PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

martes, 18 de octubre de 2011

39.- VIAJE FANTASTICO POR EL TRANVIA DE CUCUTA IV

PARTE IV/VII
 1890-1940



Ahora que estamos haciendo otro viaje al edificio de la Aduana déjame contarte algunas de las costumbres que tenía la gente de este valle por los años de 1860 .... "No había alumbrado eléctrico ni aún se conocía el teléfono; ni sobre el cielo de Cúcuta se tejían las redes telegráficas; no había cine, ni automóviles, ni se oía el pitar de las locomotoras; no había estatuas ni parques y la gente era muy sencilla; no había altoparlantes, ni las máquinas de coser eran abundantes; el café lo molían a mano y el mercado era a la pampa; no había ortofónicas, ni se bailaba el fox; los vecinos usaban ropa muy bien planchada, camisa blanca y hebilla de plata en la pretina; las mujeres lucían chatas sobre la frente, pendientes de oro que casi tocaban los hombros, las guedejas hasta mas abajo del lumbar, y la falda larga, como el talar del santo cura; todos eran muy devotos y eso si, respetuosos y cumplidísimos ciudadanos; creían en brujas, en espantos y en los cuentos de Pedro Rimales.
Aquella fue la ciudad hidalga y caballerosa, caída en un aciago día del año 75. Los jóvenes desempeñaban los oficios de la casa sin dar muestra de repugnancia, e iban a los establecimientos docentes de alpargatas y sombrero de caña; y las muchachas, todas esas niñas que después alcanzaron la dignidad augusta de factores de familias prestantísimas, yo
las vi caminar a la escuela de zapato liso sin medias y ropita de zaraza ordinaria. ¡Qué hermoso ejemplo de sencillez! El tratamiento de ñor y de ña se dispensaba a la gente humilde, y no significaba en manera alguna título de menosprecio como ahora lo creyese cualquier mentecato; el público, siempre dado a seguir las apariencias, consideraba acreedoras a: la cortesanía de Señor o Don, a las personas pudientes, que en aquella época, todavía saturada de prácticas coloniales, arrogaban preeminencias abolengas. Pero, con la exaltación de la República, era lógico que tan feudataria costumbre, cediera el paso al formulismo general de Señor Don que todos se merecen por igual en el conjunto."

 


mirando al sur, desde La Americana, suministradora de artículos para hombre, mas tarde Almacén El Volga, apreciamos el costado oriental del Mercado Cubierto, de clásica arquitectura y estructura metálica fabricada por Hill & Smith en Staffordshire, Inglaterra .... comerciantes de la ciudad ocupan parte del edificio con sus establecimientos .... en la esquina sur oriental La Palestina, de Hercilia Barjuch, mas arriba Alfredo Chaustre, Antonio M. Soler, Martín Bermúdez .... al frente Gilberto Clavijo y la pensión Colombia .... El Tunjo de Oro, comidas a la carta .... el Mercado Cubierto vino al mundo marcado con un sino trágico, en 1875, quince días después de su inauguración fue destruido por el terremoto . En 1949 un pavoroso incendio lo reducirá a cenizas .... no olviden el año .




una fiesta de noctámbulos en finales de siglo .... noche de cocuyos, murciélagos y lechuzas .... jornada sofocante por las calles desoladas de San José . Horas perdidas de la madrugada ....... el pueblo se ha desvanecido .Confundido entre el cerro y el río, tranvías solitarios atraviesan calles pedregosas en desbocada carrera Girardot, Ricaurte, Nariño, Caldas, Córdoba, García Rovira, Soto .... la oscuridad es mas densa y mas oscura .... cambios en el eco traen a la memoria callejuelas olvidadas .... gentes desaparecidas .... negocios incendiados .... alaridos estridentes razgan el velo de la noche calentana .... incendio en la Bota Negra! .... Llamas en la Botica Alemana! le metieron candela al Mercado Cubierto! .... fuego donde Beckman! espectros de extraña vestimenta conectan mangueras anaranjadas a hidrantes agotados .... sacristanes legañosos se cuelgan de campanas agrietadas para lanzar al aire tañidos de muerte y horror .... ¡evitación de material rodante sobre culebras




rechinantes .... golpear de  la ferretería El Condor, de Dionisio Moros, es otro sitio célebre del comercio cucuteño de principio y mediados del siglo XX ....

 


el Tranvía se desvanece entre la calina de la carrera de Santander, media cuadra arriba del cruce con la calle de Córdoba .... frente a la Equitativa, de Lázaro Riascos, .... quedan atrás, la Oriental de Jorge A. Saieh, y la Estrella, complejo industrial y comercial fundado por Carlos L. Arocha, caballero marabino .... allá por 1905 .... aprovechando este final de ruta quiero contarte que aquí se acaba la carrera de Santander .... de la roca inmensa de la esquina al sur comienza el despoblado .... ahí se alcanzan a ver yabos, frailejones, almácigos de piñón, tunos, matas de mamón, zapotes corronchosos, y claro, los inevitables cujíes, .... esa casita que se ve allá, cabe un mataratón, es la de ña Vicenta La Rocha .... fabricante de chicha, pasteles y hallacas .... el resto de ranchos son repetición del modelo pastoril de la vida regional .... · asno atado al cují del patio . Palomar enjambroso de palomas maracaiberas .... gallinero cacareante, jaulas con canarios, arrendajos, azulejos y gonzalitos .... ejemplares porcinos .... continuidad del hogar en los hermanos irracionales .... y claro, una muchacha barriendo el patio con una escoba de palito negro .... caminemos por acá .... esa casa que se ve hacia oriente, diagonal con lo que pronto será edificio de la Gobernación, es la de Casimiro Soto, el abuelo de don Elías Mauricio ....

 


La Botica Alemana comienza en la esquina sur - occidental del cruce de la carrera Bolívar con la calle de Ricaurte y se extiende por toda la cuadra .... qué espléndido es este centro comercial de Van Disse! Rode &. Co., propietario de las dos edificaciones que sobre esa acera se conocen como edificio Van Dissel .... se consigue ahí todo tipo de mercancía importada .... en la esquina de Bolívar con Nariño, calle de por medio, La Novedad, punto de venta al detal de la casa Brewer Moller &. Cía .... la algarabía que se escucha por la misma acera mas abajo es la del Café Centenario del "diablito" Salcedo .... el Sr. elegante que está abriendo la puerta de la Botica es el gerente Otto Jurgensen, él se encarga de importar a Cúcuta máquinas de coser y de cortar el cabello .... son las primeras que se conocen por estos rumbos.... provenientes de Hamburgo, se las depositamos en la mismísima puerta de la primera tienda por departamentos de Colombia ....

 


La carrera de Bolívar coincide aproximadamente con la calle de Soto de antes del terremoto.... es de las calles mas anchas que ciudad alguna tiene en Colombia ....al fondo se alcanza a ver el tranvía, que con su locomotora Floresta, avanza con parsimonia en su perpetuo recorrido va pasando en este momento por el frente del Teatro Guzmán construido por Domingo Guzmán en 1878... inaugurado con la presentación de la gimnasta italiana Enriqueta Bergonzoni seguida después por la equilibrista de alta escuela "la Shupanni" .... en 1904 el Guzmán presentaba, noche a noche, las primeras películas cortas de Lumiere: Salida de obreros de la Fábrica Lumiere en Paris, Enamorados a la luz de la luna, etc .... ahora pasó a manos del general Agustín Berti quien lo está reparando en este Septiembre de 1914 .... dicen que el general lo va a rebautizar como Teatro Guzmán Berti .... la intersección de la carrera de Bolivar con la calle de Nariño señala uno de los sitios claves de Cúcuta .... la Botica Alemana es el negocio mas grande de San José, los propietarios, Van Dissel Rode &. Co., son una firma poderosa que tiene sucursales en Rubio, San Cristóbal, Maracaibo y Caracas .... el almacén de Cúcuta se extiende a lo largo de toda esta cuadra que vemos aquí ocupando casi media manzana ....

 


Requiescat in pace .... sobre el cruce de la avenida 6a. con calle 11 aparece la huella dactilar de la antigua ferrovía .... en las altas noches y en las madrugadas neblinosas se siente el trepidar hueco de locomotoras extraviadas que recorren la vía sin tocar el suelo ....

 
la carrera de Bolívar entre las Calles de Caldas y Córdoba es sede de importantes negocios, las gentes la llaman calle del Comercio .... sobre la izquierda, en la esquina, la Droguería Ruiz .... el almacén de variedades de Cayetano Hernández García, el Conde de Luxemburgo .... la Farmacia Durán .... un caraqueño tuvo su barbería en el mismo lugar, un tal Montenegro, vino a estos valles huyendo del gomecismo pero lo obligamos a regresar por el mismo camino que lo trajo, ya que le encontramos un reloj de oro robado al Dr. Erasmo Meoz .... es gente honrada la de esta circunscripción .... el Edificio de Los Aliados construido por Jorge Cristo en 1918 .... por la acera de enfrente el Almacén Segura .... la Media Luna de Isa Brahim .... don Isa ya tiene al mayorcito de la cochada estudiando medicina en Medellín, a uno que le dicen Musa, .... La Tachirense de Rafael Useche .... El Expreso, establecimiento de cambio de monedas de José María Barboza, en toda la esquina .... hacia el sur un señor gordo y colorado que parece un buda .... es el sastre Mario Quintana .... a lo lejos

Recopilado por : Gastón Bermúdez V.



1 comentario: