PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

domingo, 24 de abril de 2016

925.- EL CINCUENTENARIO DEL TERREMOTO



Gerardo Raynaud

Trascurridos los primeros cincuenta años de la ocurrencia del sismo que asoló a la villa de Cúcuta y habiéndose producido un movimiento cívico-ciudadano que condujo a la reconstruida población a ser una de las más modernas del país, al aprovechar esta coyuntura para proveerse de los últimos hallazgos en materia de adelantos que permitieran una vida más cómoda y eficiente.

Al cumplirse los primeros diez lustros, el Concejo de Cúcuta aprobó la siguiente proposición:

”… al detener su atención en el 50° aniversario de la catástrofe  del 18 de mayo, que redujo a escombros la ciudad, ofrenda un homenaje de reconocimiento a las víctimas que quedaron sepultadas debajo de las ruinas de la ciudad gentil y laboriosa, a cuya prosperidad y engrandecimiento habrán contribuido con el inapreciable contingente de sus esfuerzos y a sus sacrificios por el bien colectivo.

Hace votos porque el panorama moral, intelectual y material de la nueva ciudad, favorecida hoy con el rango de capital de departamento Norte de Santander, se acrezca y se dilate, tanto por obra de la espiritualidad, del carácter laborioso y del patriotismo de sus hijos, como por las virtudes sociales de todos sus habitantes.

El Concejo acoge con el más profundo agradecimiento en el acto de este día, las manifestaciones de simpatía y de alta significación fraternal con que han favorecido a la ciudad muchos de sus hijos notables, con ocasión del luctuoso aniversario.”

La proposición, firmada el 19 de mayo de 1925, viene firmada por los concejales, Luis Febres Cordero, Olimpo Galvis, León García Herreros, Samuel Castro, Manuel José Vargas, José Manuel Villalobos y Carlos J. Mejía. Además, llevaba la firma del alcalde Jesús Omaña G. y del personero Julio García Herreros.

Sin embargo, sus habitantes esperaban mayor despliegue de generosidad del gobierno local, pues como es usual en estos casos, promesas se hacen y a la hora de la verdad pocas obras se ven y eso fue lo que aconteció en ese ya lejano año.

En plena hegemonía conservadora, la oposición liberal, no solo se lamentaba sino que se quejaba, ante la falta de interés del gobierno central y se expresaban, irónicamente en términos directos que ‘después de tantas consultas, de tantas ocurrencias y de tantos proyectos de los hombres notables que manejan el destino de la ciudad, pasará sin otra ceremonia costosa, que el indispensable hincar de rodillas para pedirle a Dios que siempre libre de todo peligro la hegemonía conservadora o darle gracias porque no ha permitido la renovación de la magna desgracia.’

El gobierno departamental debía, dentro del programa de celebración del cincuentenario, según Ordenanza Especial, inaugurar un barrio para los obreros, lo cual no se cumplió y se generó un tal malestar que no faltaron las “puyas” publicadas en los medios escritos de entonces, diciendo que ‘no habrá barrio y al resignado pueblo se le dará guarapo, cuando la fundación del barrio obrero hubiera sido el más hermoso recuerdo del cincuentenario.’

Otros cronistas más beligerantes, de esos que en épocas violentas no tenían el menor asomo refinamiento, fueron más drásticos en sus comentarios cuando se atrevieron a escribir de sus actuales dirigentes, los del bando contrario, que eran “usufructuarios de la degeneración e imbecilidad de las masas, los amos que le niegan un refugio donde descansar de las fatigas pero en cambio, le ofrecen veneno que atrofie su inteligencia y agota su vida. ¡Criminales! no tienen escrúpulo en llevar su odio a nuestra ciudad hasta negarle una techumbre a los desheredados.”

Pero, no todo fue desilusión. A nivel nacional se le hizo un amplio despliegue de la efeméride y la prensa toda le dedicó amplios comentarios a la fecha conmemorativa.

El Diario Nacional, uno de los más importantes del país, destacó a su corresponsal para cubrir los pocos actos recordatorios  y en un extenso artículo, se hizo referencia, no solamente a la fecha sino a todos los aspectos novedosos que ofrecía la reconstruida ciudad.

Con frases elogiosas sobre la fortaleza y la constancia del pueblo cucuteño, que sobre las ruinas humeantes aún, se dieron a la tarea de componerla y que hoy, dice el redactor en ese año, es una hermosa ciudad, orgullo de Colombia, en su artículo titulado “Medio siglo atrás Cúcuta, estaba convertida en escombros”.

Casi poéticamente expresa su opinión sobre lo ocurrido y su percepción sobre el desarrollo de la ciudad actual, cuando escribe, “todo esfuerzo continuado y optimista de los hombres que alentaban la ciudad soleada y alegre, toda labor y todos los sueños forjados al paso y al empuje progresista, se resistieron al estruendoso golpe de los muros y de los techos contra la tierra convulsionada y ¡Oh Fénix!  como un milagro del trabajo, del amor y de la fe, aquellas ruinas dolorosas, diez lustro más tarde resurge la ciudad esplendorosa e invicta.

Luego realza las condiciones de la actual ciudad y pronosticando un prometedor futuro dada su posición geográfica, aún cuando por esos años, el desarrollo del vecino país, era incierto, en gran medida por el manejo político que venían ejerciendo los variados mandatarios que se turnaban el poder a punta de golpes de fuerza.

Continúa el periodista diciendo que “Cúcuta es hoy una urbe moderna, promesa de nuestra región ‘nordina’ y de la Colombia poderosa del porvenir. Allá junto al Zulia, frente a la frontera, es la sultana de la arrogancia y la belleza, el vigía solícito y constante de la heredad común.

Bizarra y noble, infunde respecto a los vecinos y orgulloso consuelo a los nacionales. ‘Auroleada con múltiple aureola´, avanza a la conquista del futuro confiada en sus fuerzas, siempre decisivas y poderosas.”

También se recibieron telegramas de participación de personajes de importancia nacional, entre los que merece la pena mencionar, el enviado por el doctor Miguel Durán Durán que decía:

“Cincuentenario catástrofe acompaño Cúcuta con la misma sinceridad que en días de gloria”.

Vale la pena terminar esta crónica, recalcando que la fecha del cincuentenario pasó sin pena ni gloria y los pocos proyectos que se pretendían realizar, tuvieron que esperar otros cincuenta y que al amparo de la Ley Cúcuta 75 pudieron, algunos, materializarse.




Recopilado por: Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario