miércoles, 20 de abril de 2016

923.- ALMORZADERO, ideal para deportes extremos



Roberto Ospino Torres



Hermoso paisaje en el páramo del Almorzadero. Se hace deporte pero también se vela por el ambiente

Encanto paisajístico

El páramo del Almorzadero, en Norte de Santander, está anclado a los municipios de Chitagá y Labateca.

La travesía de los aventureros se inicia en Pamplona y al llegar a Chitagá se toma la ruta a la vereda Presidente, donde se aprecia la primera laguna, conocida como El Salado.

En este punto se inicia un ascenso entre riscos y abismos, para llegar a la laguna El Tambor, a 4.030 metros sobre el nivel del mar.

Es impresionante llegar a una caída de agua que tiene 85 metros de altura y proviene de la laguna, escuchándose como retumban los sonidos de la naturaleza, los sonidos que se olvidan en las ciudades y donde nace el agua para los nortesantandereanos.

Practicar el torrentismo

Los cerros escarpados se asoman a lo lejos, y parecen rascar el cielo con sus 4.000 metros de altura. Llegar a la cima es toda una aventura, pero el descenso, lo es aún más.

Un grupo de osados pamploneses tiene por mejor amigo al páramo del Almorzadero, donde las montañas son aptas para practicar el torrentismo, deporte extremo que se promueve en la provincia con el lema de ‘turismo responsable con el ambiente’.

Dependiendo de las condiciones climáticas, los aventureros tienen que soportar temperaturas entre los seis y doce grados centígrados. El frío, de esos que penetran en los huesos, se hace más fuerte cuando los deportistas descienden por una cuerda y desafían las caídas de agua helada y las resbalosas piedras propias del terreno de alta montaña.

En el páramo hay cascadas de 85 metros, aptas para el deporte extremo.

Román Flórez, quien lidera a los aventureros extremos Rokaice, explica que el torrentismo se hace descendiendo por cuerdas, en medio de las imponentes cascadas del Almorzadero, las cuales tienen hasta 85 metros de altura.

El deporte lo practican muy cerca del sistema de lagunas de origen glacial, las mismas que por filtración de agua forman en la zona intermedia del páramo las enormes cascadas.

“Las temperaturas son muy bajas y el descenso debe hacerse calculadamente. Tenemos que estar bien protegidos para evitar una hipotermia”.

Los bellos paisajes y su geografía  permiten llevar a cabo estos deportes.

Si la caída es demasiado prolongada, demoran más tiempo. “Es ahí en donde el cuerpo empieza a sentir los rigores de las bajas temperaturas que se aceleran con el agua helada”.

El recorrido lo hacen en aproximadamente ocho minutos -que se convierten en una eternidad-. Las manos empiezan a dormirse, falta el oxígeno y el cuerpo experimenta los rigores de las bajas temperaturas.

Para los que no tienen experiencia en descender y aún se están iniciando en el deporte extremo, sienten vértigo y se atemorizan -más cuando el agua les cae sobre el rosto y la sensación de ahogo aflora en la mente-.

Es un deporte de alto riesgo. Sin embargo, “contamos con los equipos necesarios, los cuales están certificados para la práctica en alta montaña”.

El lugar es rico en fuentes hídricas

De esa amplia lista de equipos hacen parte cuerdas estáticas, dinámicas, mosquetones, arneses, guantes, cascos, gorros protectores, chaquetas y abrigo térmico.

Otros deportes

El grupo Rokaice está compuesto por 15 aventureros extremos. En las salidas que hacen frecuentemente, también desafían las alturas descendiendo riscos con más de 110 metros de altura. Este deporte se conoce como rápel.


En los cerros escarpados los aventureros se miden al rapel.

También lo hacen midiendo el equilibrio al cruzar abismos en un cañón, a través de una polea suspendida por cables, lo que se conoce como canopi.

Estos deportes los practican cuando el grupo acampa cerca a los sistemas lagunares de los páramos de Santurbán y del Almorzadero (con una extensión de  125.120 hectáreas). Son sitios ideales para aventuras extremas, con las que se desafían las alturas de las montañas andinas.


Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario