domingo, 25 de agosto de 2013

430.- LA CUPULA CHATA


Miguel Palacios y otras fuentes




Palacio de Gobierno  en la calle 14 avenida 5ª, 1919. A la izquierda de la fotografía aparece Julio Lázaro uno de los ejecutores de esta obra.

Creado el Departamento Norte de Santander en 1910, los primeros gobernadores despacharon o tuvieron la Casa de Gobierno en una construcción ubicada en  la esquina de la avenida 5ª  con calle 13, propiedad de Francisco Hernández (esa es la esquina que los cucuteños conocen como ´la esquina de Avianca´).

En 1911, los senadores nortesantandereanos lograron que el Congreso de la República emitiera la ley 28, por medio de la cual, la Nación cedió al Departamento el lote contiguo al local de la Aduana Nacional, para que construyeran el Palacio de Gobierno departamental.

Después de haber dado vida jurídica al Departamento, siendo gobernador Víctor Julio Cote Bautista se abrió un concurso invitando a ingenieros y arquitectos de Bogotá y Medellín para el diseño de los planos para el Palacio, que se levantaría en la avenida 7ª con calle 10, junto a la Aduana Nacional. El premio para el ganador era de $150. Fue Víctor Julio Cote Bautista quien dejó en marcha el planeamiento de la sede gubernamental, con $3.000.


Los planos definitivos y aprobados, llegaron de Bogotá durante la administración del General Rafael Valencia Camargo en 1912, su autor era el ingeniero “Guarnerius”, el proyecto consistía en un solo bloque al frente, con una artística y muy elegante fachada, un gran vestíbulo con una escalera central que se abría a derecha e izquierda antes de llegar al segundo piso. Pero se presentaron objeciones en la prensa local al lugar de posible construcción del edificio, y además no hubo acuerdo entre el gobierno municipal y el departamental para la cesión del terreno.

Al presentarse ese cúmulo de inconvenientes con el terreno cedido, el gobernador Rafael Valencia Camargo adquirió el lote ubicado en la esquina de la avenida 5ª con calle 14 (Escritura 829 del 17 de diciembre de 1913,  Notaría Primera de Cúcuta), para que ahora sí, se construyera el Palacio de Gobierno departamental y el cual fue vendido por el general José Agustín Berti por la suma de $6.700.


Legalizada la compra, los trabajos se iniciaron en 1914, bajo la dirección del ingeniero Marco A. Gómez quien elaboró los nuevos planos, y la primera nómina de trabajadores tuvo como director de obra al señor Julio Lázaro devengando $100 mensuales, el sobrestante Leopoldo Vega y 15 peones. Durante este año tuvo gran impulso la construcción debido al interés de la administración Febres Cordero.

El Palacio se construyó entre 1914 y 1919. La cúpula de la edificación inicialmente era elíptica, sin embargo, los fabricantes extranjeros la cambiaron por la que actualmente conocemos, a la que la tradición oral  la llamó ´la cúpula chata´. Esta fue despachada de Nueva York el 9 de junio de 1915.


Palacio en construcción

En la primera semana de enero de 1919, empezaron a funcionar en el nuevo edificio las oficinas de la gobernación. Correspondió al gobernador Fructuoso V. Calderón (1918 –1922), el trasteo de las oficinas a la edificación y dar al servicio el Palacio de Gobierno Departamental. Palacio sin baño, la falta de planeación en la ejecución de obras por parte del sector oficial no es un mal moderno, sino que tiene raíces en el pasado, como lo muestra lo ocurrido con el Palacio de la Cúpula Chata. Pero no hubo francachela ni comilona, ni tampoco misa o invitaciones especiales para levantar la copa y brindar por esta obra. ¿Y a qué se debió esa falta de protocolo?

Desafortunadamente, como lo comentó entonces severamente la prensa cucuteña, solo cuando el Palacio estuvo habitado, vino a pensarse que necesitaba servicios sanitarios de alcantarillado y de acueducto, de modo que se terminó por donde ha debido empezarse. En 1921, se instaló el servicio de agua, que se llevó de la toma pública.

 
Estado del Palacio de Gobierno después del incendio de 1989     

La noche del 2 de octubre de 1989, en la administración de Eduardo Assaf Elcure, un incendio destruyó las estructuras de madera, los entrepisos y las cubiertas de ´la cúpula chata´. El desprendimiento de los pañetes y el agrietamiento de los pisos, así como el desplome de las columnas del segundo piso, hizo necesaria la reconstrucción de la edificación. Los planos de restauración del edificio los elaboró la arquitecta cucuteña María Teresa Vela Vicini y fueron ejecutados por la firma de ingenieros Julián Caicedo y Cía. Ltda.

Por la Resolución 24 del 14 de mayo de 1990, el Consejo de Monumentos Nacionales declaró al Palacio de la “Cúpula Chata”, Monumento Nacional.

El 19 de noviembre de 1993, siendo Gobernador Alvaro Salgar Villamizar y Presidente de la República César Gaviria Trujillo, fue entregado totalmente restaurado el palacio, uno de los Bienes Culturales, Patrimonio de los Nortesantandereanos, e inmediatamente es ocupado como sede principal del Gobierno de Norte de Santander.





Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

2 comentarios: