martes, 12 de enero de 2016

872.- BANDAS MARCIALES DE CUCUTA



Eduardo Rozo



BANDA MARCIAL DE LA FUNDACION MUSICAL DE CUCUTA (FUMCIC)

La música es lenguaje universal, fuente inagotable de alegría. Los sonidos, cuando llegan a la esencia humana, hacen que la piel vibre, como lo hacen las melodías que con sutil finura interpretan los 40 integrantes de la Fundación Musical de Cúcuta (Fumcic).

La banda marcial se ha convertido en referente nacional por la elegancia con la que da vida a salsas, cumbias y marchas militares, además, por el impacto de las liras y las coreografías, espectáculos perfectamente sincronizados.

El proyecto cultural, gestado el 15 de diciembre de 2013, ha logrado en tiempo récord posicionarse y los resultados obtenidos en certámenes nacionales así lo demuestran.

La banda marcial juvenil, bajo la modalidad de semiespecial, surgió como un proyecto de integración en Cúcuta. A ella pertenecen jóvenes de diferentes comunas, estudiantes y egresados de colegios y de universidades, además de trabajadores independientes que llevan ‘la música en la sangre’.

“Desde 2011, venía afinando la idea y luego de charlas con amigos y familia, se fueron dando las cosas, hasta que  lanzamos la convocatoria”.

Las palabras, de Alberto Duarte Carrillo, guardan el sentimiento de un director apasionado, estricto y soñador. Él, dice que la idea tuvo eco en jóvenes con los que había trabajado en años anteriores y poco a poco el grupo fue creciendo, con el apoyo de redes sociales y el voz a voz.

“Al principio fue complicado porque se tenían instrumentos con más de 20 años de uso. Sin embargo, el trabajo en equipo de la familia Fumcic, vendiendo mute y hayacas, más los aportes de los integrantes, permitieron ir comprando instrumentos de gama alta, traídos de Estados Unidos”.

El éxito de Fumcic está en la disciplina y en la experiencia de un dedicado director. En medio de risas dice estar para pensionarse, sin haber cotizado.

Alberto Duarte descubrió su afinidad con las bandas siendo estudiante del colegio Provincial San José de Pamplona, su lugar de origen. En Cúcuta se inició en 1998, asesorando la banda del colegio Pablo Correa, que ese año ganó un concurso departamental de bandas. Actualmente, tiene 44 años y dice que su futuro es seguir formando a nuevos talentos, abrir una escuela musical en La Libertad, en la que participen personas desde los 4 hasta los 80 años, con el fin de crear las bandas infantil y del adulto mayor en Cúcuta.

Junto a Duarte, el sueño de Fumcic se consolidó gracias al trabajo de Diana Orduz, Carlos Bautista, Jane Torres y Guillermo Ayala.

Crecimiento escalonado


El llanto, ese de felicidad que ‘sabe’ a gloria, no se hizo esperar cuando en mayo de 2014, los eligieron como el mejor grupo de liras. Querían ganarle a la Banda Élite de Tunja, una de las mejores del país. Ese momento, es uno de los más recordados por José Fernando Mantilla Gutiérrez, cucuteño de 23 años, quien fue uno de los primeros integrantes que tuvo Fumcic.

“Tocando lira tengo 9 años y he pasado por ocho bandas. En el colegio –antiguo Departamental de la calle 13–, tuve que elegir entre ser personero o liderar la banda y me quedé con la música, por vocación, compromiso y crecimiento personal”.

En Fumcic, la experiencia ha sido como la de una familia, toman decisiones en consenso y el secreto ha sido la disciplina y la lealtad. “Hay un lazo muy fuerte, ganas de superarse y esos son valores que deben fomentarse en los jóvenes”.

Para Fernando, la lira –instrumento de percusión– más allá de las 25 teclas y sonidos, es su fuente de inspiración. Tan fuerte es el vínculo con el instrumento que en abril de 2013 se regaló una de cumpleaños.

Cuenta que actualmente ensayan en el colegio Francisco José de Caldas, donde les abrieron las puertas luego de ensayar en canchas y calles de La Libertad, donde a los vecinos les molestaba el ruido y en ocasiones, llamaban a la Policía.

En la parte musical, el crecimiento ha sido escalonado y han hecho intercambios con Brasil y Estados Unidos, desde donde les envían formatos de percusión para incorporar a su repertorio.

Merecidos logros

Rionegro (Santander). Participación destacada, mejor grupo de liras y mejor bastón mayor (2 de mayo de 2014).

Pamplona (Norte de Santander). IV Concurso Mejor Tambor Mayor. Consiguieron todos los premios, mejor grupo de liras, de vientos, percusión y tambor mayor (septiembre de 2014).

Bello (Antioquia). VIII Concurso Nacional de Bandas Cuna de Artistas. Fueron campeones en la categoría Semiespecial (14 de diciembre de 2014).

San Cristóbal (Venezuela). Festival Internacional de Bandas Show ‘Asogata’. Fueron la mejor banda y además, participaron en uno de los desfiles de la Feria de San Sebastián (12 de enero de 2015).

Medellín (Antioquia). Concurso Nacional de Bandas de Marchas en el marco de las Ferias de las Flores. Tercer puesto categoría semiespecial (9 de agosto de 2015).

Tocancipá (Cundinamarca). Concurso Nacional de Bandas Marciales ‘Usaca Tocarinda’. Campeones juvenil-semiespecial, mejor coreografía, grupo de liras, vientos y percusión (20 de septiembre de 2015).


BANDA MARCIAL DE LA NORMAL MARIA AUXILIADORA

La banda compitió con un grupo de 56 alumnas

La banda de la Escuela Normal Superior María Auxiliadora se destacó en el Sexto Concurso Nacional de Bandas Marciales, que se llevó a cabo en Galapa (Atlántico) el 17 de octubre de 2015.

Su formación en orden cerrado, su marcialidad y uniformidad la llevó a ocupar el primer puesto a nivel nacional entre diferentes bandas que participaron representando a las otras regiones del país.

La banda compitió con un grupo de 56 alumnas, quienes dieron todo de sí mismas para traer ese triunfo a su institución y al departamento.

La agrupación es dirigida por el docente Hernando Mendoza. 




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario