PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

viernes, 14 de octubre de 2011

19.- LOS MERCADOS LIBRES

Gerardo Raynaud

La caótica situación vivida a comienzos del 57 no sólo en Cúcuta, sino en el país entero a cuenta del desgobierno o la ingobernabilidad como se le dice hoy al ambiente de dificultades sociales y económicas generadas por la aplicación de políticas, normas y regulaciones erradas que generan desabastecimientos y carestías, obligaron la renuncia del gobierno central y la asunción de una junta de militares que orientara al país en la senda de la nueva democracia, tal como sucedió en el mes de mayo.

En la búsqueda de alternativas que permitiera solventar las penurias que azotaban la población en términos de abastecimiento, las administraciones locales se dieron a la tarea de emprender acciones de vigilancia en contra de los especuladores y acaparadores a quienes se perseguía sin mayores resultados. Ante estos fracasos, el recién nombrado alcalde Enrique Vargas Ramírez tuvo la idea de combatir la especulación montándoles competencia a los abusivos comerciantes y por tal motivo decidió permitir la instalación de los conocidos “mercados libres” que eran sitios demarcados y autorizados para la venta de los productos alimenticios de primera necesidad, a precios oficiales y con los controles sanitarios y fiscales fijados por el Estado, a disposición de los productores y fabricantes.

Después de un minucioso estudio sobre los lugares y las fechas en que se realizarían estos mercados libres para que llegaran equitativamente a la población necesitada, se definieron tres barrios y tres días que permitieran a todos los habitantes de la ciudad tener iguales oportunidades de abastecerse de los productos más necesarios para su subsistencia. Tales fueron el barrio Colsag cuyo mercado libre se realizaría los días sábado, el barrio San Rafael los martes y Carora los jueves; el mercado se desarrollaría frente al parque principal del barrio respectivo y el compromiso adicional era que los participantes debían dejar el lugar limpio de basuras y en el estado original en que lo encontraron. A manera de ensayo se decidió realizar el primero, como se dijo en el Colsag y de acuerdo con los resultados se evaluaría la ejecución de los demás.

El primer mercado libre se experimentó en el barrio Colsag el 13 de julio de 1957 a las seis de la mañana; los funcionarios del municipio y algunos efectivos policiales dirigidos por el alcalde estuvieron atentos para controlar el amago de saboteo que habían prometido los acaparadores y algunos expendedores del centro de la ciudad. La alcaldía había invitado previamente a todos los productores del departamento quienes asistieron con entusiasmo. Desde tempranas horas de la mañana se vieron llegar los camiones cargados con los artículos de consumo diario, convencidos que la medida para atacar las alzas y la especulación daría los resultados esperados.  El organizador aseguró que todos los productos allí vendidos lo serían al precio oficial y que  los vendedores no pagarían impuestos ni derechos de ninguna clase. Los productos, por esos días más castigados por la carestía, eran el azúcar, el arroz, la manteca y la sal, los cuales se ofrecieron sin restricción. El aumento en la venta de  frutas y verduras fue desproporcionada, al decir de los mismos productores, a quienes no les alcanzó lo que traían para vender. Una de las mayores y más gratas sorpresas fue encontrar carne de primera a $3.20 el kilo, cuando ordinariamente su costo era de $3.50; claro que se observó rebajas significativas en los precios de la papa, la yuca, el maíz y el plátano. Al término de la jornada el alcalde se mostró satisfecho de los resultados, a pesar de la desorganización presentada por la gran afluencia de personas, muchas más de las pensadas, pero que sirvió para que se consolidara el proyecto. Aún hoy, este mercado libre se cumple como tradicionalmente ha sido costumbre desde la fecha de su iniciación arriba mencionada.

Debido al éxito obtenido en el evento, se confirmó el próximo mercado libre  para el martes 16 de julio; en el lote adyacente al parque José Eusebio Caro en el barrio San Rafael, se desarrolló el segundo mercado libre de Cúcuta. Con la experiencia anterior las autoridades implementaron un plan especial de control para que los consumidores pudieran adquirir los productos de primera necesidad y que básicamente consistía en que los productos se venderían al menudeo y a lo precios fijados oficialmente. La carestía que por esos días azotaba al país se le atribuía al relajamiento de la moral comercial y a la falta de producción.

El ministro de Fomento, Joaquín Vallejo Arbeláez implementó una serie de medidas tendientes a promocionar la producción nacional deprimida por efecto de las normas que había establecido el gobierno anterior y que venían dando resultados positivos y contribuyendo a la mejora en el nivel de vida de los colombianos. Al igual que el mercado libre del sábado en el Colsag, los habitantes de los barrios aledaños lograron grandes economías en el mercado diario. La afluencia fue menor pero se le atribuyó a la fecha como factor de disminución y a que el sector era de menores ingresos; además coincidió con la fiesta de la Virgen del Carmen, razón por la cual, muchos conductores no laboraron; sin embargo, quienes ofrecieron sus productos se fueron satisfechos con sus ganancias y afirmaron que seguirían participando. Igual que en el caso del Colsag este mercado libre sigue funcionando los días martes y en el mismo sitio.

El tercero de los mercados libres fue el realizado en el barrio Carora el jueves 18 de julio. Igual a los anteriores, se inició a las seis de la mañana y la respuesta fue magnífica, al punto que por la afluencia de personas y la cantidad de productos ofrecidos se le denominó el “supermercado de Carora”. Según conclusión obtenida al finalizar el día, los precios fueron “considerablemente bajos” y hubo abundancia de productos que días antes estaban “desaparecidos” de los estantes como el azúcar, el arroz y la panela. Los funcionarios oficiales consideraron que la estrategia definida en estos mercados y continuando con el programa que el gobierno se había trazado, muy pronto lograrían acabar con el flagelo del acaparamiento y la especulación, demostrando que la carestía era un fenómeno inducido y artificial.

El segundo mercado libre del Colsag cumplido el festivo 20 de julio, superó ampliamente al primero y se consolidó definitivamente como el pionero y más exitoso experimento para combatir el alto costo de vida que azotaba en esos días a la población cucuteña.

Dado el éxito que el programa de los mercados libres tuvo en la ciudad y una vez consolidados los tres pioneros, los vecinos de los barrios del noroccidente de la ciudad solicitaron formalmente al alcalde su inclusión en el evento. Vecinos de Cuberos Niño, Cundinamarca, Circunvalación, Magdalena, Santander y Perpetuo Socorro se vieron favorecidos con la decisión del municipio al aprobarse la realización del mercado libre en la plaza del barrio Alfonso López a partir del día lunes 30 de septiembre y quedando establecido el día lunes para la marcha futura del programa.

En esa misma reunión se acordó, adicionalmente, cambiar de ubicación el sitio donde se venía desenvolviendo el mercado del Colsag, al parque frente a la Concentración Escolar Marco Fidel Suárez por presentar una mejor disposición, tanto para los vendedores como para los compradores, a partir del sábado 28 de septiembre. Anteriormente se llevaba a cabo en la Plaza de los Deportes.

En general, el programa fue tan exitoso que en el informe rendido al ministro Vallejo por la Cámara de Comercio, el 16 de septiembre, se le indicaba que el abaratamiento del costo de vida y la solución paulatina al problema de la escasez y la especulación en la ciudad, eran resultados tangibles de su aplicación.


Recopilado por : Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario