Pámpano, Doncella, Mariana, Mariano, Bagre Mierdero, Malarmo, Paletón o Blanquillo), 12 con importancia económica ornamental como el guppy, común en peceras, 23 con importancia para el consumo humano y 31 endémicas.

Algunos de los hallazgos curiosos son que en el Pamplonita habitan cuatro especies de peces eléctricos y que la mayor parte de la población corresponde a bagres y cuchas, con 33 variedades.

Los investigadores elaboraron las fichas de las especies encontradas junto con la información más significativa como aspectos ecológicos, económicos, taxonómicos y de distribución.

Para ello fue necesario monitorear 120 kilómetros de este afluente que tiene unos 300 kilómetros de longitud en 10 estaciones distribuidas entre su nacimiento (2.500 m.s.n.m.) y hasta su desembocadura sobre el río Zulia (65 m.s.n.m.).



El río Pamplonita.

La investigación también señala que el río tiene un importante aporte de contaminación orgánica, producto de diversas actividades a lo largo de su recorrido, lo cual se traduce en una presión continua sobre las comunidades acuáticas, a pesar de que el Pamplonita presenta buena resiliencia, es decir, capacidad de asumir situaciones límite y auto regenerarse.

Sin lugar a dudas, la información contenida en el libro, cuya investigación fue realizada por Astrid Lorely Pimienta Rueda, Marlon Serrano Gómez, Luis Eduardo Pinzón, Marco Caravallo, César Augusto Burgos y Javier Armando Anaya,  ayudará a promover herramientas de gestión pública que contribuyan a la prevención, equilibrio ambiental, la protección de la biodiversidad y el uso racional de la riqueza biológica.
Donde hay peces, hay garzas. Sector de La Garita.

Para los investigadores, el cauce del río Pamplonita, es un medio propicio para el desarrollo y el establecimiento  de la flora y fauna, en especial de los peces.

LISTADO DE ESPECIES

CHARACIFORMES (sardinas, bochachicos y moncholos, entre otros)

Astyanax fasciatus (sardina, coliroja, tolomba), Astyanax magdalenae (Sardina, tolomba), Bryconamericus alpha (Golosa), Creagrutus paralacus (Sardina), Ctenolucius hujeta (agujeta), Cynopotamus venezuelae (Chango, Mueluda), Cyphocharax aspilos (Corito, Viejita), Gasteropelecus maculatus (pechona), Gephyrocharax venezuelae (sardina), Hemibrycon jabonero (Jabonero), Hoplias malabaricus (guabina, moncholo), Hyphessobrycon sovichthys (sardina rayada), Knodus meridae (sardina), Mylossoma acanthogaster (pámpano), Phenagoniates macrolepis (azulito), Piabucina erythrinoides (volador), Potamorhina laticeps (manamana), Prochilodus reticulatus (bocachico) , Roeboides dientonito (mueluda), Schizodon corti  (piro).

SILURIFORMES  (bagres)

Ageneiosus pardalis (doncella), Ancistrus cf. Martini (panche), Astroblepus sp (jabonero), Batrochoglanis acanthochiroides (pejesapo), Cetopsis motatanensis (ciego), Chaetostoma sovichthys (panche), Chaetostoma tachiraense (panche), Cheirocerus abuelo (abuelo),  Crossoloricaria venezuelae (pileta), Dasyloricaria filamentosa (alcalde), Dolichancistrus cf. cobrensis (panche), Doraops zuloagai (mariana), Dupouyichthys sapito (sapito), Farlowella curtirostra (lapicero), Hypostomus sp. (corroncho), Lamontichthys maracaibero (rabofilo), Lasiancistrus sp. (cabra), Panaque suttonorum (lucía), Pimelodella odynea (chichete), Pimelodus coprophagus (bagre mierdero), Platysilurus malarmo (malarmo), Pseudopimelodus bufonius (pejesapo), Rhamdia quelen (capitanejo), Rhinodoras thomersoni (mariano), Rineloricaria magdalenae (pileta), Rineloricaria rupestris (pileta), Sorubim cuspicaudus (paletón, blanquillo), Spatuloricaria lagoichthys (pileta),  Sturisoma festivum (bomba-rompecostal),  Trachelyopterus peloichthys (apretador), Trichomycterus sp1 (laucha), Trichomycterus sp2 (laucha),  Xyliphius kryptos (toracaimana).

GYMNOTIFORMES  

Apteronotus cuchillo (cuchillo), Apteronotus cf. rostratus (cuchillo), Eigenmannia virescens (mayupa),  Sternopygus macrurus (vaina e´machete).

SALMONIFORMES

Oncorhynchus mykiss (trucha)

CYPRINODONTIFORMES

Poecilia caucana (gupy)

SYNBRANCHIFORMES

Synbranchus marmoratus (anguila)

PERCIFORMES (mojarras)

Aequidens sp. (mojarra),  Caquetaia kraussi (mojarra amarilla),  Oreochromis niloticus (tilapia).


CONCLUSIONES

La información recolectada permite establecer un registro de los principales grupos de peces que componen la comunidad íctica presente en el río Pamplonita, capturando un total de 20.272 individuos, distribuidos en 63 especies pertenecientes a 7 órdenes y 25 familias taxonómicas donde predominan Characiformes, Siluriformes y Perciformes, como los taxones más diversos.

Como resultado del esfuerzo de muestreo, que conllevó a una evaluación de la diversidad íctica representativa para el río Pamplonita, se evidenciaron 40 especies más que las reportadas por el Plan de ordenamiento hidrológico de la cuenca del río vigente (2010).

En cuanto a la comunidad íctica que era el foco de interés del estudio, se encontraron 2 especies exóticas (trucha, Oncorhynchus mykiss y tilapia, Oreochromis sp.), 8 categorizadas como vulnerables por el Libro rojo de peces dulceacuícolas de Colombia, 12 con importancia económica ornamental, 23 con importancia para el consumo humano y 31 endémicas de la cuenca del Lago Maracaibo.

La riqueza de especies de peces es menor al ascender altitudinalmente desde la zona baja a la zona alta del río. Esto debido a que sólo las familias con ciertas especializaciones como es el caso de los jaboneros (Astroblepidae) y las cuchas (Loricariidae), que presentan modificaciones en sus aparatos bucales, pueden remontar zonas altas desplazándose río arriba a través de los cantos rodados, a lo largo del sustrato sumergido del río Pamplonita.

Además, las condiciones fisicoquímicas que se presentan a mayor altitud limitan el establecimiento de especies por factores como la temperatura, principalmente.

En general, la zona baja del río Pamplonita exhibe una mayor riqueza de especies, por la oferta alimenticia, disponibilidad de nichos, temperatura estabilidad del sistema, etc., permitiendo establecer la mayor cantidad de gremios tróficos y por ende una mayor productividad de la comunidad íctica.

Además de presentarse flujos más estables, la alta cantidad de detritos y partículas en la columna de agua de manera concentrada, permite el establecimiento de especies importantes para consumo como bocachico (Prochilodus reticulatus), manamana (Potamorhina laticeps), blanquillo (Sorubim cuspicaudus), y rampuche (Pimelodus coprophagus) entre otros, generando la estructura en la cadena alimenticia entre los predadores y presas.

Estos mismos factores fisicoquímicos, oferta alimenticia y productividad de nichos ecológicos, afectan las otras comunidades biológicas del río.

Piro

Sardina, Coliroja o Tolomba

Agujeta

Manamana

Guabina o Moncholo

Bocachico

Pámpano

Doncella

Mariana

Panche

Corroncho

Bagre Mierdero

Malarmo

Capitanejo

Cuchillo

Trucha

Gupy

Anguila

Mojarra

Tilapia


Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario