PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

domingo, 18 de diciembre de 2011

107.- CAMARA DE COMERCIO DE CUCUTA

Portal Cámara de Comercio y otras fuentes

Edificio de la Cámara de Comercio en la Calle 10 con Avenidas 4 y 5, construido en el año 1971

Fue en el año de 1599, en la ciudad de Marsella, Francia, en donde se fundó la primera organización conocida como Cámara de Comercio. A través de esta institución se defendieron los intereses del gremio mercantil y se unificaron las costumbres mercantiles de la época. Posteriormente, en Europa y en todos los continentes se fueron creando nuevas Cámaras de Comercio.

En Colombia, la Ley 111 de 1890, autorizó al Gobierno Nacional para crear Cámaras de Comercio en el país. La primera en fundarse fue la Cámara de Comercio de Bogotá que inició actividades en 1878 y se constituyó formalmente en 1891.

En Cúcuta, don Luis Febres Cordero, durante su primera gobernación, puso todo su empeño y entusiasmo para urgir la creación de una Cámara de Comercio en la región. Viajó a Bogotá y se dirigió al General Benjamín Herrera, quien ocupaba el cargo de Ministro de Agricultura en el gobierno del doctor José Vicente Concha, para presentarle todas las pruebas requeridas conforme a la ley y los decretos que dispusieron la existencia de las Cámaras de Comercio en Colombia.

El General Herrera siempre estuvo interesado en las aspiraciones de Cúcuta y el Departamento, pues su esposa, doña Josefina Villamizar Peralta, era oriunda de Pamplona. De tal modo, atendió la solicitud del Gobernador Febres Cordero y se expidió el Decreto No. 1807 de 1915 que creó oficialmente la Cámara de Comercio de Cúcuta.

DECRETO Nº 1807 DE 1915
REPUBLICA DE COLOMBIA
Decreto Número 1807 de 1915
(Octubre 29)

Por la cual se crean las Cámaras de Comercio de Cúcuta, Cartagena, Cali y Bucaramanga.

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DE COLOMBIA
En uso de sus facultades legales, y
CONSIDERANDO:
1º Que la Ley 11 de 1890 autoriza al Poder Ejecutivo para crear Cámaras de Comercio en los centros comerciales del país.
2º Que el comercio de las ciudades de Cúcuta, Cartagena y Bucaramanga, ha elevado peticiones para que dichas poblaciones establezcan Cámaras de Comercio; y
3º Que es conveniente la creación de esas Cámaras en dichas poblaciones así como en la ciudad de Cali, para el mejor desarrollo comercial de ellas.
DECRETA
Artículo 1º Créanse Cámaras de Comercio en las ciudades de Cúcuta, Cartagena, Cali y Bucaramanga.
Artículo 2º Para la elección de Miembros de esas Cámaras se reunirán los comerciantes más notables de la respectiva población y en número no menor de treinta.
Artículo 3º El número de Miembros de cada Cámara representará el treinta por ciento del número del comerciante que haga la elección, conforme al artículo anterior.
Artículo 4º Podrán ser elegidos Miembros de las Cámaras de Comercio los extranjeros que tengan negocios de comercio honorablemente establecidos en el país por un tiempo no menor de tres años, o que hayan contraído matrimonio con colombianas; pero el número de comerciantes extranjeros no podrán pasar del (30) treinta por ciento del número total de miembros de cada Cámara.
Artículo 5º El personal de las Cámaras se renovará por terceras partes en los primeros días de enero de cada año.
Artículo 6º Las funciones de las Cámaras de Comercio serán las expresadas en el Decreto número 62 de 1891, el cual continuará rigiendo en cuanto no se oponga el presente Decreto.
Artículo 7º Para la elección de miembros de las Cámaras de Comercio, el Gobernador del respectivo Departamento hará la convocatoria de los comerciantes en los términos expresados en el artículo 2º del presente Decreto, y procurando que en esa junta tenga representación el comercio en sus varias ramas, o manifestaciones, como son los negocios de importación, transporte, bolsas, bancos, seguros, comisiones, manufacturas, fabricaciones, etc.

Comuníquese y cúmplase

Dado en Bogotá, a 29 de Octubre de 1915.
(Fdo). JOSE VICENTE CONCHA
(Fdo). El Ministro de Agricultura y Comercio.
BENJAMIN HERRERA
(Es fiel copia tomada del Diario Oficial No. 15.639 del 9 de noviembre de 1915, página No. 1459).

FUNCIONES

Entre las funciones de la Cámara de Comercio expresadas en el mencionado Decreto Número 62 de 1891, se destacan las siguientes:

1. Servir de órgano oficial del comercio con el gobierno y como tal podrán presentar a éste, por vía de iniciativa, sus opiniones sobre los medios de aumentar la prosperidad de la industria y del comercio; sobre las mejoras que deban introducirse en todos los ramos de la legislación comercial; sobre las modificaciones que convenga hacer a las leyes sobre impuestos y tarifas de aduanas; sobre la ejecución de obras de interés público la organización de los servicios que puedan interesar al comercio y a la industria como son los relativos a puertos, canales, ferrocarriles, ríos navegables, correos, telégrafos, bolsas, bancos, seguros, etc.

2. Servir de cuerpo consultivo del gobierno y en consecuencia estudiar los asuntos que éste someta a su consideración, exponer su dictamen sobre ellos y rendir los informes que se le pidan sobre negocios relacionados con el comercio y la industria.

3. Dirigir y reglamentar la construcción, mejorar y conservación de las obras públicas que el gobierno ponga a su disposición.

4. Dirigir y reglamentar los servicios que el gobierno le encomiende.

5. Remitir al gobierno para su publicación todos los documentos que juzgue de importancia para el comercio y la industria.

6. Acordar las medidas que crea convenientes en servicio de la industria y del comercio siempre que dichas medidas no sean contrarias a las leyes o a los derechos gubernativos.


FUNDACIÓN

El 18 de noviembre de 1915, el Gobernador Luis Febres Cordero, convocó a los comerciantes de la ciudad, poniendo así en ejecución el primer decreto. A la reunión que se efectuó en la gobernación, asistieron 31 comerciantes quienes fueron los encargados de elegir los primeros miembros de la Junta Directiva.

Los asistentes fueron:

POR EL COMERCIO COLOMBIANO:
  • José Agustín Berti por A. Berti & Cía.
  • Arturo Cogollo por Cogollo & Cía.
  • Roberto Arocha por C.L. Arocha & Cía.
  • José Antonio Marciales por Marciales & Cía.
  • Carlos L. Barroso por Barroso & Cía.
  • Martín Peralta Arenas por la Empresa de la Mutualidad.
  • Jorge Ferrero como Director de la Aduana.
  • Manuel Antonio Sanclemente por su Compañía del Alumbrado Eléctrico.
  • Lázaro Riascos por la Sociedad Equitativa y Económica.
  • Manuel Acuña por Cervecería Santander
  • Gustavo Cabrera por Manuel Guillermo Cabrera
  • Antonio María Figueroa por el Almacén El Día
  • José María Morales Berti por el Bazar Cucuteño
  • Leandro Cuberos Niño por la Empresa Rematadora de Licores.
  • Enrique Meoz por la Botica San Juan.
  • Zoilo Ruiz A. por la Botica del Norte.
  • Cayetano Hernández García por Hernández García Moreno & Cía.
  • Gustavo Valbuena por la Fábrica de Jabón La Aurora.
  • Pedro Jara.
  • Aristides Vergel.
  • Carlos Sánchez R.
  • Aristides Osorio.
  • Teodoro Camargo.
POR EL COMERCIO EXTRANJERO:
  • Federico Halterman y Rodolfo Faccini por Brewer Moller y Cía.
  • Otto Moll por Van Disel Rode & Cía.
  • Otto Faber por Bechmann & Cía.
  • Alejandro Hanebuth por Hanebuth & Cía.
  • Juan Caputi por Caputi & Cía.
  • José E. Abrajim por Jorge Cristo & Cía.
  • Tito Abbo por Rivoli & Cía.

A disposición por el señor Gobernador, los concurrentes eligieron los primeros doce miembros de la Junta Directiva conformados por 4 representantes del comercio extranjero y 8 del comercio colombiano. Los elegidos fueron:


Sentados de izquierda a derecha: Rodolfo Faccini, Tito Abbo, Manuel Guillermo Cabrera, Arístides Osorio, Manuel José Vargas. De pié: Zolio Ruíz Aguilera, Martín Peralta Arenas, Manuel Estrada C., Luis Francisco Soto, Federico Halterman, Andrés B. Fernández, Arturo Cogollo, Otto Faber y Elio Pacheco.

POR EL COMERCIO EXTRANJERO:
  • Federico Halterman
  • Tito Abbo
  • Aristides Osorio
  • Miguel Vélez

POR EL COMERCIO COLOMBIANO:
  • José Agustín Berti
  • Alberto Camilo Suárez
  • José Antonio Marciales
  • Manuel Guillermo Cabrera
  • Arturo Cogollo
  • Luis Francisco Soto
  • Andrés B. Fernández
  • Octaviano Bautista

El 19 de noviembre de 1915, los anteriores miembros se reunieron y eligieron la primera mesa directiva que fue la siguiente:

Presidente : Federico Halterman
 
1er. Vicepresidente : Arturo Cogollo

2do. Vicepresidente : Alberto Camilo Suárez

Primer Presidente


A la izquierda Federico Halterman. Primer presidente Cámara de Comercio de Cúcuta - 1915

Su primer Presidente, Federico Halterman, fue un distinguido comerciante alemán que se domicilio en la ciudad en el año de 1897. Dentro de sus actividades, se destacó como socio gestor de la firma comercial BREWER MOLLER & CO., desde el año de 1909 hasta 1919; Presidente de la Cámara de Comercio durante los años de 1915, 1916 y 1919; miembro de la Junta del Ferrocarril de Cúcuta y Ferrocarril Frontera en 1918 y 2º Vicepresidente de esa empresa en 1921.

En el año de 1916, cuando en el Congreso Nacional cursó un proyecto de ley que gravaba el Café Colombiano de Exportación para financiar la propaganda que se hiciera en el exterior, Federico Halterman, Presidente de la Cámara en ese entonces se dirigió al Senado y a la Cámara de Representantes, para calificar de inoportuno ese impuesto.

Primero, por la Guerra Europea que impedía cada exportación; segundo, por haber disminuido nuestra cosecha cafetera en un 90% a causa de los resultados de la gestión y tercero, porque ya el café nortesantandereano estaba fuertemente gravado en Venezuela, a causa del tráfico obligado de nuestro grano por aquel país ante la imposibilidad de salir por el territorio propio.

La Producción Regional

Según el censo de 1918, el Departamento Norte de Santander solamente contaba con 239.235 habitantes. En ese año gran parte de su territorio estaba conformado por terrenos baldíos adjudicables por el gobierno a colonos cultivadores. El Café era su principal artículo de producción y de exportación.

Según datos de la Aduana Nacional, en el año de 1918 se exportaron 221.121 sacos por vía de Maracaibo. Ese café se conoció en el mercado de Nueva York como «Café Cúcuta». También se producía cacao que se vendía en el interior del país, y pieles de res, que constituyeron otro importante renglón de exportación. Además cabe destacar el cultivo de Algodón que se hizo extensivo en virtud de la fábrica de hilados y tejidos montada en la ciudad de Pamplona por los señores Lara, Guerrero y Co. En el Departamento también se producía trigo de muy buena calidad y en abundancia en las tierras altas, el cual para 1924 se beneficiaba en los molinos de Mutiscua de los señores Jaramillo & Co. (Harina «Monarca»), y en los molinos de «El Zulia» en Pamplona, de Lara, Guerrero & Co. Estos molinos producían gran cantidad de harina que se llevaba a otros departamentos y se exportaba a Venezuela.

Para la producción de Azúcar, existían en 1924 tres ingenios azucareros. El de «Carrillo» de propiedad del señor Pedro Felipe Lara; el de «Campo Alegre», de propiedad del doctor Francisco Guerrero y el de «La Florida», de la sociedad  Medina & Co. También existían varios establecimientos que producían panela y artículos que se consumían en Venezuela.
La ganadería era en esa época una de las más importantes riquezas del Departamento. En la provincia de Pamplona y de Ocaña se desarrollaron algunos criaderos de ganado de razas finas importadas al país.

En 1924 se encontraban en el Departamento los yacimientos de Petróleo más ricos de toda la República. Entre ellos se destacaron la «Concesión Barco», que tenía un millón seiscientos mil hectáreas. Las minas de «La Carbonera» y las de «La Julia», en el municipio de Cáchira, de propiedad de la «Standard Oil Co.», ubicadas sobre los afluentes del río Cáchira que van hacia el río Magdalena. Además existían manifestaciones petrolíferas en los terrenos de propiedad del doctor Luis Jaramillo M., y en la comunidad Almeida, región que recorría el Ferrocarril a Puerto Villamizar.
Vías de Comunicación

De la ciudad de Cúcuta, capital de Departamento, partían en 1924 tres ferrocarriles:

1. El que se dirigía a Puerto Villamizar sobre el río Zulia, por donde se hacían las importaciones y exportaciones del Departamento, y cuya extensión era de 55 kilómetros.
2. El que partía de Cúcuta a la frontera con Venezuela, y que tenía una extensión de 16 kilómetros.
3. El ferrocarril del sur que estaba previsto para comunicar a Cúcuta con las poblaciones del interior del país, y que para esa época sólo se alcanzaron a constituir 21 kilómetros.

Todos estos ferrocarriles pertenecían a la compañía del Ferrocarril de Cúcuta S.A., en la cual el Municipio de Cúcuta tenía la tercera parte de sus acciones.

Además de las vías ferroviarias, el Departamento tenía algunas carreteras para automóviles como la del Norte, que en 1923 se encontraba en construcción, la cual conectaría al Departamento con el interior del país.

La llamada carretera al Magdalena solamente llegaba hasta el Municipio de San Cayetano. Además de éstas vías, existían algunos ramales hacia Venezuela e Innumerables caminos de herradura.


Esta fotografía, tomada en la década del 80 corresponde a alguna reunión protocolaria con miembros de la Cámara de Comercio de Cúcuta, que llegó a los 95 años de existencia. En la gráfica, de izquierda a derecha: Cayetano Morelli, Alberto Santaella, Jaime Cárdenas, Elio Berbesí y Basilio Villamizar; atrás apreciamos a Gabriel Pérez y Luis H Ruiz.



Una ceremonia especial se llevó a cabo EL 26 DE NOVIEMBRE DE 2010 en la Casa del General Santander para celebrar los 95 años de la Cámara de Comercio de Cúcuta. La actividad fue presidida por la Alcaldesa de Villa del Rosario, Emperatriz Misse Millán; Hernando Angarita, delegado de la Gobernación; María del Pilar Ramírez, de la Alcaldía de Cúcuta; José Fernando Bautista, Embajador de Colombia en Venezuela; Francisco Yáñez Villafañe, presidente de la Cámara de Comercio; Iván Mora, Embajador de Cuba; José Miguel González, director de la Cámara de Comercio y Magdalena Pardo, presidenta ejecutiva de la Cámara Colombo-Venezolana.

A cinco años del centenario de su fundación,  la Cámara de Comercio de Cúcuta tiene que reflexionar sobre la responsabilidad que le cabe en el manejo y orientación no  solo de la ciudad sino del departamento Norte  Santander, en general.

Esa entidad, representativa por disposición de ley de los empresarios, obligados a registrar allí formalmente sus actividades, tiene la competencia y la posibilidad de obrar como motor de propósitos comunes que representen progreso en diversos órdenes y soluciones a problemas que tanto agobian a sectores de población excluidos de beneficios básicos reconocidos a otros sectores.

La junta directiva de la Cámara de Comercio tiene que asumir un liderazgo visible y efectivo que le de a la entidad la solvencia que está en el deber de alcanzar en el conjunto de la vida regional para jalonar proyectos de interés general, trazar metas con las cuales se puedan superar atrasos crónicos y al mismo tiempo ser ejemplo de eficiencia, de coherencia y de acierto en el cumplimiento de sus objetivos.

La agenda de la Cámara de Comercio tiene que incluir los asuntos esenciales de la región, a partir del reconocimiento de la realidad, de las necesidades por satisfacer, de los problemas por resolver y de las posibilidades por canalizar.

De  lo que se trata es de poner a la Cámara de Comercio de Cúcuta  en función de un liderazgo natural, asumido con voluntad indeclinable y en la perspectiva de celebración de su centenario.

Corresponde a quienes tengan la función directiva de la Cámara de Comercio asumir sus responsabilidades  respecto a la región, con el ánimo y la dinámica propios de un liderazgo que tiene claridad respecto a  sus responsabilidades. Tiene que ser ese un compromiso articulado a la próxima  celebración del centenario.



Recopilado por : Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario