PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

TERREMOTERO -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

jueves, 27 de octubre de 2011

85.- EL ASILO ANDRESSEN Y DOÑA TERESA BRICEÑO DE ANDRESSEN

Tomado del libro CITA HISTÓRICA del Sr. Luís A. Medina S.


                             

Es natural rendir culto a los pueblos, a su historia y obras de civismo, altruismo, sensibilidad social, de amor, veneración y de respetuoso reconocimiento a la memoria de sus fundadores. Hoy, con apuntes históricos de Guillermo Solano Benítez, mi ilustre profesor de colegio y otros de quien escribe, presentamos un bosquejo de la fundación del ASILO ANDRESSEN y su benemérita fundadora doña Teresa Briceño de Andressen Moller.

Esta magna obra de caridad fruto de la filantropía de doña Teresa Briceño de Andressen Moller, el 31 de marzo de 1907, en una amplia casa para vivienda de niños huérfanos, dotada de una Capilla y amplios espacios ocupaba la casona media manzana de terreno, ahí en la avenida 4a. calles 17 y 18, sirvió de albergue a los niños huérfanos.

HERMANAS DE LA CARIDAD. Esta comunidad religiosa, lanzó la idea de fundar un Asilo para niños y niñas huérfanas, promoviendo una colecta pública que alcanzó a recolectarse la suma de $4.140.oo, más $3.000.oo donados por doña Teresa y su esposo, y $760.20, recolectados por la señorita Josefa Andrade Berti; fueron en total $7.900,20, de los cuales $4.000.oo se destinaron a comprarle al doctor Carlos Matamoros el lote de terreno para complementar el lote destinado al Asilo; $1.400.20, dados a las Hermanas de la Caridad para que trajeran más personal suyo a dirigir el Asilo. Y los restantes $2.500.oo los tomó el señor Andressen dando un interés manifiesto a la obra de los trabajos, que empezaron en 1904, por la Reverenda Madre Natividad Superiora de las Hermanas de la Caridad del Hospital San Juan de Dios.

 Esta obra tuvo un costo de $22.500.oo pesos oro de los cuales abonó totalmente doña Teresa, para que lo recolectado por bondad y generosidad de las gentes no se dispusiera y se destinase únicamente al funcionamiento del Asilo.


DOTACIÓN. Toda la dotación del Asilo fue traída de Hamburgo por doña Teresa; cocina de hierro, cunas de hierro, los ornamentos para la Capilla y una bella reja metálica para encerrar el jardín.
De doña Teresa Briceño de Andressen Moller, sin hipérbole podemos decir que ha sido la más eminente señora que ha tenido Cúcuta, por su esclarecido civismo y generosidad sin par.

SU NACIMIENTO. Nace en Cúcuta doña Teresa Briceño el 17 de noviembre de 1851, siendo sus padres Jorge Briceño Chaulbe y Carmen Ramírez de Sotomayor, y sus hermanos Antonio María, esposo de Filomena Daza, quienes tuvieron tres hijos: Jorge Enrique, Pablo Emilio y Adán, todos muertos en 1899 y sus hermanas Asunción y Eva.

SU EDUCACI
ÓN. Su educación la recibió en Cúcuta y luego fue enviada a terminar estudios a Europa, residiendo en París, Hamburgo y Berlín, donde conoció al danés Cristian Andressen Moller y con quien contrajo matrimonio en Cúcuta en el año de 1885 donde fundaron su residencia.

Los esposos Andressen Moller y Briceño, no sólo fueron generosos y filántropos en Cúcuta, donde tanto practicaron la caridad, sino también con Bucaramanga, para cuya enseñanza industrial colaboraron ejemplarmente.

En Cúcuta fundaron la Sociedad de San Vicente de Paul en el año de 1896. Los esposos Andressen Briceño, daban contribuciones en dinero mensualmente como auxilio de sostenimiento para familias pobres y vergonzantes. Muchas familias cucuteñas adquirieron vivienda propia regalada por los esposos Andressen Briceño.

Asimismo, numerosos seminaristas y novicias de los conventos fueron protegidos y auxiliados por los esposos recibiendo ordenación sacerdotal y de monjas no sólo en el departamento, sino también en Venezuela mediante el pago de pensiones por ellos.

QUINTA TERESA.
El 4 de agosto de 1887, Cristian Andresen Moller adquirió cuatro solares que conformaban el área total del lote donde años más tarde construyó la hermosa Quinta Teresa. Inicialmente fue la sede de la casa comercial de la Sociedad Cristian Andresen y Compañía, luego fue residencia de los esposos Cristian Andressen y Teresa Briceño.


Fue construida por el ingeniero y general Domingo Díaz, el mismo que construyó la Estación Central del Ferrocarril de Cúcuta, pero varios historiadores no descartan la idea de que algunas personas influenciadas por el recuerdo de las villas y castillos europeos hayan colaborado con el ingeniero constructor, esto se puede observar en la mezcla de diferente corrientes arquitectónicas que tiene la fachada principal lo que hacen de ella una construcción única.

Es el local donde funciona el Colegio del Sagrado Corazón de Jesús. En 1914 cuando la primera guerra mundial, que ya había muerto el señor Cristian Andressen en Stutgard Alemania en 1899. Doña Teresa ofreció al entonces Gobernador del Departamento Norte de Santander, General Rafael Valencia, su quinta que valía $6O.000.oo oro, por sólo $3O.000.oo, siempre que se dedicase únicamente como local a la enseñanza departamental, esta cláusula quedó contemplada en la escritura de venta de la Quinta Teresa, la cual se firmó el 18 de agosto de 1914. El señor Cristian Andressen Moller, nació en Norborg, Isla de Alsen de Dinamarca en el mar Báltico, el 18 de febrero de 1848.

EL CONCEJO DE CÚCUTA, HACE UN RECONOCIMIENTO. Con motivo de la construcción del Asilo de huérfanos, el Concejo Municipal aprueba la siguiente proposición:

El Concejo Municipal de San José de Cúcuta, y considerando:

Que, la construcción del elegante edificio del “ASILO DE HUERFANOS” primer y orfanato de la ciudad, se debe a la acción caritativa de la respetable señora doña Teresa Andressen Moller, quién lo ha costeado y sostiene a sus expensas, designándolo bajo el nombre de “ASILO ANDRESSEN” en memoria de su difunto esposo bienhechor también de esta ciudad;

Que, la “Casa de Beneficencia” lugar de amparo y protección para los menesterosos e inválidos que allí reciben diariamente, sustento, ha sido también construida bajo los auspicios e impulsos de tan filántropa dama;

Que, el levantado espíritu de amor a sus semejantes que inspira a la Señora Andressen, se ha extendido asimismo al campo de la instrucción pública, patrocinando y coadyuvando con mano protectora a la educación de niños y niñas de la ciudad en diversas Escuelas y colegios de la ciudad;

Que, la Señora ANDRESSEN MOLLER ha obsequiado para en construcción de San José de Cúcuta, el altar de mármol, obras de primoroso arte, que vincularán su nombre de benefactora a los anales del pueblo de Cúcuta.

RESUELVE:
 
Interpretando el sentir general del pueblo de San José de Cúcuta, que es vocero, expresa un voto de reconocimiento a la Señora Andressen Moller, por los señalados beneficios que ha prestado a la población, con loable desprendimiento y generosidad espléndida, y la declara: HIJA EXCELENTE DE ESTA CIUDAD Y BENEFACTORA DEL PUEBLO DE SAN JOS
É DE CUCUTA.

El retrato de esta respetable dama, pintado al óleo, se colocará en el Salón de Sesiones del Concejo Municipal en testimonio de gratitud, de generosidad y para ejemplo memorable de las generaciones presentes y futuras.

Un ejemplar autógrafo de esta proposición será remitida, con nota de estilo, a la Señora Andressen con la firma de los miembros de la Honorable Corporación Municipal.

El Presidente, José Agustín Berti, El Vice-presidente, Alberto Camilo Suárez, el Vocal Erasmo Meoz, el Vocal Jorge Ferrero, el Vocal Manuel Guillermo Cabrera, el Vocal Ricardo Jordán, el Vocal Francisco de Paula Vargas A., el Vocal Miguel Alvarado S., el Vocal Octaviano Bautista.  Secretario, Jesús Omaña G.

Esta Proposición fue aprobada unánimemente por el Concejo Municipal de San José de Cúcuta en sesión del 4 de marzo de 1910.

DOCUMENTO HIST
ÓRICO. Carta de doña Teresa Briceño de Andressen, al Presidente del Concejo Municipal de San José de Cúcuta, sobre el sostenimiento del Asilo de Huérfanos.

“Stutgart, febrero 28 de 1920
 
Señor Presidente del H. Concejo Municipal de San José de Cúcuta.—: En los primeros días del mes de junio del año pasado, 1919, dirigí al señor Presidente, y por su digno “ conducto a toda la II. Corporación, una carta suplic
ándole hacerse cargo del sostenimiento del Asilo de Huérfanos de esa ciudad, denominado “Asilo Andressen”, porque a causa de las grandes pérdidas que he tenido en mi fortuna en los últimos cinco años, me era imposible seguir sosteniendo.

Sé que mi carta llegó a su destino; y sé también que esa H. Corporación atendió a mi petición, y que desde enero de este año está hecho cargo del Asilo y ha votado una cantidad para su sostenimiento. Pero me extraña sobre manera no haber tenido yo el honor de recibir una respuesta a mi carta, lo cual me extraña, tanto más, por haber yo pedido en ella, que esa H. Corporación se hiciera cargo para representarla y emplear los dividendos para ayuda del sostenimiento del Asilo, de sesenta y dos acciones del Ferrocarril a Puerto Villamizar, setenta y dos de la Cervecería Santander y ciento cincuenta y ocho del Gran Ferrocarril de La Ceiba, que tengo depositadas, también para representarlas en las casas de comercio Beckman & Cía. de esa ciudad, las del Ferrocarril a Puerto Villamizar y las de la Cervecería Santander, y en la casa Chistern & Cía. de Maracaibo, las del Gran Ferrocarril de La Ceiba.

Hoy, me permito dirigirme nuevamente a esa H. Corporación, pidiéndole se sirva informarme sobre el resultado de mis peticiones; pues es de grandísimo interés para mí saber cómo están colocados todos aquellos valores cuyos dividendos he destinado para el Asilo de Huérfanos.

Antes de tres meses de haber escrito la carta a que me refiero, recibí una de un amigo de esa ciudad, hablándome de ello; y anunciándome que mi petición sería atendida. Cómo y por qué, el silencio que guarda el H. Concejo para conmigo? Para mi esto a la verdad insospechable, y me obliga, a dirigirme por esta misma ocasión a las casas y comercio donde tengo depositados todos aquellos valores, pidiéndoles conservarlos en su poder hasta mi regreso a esa ciudad, y pasar al H. Concejo solamente los dividendos para el objeto indicado.

Los sueltos de un periódico de Bogotá que he recibido en los últimos días, que trata de mis donaciones hechas a favor del Asilo, me obligan también a pedir a esa H. Corporación se sirva dar contestación a mis cartas, para poder saber yo a que atenerme.

También me permito enviar copia de esta carta, a un amigo en esa ciudad, para que en caso de que la original se extravíe, pueda él presentarle la copia al H. Concejo; así como para las más gestiones que se creyere convenientes. No dudo Señor Presidente que esta carta hará por el momento una impresión desagradable, pero tampoco dudo, de que se sabrá dispensar en atención al importantísimo asunto que la motiva.

Con sentimiento de la consideración, quedo del Señor Presidente atte. y S.S.

                                                                                           TERESA ANDRESSEN MOLLER

A PROPÓSITO DE LA CARTA. Con motivo de la no contestación de la carta de Doña Teresa Briceño de Andressen al Presidente del H. Concejo, donde suplicaba hacerse cargo del sostenimiento del Asilo de Huérfanos, dada su precaria situación económica, se suscitó dentro del Concejo acaloradas intervenciones de algunos concejales.

PROPOSICI
ÓN. El H. concejal Manuel Díaz, presentó la siguiente proposición:

“Declárese sin valor alguno la resolución aprobada en la última sesión del Concejo relacionada con los títulos de propiedad de la distinguida señora doña Teresa de Andressen Moller,. y, dígase a la benemérita hija de Cúcuta, en respuesta a la comunicación que dirigió por intermedio del señor don Eleazar Belloso P., que el Concejo Municipal de San José de Cúcuta, interpretando los quebrantos que ha sufrido su capital con motivo de la guerra devastadora que finalizó; que desea vivamente su pronta rehabilitación y, que gustosamente ha tomado a su cargo el sostenimiento del Asilo Andressen, fundado y sostenido por ella durante luengos años, obra patriótica y de filantropía que la ha hecho acreedora al cariño y veneración de los cucuteños, quienes también guardan con respeto y gratitud el recuerdo de su digno esposo señor Andressen Moller. Respecto de los títulos de que arriba hace mérito, el Concejo tratará nuevamente sobre el particular, una vez que los actuales representantes de la señora Andressen reciban de ella las instrucciones del caso”. Puesta en discusión la Proposición presentada por el H. Concejal Manuel Díaz, fue aprobada.

El H. Concejal General Agustín Berti, pidió la palabra y, exigió lectura de la última nota enviada por la Compañía del Ferrocarril de Cúcuta; leída esta dijo “es penosísimo para el Concejo Municipal el reclamo que hace la respetabilísima señora Andressen. Las cartas a que ella alude son las mismas de cuya desaparición se ha tratado aunque con lastimosa superficialidad; las mismas cuyo paradero debemos continuar averiguando, desaparecidas entre manos limpias con propósitos que ya tienen que ver claros aún los más apasionadamente ciegos, en que con el éxito obtenido, todos los medios son justificables. La señora Andressen anota en su importante carta el traspaso de representación de sus títulos hechos al Concejo Municipal y se sorprende de que ni siquiera se la haya acusado recibo. Esto, H. Concejales es vergonzoso e injustificable”.

El H. Concejal Braulio Jiménez interviene: “Quiero significar al Concejo, la razón y la justicia de la Proposición del H. concejal Díaz, de fecha diez y seis de diciembre pasado en que acordaba, acatando los deseos de la señora Andressen, que el señor Personero entrara a representar las acciones de las varias empresas que la respetable señora Andressen había donado al Asilo de Huérfanos de esta ciudad”, proposición que fue declarada sin valor en la sesión siguiente de esa Corporación a petición del H. Concejal Manuel Díaz y hallándose ausente de ella.

INTERVIENE EL CONCEJAL DIAZ. Expresa la sorpresa que le ha causado la carta de la distinguida señora Andressen Moller, y manifiesta que ha tenido por norma ajustar sus actos a la rectitud, y de allí que, no existiendo, como en efecto no existía entonces ningún comprobante de la señora Andressen que autorizara plenamente al Concejo para tomar la representación de los títulos que posee en las Empresas a que ella se refiere, y en vista de los comentarios que se hacían de ese asunto, creyó honradamente salvar el concepto del H. Concejo al pedir, como lo hizo, quien se declarara sin valor alguno la proposición presentada por el H. Concejal Braulio Jiménez y., siendo del mismo parecer todos sus estimables colegas, desde luego, que su proposición había sido aprobada por unanimidad de votos; pero en vista de los reclamos que hace la señora Andressen y de las declaraciones contenidas en su carta, pedía respetuosamente al H. Concejo dirigirse al último Presidente del Concejo anterior, o al señor Secretario, haciendo las averiguaciones del caso a fin de conseguir las cartas a que alude la distinguida cucuteña, digna del respeto y del cariño de todos sus coterráneos.

La solicitud del H. Concejal Díaz, fue aten
d
ida, siendo las doce del día, el señor Presidente levantó la sesión.

El Presidente, José Rafael Unda. El Secretario, Manuel Dávila C.



Recopilado por : Gastón Bermúdez V.

1 comentario:

  1. excelente narrativa... ahora tuvieron descendencia tan notable pareja? gracias saludos

    ResponderEliminar