PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

sábado, 22 de octubre de 2011

55.- RESEÑA HISTORICA DE LA OPINION

La Opinión comenzó labores, como diario, el quince de junio de 1960, después de haber circulado no muy cumplidamente como semanario durante 1958 y 1959, época en la que funcionaba en oficinas arrendadas en la calle 8 con avenida 3 y se imprimió inicialmente en los talleres del padre Daniel Jordán.
 
La empresa fue fundada por un grupo de inquietos liberales, integrado por Virgilio Barco Vargas, Eustorgio Colmenares Baptista, Eduardo Silva, Alirio Sánchez y León Colmenares.

Al inicio la impresión se realizó en talleres propios, que en ese entonces constaban de un linotipo 31, una impresora tipográfica de medio pliego que había que alimentar manualmente hoja por hoja y unos chibaletes para tipos de diferentes medidas.

En la foto que debe corresponder aproximadamente a 1962, observamos algunos de los trabajadores de la planta del diario en esa época inicial. De izquierda a derecha en la escalera: Cicerón Flórez Moya (Periodista), Eustorgio Colmenares Baptista (Gerente), Armida Capacho (Administradora), Julio Gómez (prensista), Ariel Sáenz y  Luis Gómez (Tipógrafos) y Julio Barros (linotipista).Abajo están Luis Eduardo Prato, Iván Ramirez Daza, José Algarra (Fotograbador) y William Camacho (Armador).

Estos equipos fueron comprados a la revista Cromos y se instalaron en una casona de la avenida 4 con calle 16, sitio en  el que permaneció hasta mediados de 1965, cuando se trasladó a su actual sede, la Quinta Yesmín. 

El periódico en sus comienzos fue de 8 páginas y a medida que  el volumen de información fue aumentando pasó a 12 al final de la primera década  de existencia, permaneciendo de este tamaño hasta bien entrados los años 70.
 
A mediados de 1965 se compró una impresora de pliego y en 1969 una prensa Duplex, un poco más avanzada en cuanto a su tecnología y que no necesitaba la alimentación manual, pero se continuaba imprimiendo en resmas de papel. En 1977, el periódico adquirió una rotativa Goss, primera máquina en su género en llegar a Cúcuta, con una capacidad para 24 páginas con unidades de color y velocidad de 12.000 copias por hora, con alimentación de papel en bovinas, entregando el ejemplar plegado.

En 1984, La Opinión pasó al sistema Ofsset al adquirir una rotativa Harris V15-A  de cuatro unidades, incrementadas a cinco en  1991.

También, fue el primero en recibir fotografías directas de las agencias por el sistema de radiofoto para luego pasar rápidamente con la evolución de la tecnología a recibir las fotografías y las noticias por satélite a comienzos de los años 90.

En esa misma época se inició la sistematización de la preprensa, posteriormente la redacción y entró definitivamente la empresa en la era moderna de los periódicos.

Hasta diciembre de 1992, La Opinión no circulaba los domingos. A partir de esa fecha, se dio comienzo a la publicación de la edición dominical, con una amplia aceptación entre la comunidad. Aquí se trata de revisar más a fondo los diferentes temas de interés general sobre la  ciudad y su gente y el mundo en general. Además se inició el suplemento dominical Imágenes, un espacio más dedicado a temas básicamente culturales.



 Eustorgio Colmenares y su esposa Esther Ossa atentos al montaje de la rotativa Goss en 1977.

Su fundador y director hasta ese momento, Eustorgio Colmenares Baptista, quien le infundió al periódico su definido perfil, fue asesinado por la subversión el 12 de marzo de 1993, hecho repudiado en todos los estamentos nacionales e internacionales y que provocó numerosas menciones, entre las cuales vale la pena destacar el premio Libertad de Prensa, otorgado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en forma póstuma, entregado en noviembre del mismo año durante su reunión anual efectuada en San Carlos de Bariloche (Argentina), y otro reconocimiento entregado por el Círculo de Periodistas de Bogotá, en febrero de 1994.
Desde esa fecha, la Dirección y Gerencia del periódico ha estado a cargo de José Eustorgio Colmenares Ossa, hijo del director inmolado, quien junto con Cicerón Flórez en la Subdirección, veterano periodista que desde su fundación ha pertenecido a la planta de redactores, han continuado la labor diaria de informar a los nortesantandereanos.
También en esa época se inició junto con los miembros de Periódicos Asociados la circulación de los fascículos coleccionables de gran recibo entre los lectores por su calidad y temática. Estas entregas comenzaron a finales de 1993, con la Enciclopedia Tierra, ampliamente ilustrada con los  mapas de los cinco continentes. En vista del éxito obtenido continuó entregando los domingos obras como la Enciclopedia de la Vida, el Nuevo Atlas de Colombia, la Enciclopedia de la Informática y varias otras obras de interés, lo cual ha continuado hasta la fecha actual. Todas estas obras han sido de especial valor para los diferentes segmentos de población, pero básicamente van dirigidos a los escolares, quienes han encontrado un material didáctico de incalculable utilidad, al igual  que sirven en las  bibliotecas familiares como texto de consulta.
También y como complemento a la cultura regional, en 1997 comenzó a desarrollar La Opinión obras de significación especial para la región, como la Monografía Ilustrada del Norte de Santander, la cual fue de investigación, edición e impresión totalmente local, en la cual se presentó la historia del departamento desde su nacimiento, y la reseña geográfica y social de cada uno de los 40 municipios que lo integran, acompañada de una serie de Mapas del departamento.
Luego se han publicado en fascículos semanales y de investigación propia enciclopedias como la de Hechos y Personajes del Norte de Santander en el Siglo XX, Patrimonio del Norte de Santander, Monografía de San José de Cúcuta, Cúcuta, sus comunas y sus barrios, la historia de la Diócesis, la Historia del Cúcuta Deportivo y Cúcuta Campeón, Biografías de Ilustres Nortesantandereanos, Sabores de mi Tierra, sobre la comida típica nortesantandereana, Rutas del Norte de Santander y este año en un trabajo conjunto con la Gobernación del Departamento, una obra sobre el Centenario de la creación del departamento.
En 1999 se dio inicio a la página web del periódico, www.laopinion.com.co, la cual inicialmente había que grabar en un disquette y llevarla hasta donde se encontraba el servidor para colocarla en la red, y por supuesto no tenía ninguna clase de actualizaciones durante 24 horas, hasta que se colocaba la del otro día. Era básicamente una grabación de la primera página de La Opinión, realizada con un diseño diferente.
En el año 2000 se contrataron un diseñador y un periodista de planta, dedicados exclusivamente a estas labores. Se empezaron a colocar poco a poco más contenidos y hoy en día tiene una redacción propia que consta de 4 periodistas y un diseñador, además de la colaboración de la redacción del impreso. Tiene todas las características modernas, con audios y videos locales y nacionales y la posibilidad de interactuar con los lectores a través de varias secciones. La página web, hoy es la más consultada de la región con casi 900.000 visitas únicas mensualmente, y cerca de 5 millones de páginas vistas en igual período de tiempo.
Hoy, el periódico cuenta con todas las armas de una  empresa moderna. Está  totalmente sistematizado en todas sus áreas; cuenta con  recepción de noticias y fotos de las agencias  internacionales AP y AFP  en sistema  digital. En lo  nacional la  agencia  de  noticias  Colprensa, de  la cual es socio  fundador en 1980, lo nutre de información y fotografías.
Nuestras instalaciones físicas han venido ampliándose a medida que el periódico ha ido creciendo y la vieja casona donde funciona que tiene alrededor de 100 años de existencia se ha tratado de mantener igual en su fachada y algunas de sus instalaciones, como zona de patrimonio regional.
El 30 de junio de 2005, se celebraron con la presencia del Señor Presidente de la República Álvaro Uribe Vélez los 45 años del diario, y pocos días después en la madrugada del 7 de agosto se presentó un incendio en las instalaciones de la avenida cuarta, que destruyó completamente las oficinas de la dirección del periódico y parte de la sala de redacción, ocasionando daños también en la zona de atención al público. Afortunadamente no hubo víctimas que lamentar y con la ayuda de todos los empleados de la empresa se logró continuar editando el periódico sin haber dejado de hacerlo ni siquiera la noche del desastre.
Toda esa zona destruida se remodeló pues en su mayoría era construcción de principios de siglo con paredes de adobe y techos de caña brava originales de la casona. En el año 2005 se importó de USA el primer CTP (Computer to plate) para la empresa, tecnología que permitió ahorrar el paso de negativar las páginas en el proceso de preprensa y que se instaló en enero de 2006.
En el 2008 se construyeron nuevas instalaciones para albergar el crecimiento de la rotativa, la cual pasó de 5 unidades a 12 con el fin de facilitar la impresión de La Opinión con más páginas a color y además poner en marcha el periódico popular Q’hubo, el cual salió a la circulación con bastante éxito en Cúcuta el 29 de marzo de 2009. La diagramación es electrónica, el producto diario consta de entre 24 y 36 páginas, repartidas en tres o cuatro cuerpos tamaño universal con secciones tradicionales como local, regional, nacional, internacional, económica, variedades, política, sociales, cultura, deportiva y  judicial y páginas  semanales especiales sobre  farándula,  salud, turismo, etcétera. Además dos suplementos semanales, Imágenes sobre temas de arte y literatura que circula los domingos y La Opinión  Infantil los sábados, con contenidos de historietas y aplicaciones para los niños y adolescentes.
Hoy, La Opinión es una completa empresa editorial que se complementa con su área de impresión comercial, la cual cuenta con los equipos más modernos de la región para servicios de litografía y offset.
Tiene en su nómina unos 190 empleos directos y cerca de unos 300 indirectos, los cuales ponen todo de su parte para que los productos que salen a la calle sean de la aceptación de la ciudadanía en general.
El periódico celebra en este 2010 sus cincuenta años de vida informativa, durante los cuales ha logrado cimentar una credibilidad y aceptación entre las gentes de la región, que le han permitido ser el único medio escrito que ha sobrevivido a las dificultades económicas, políticas y de violencia de esta zona del país acaecidas especialmente en los últimos 25 años.

Recopilado por : Gastón Bermúdez V.

1 comentario: