sábado, 29 de octubre de 2011

93.- LA RADIO EN CUCUTA

Gustavo Rojas Pérez / Huellas, Hechos Y Anécdotas Nortesantandereanas



En la imagen, La Voz de la Gran Colombia creada en 1956. 

 
El avance de la radiodifusión en Cúcuta ha sido extraordinario. La capital de Norte de Santander está a la altura de las principales ciudades del país en esta materia y eso que le permite a los usuarios seleccionar los estilos y programas de preferencia y oírlos en las frecuencias de amplitud modulada (AM) o en la Frecuencia Modulada (FM), que se está imponiendo por la nitidez del sonido y la selección de la programación.

Algunos historiadores de Cúcuta señalan que el inicio de la radiodifusión en la ciudad se remonta al 10 de octubre de 1930, cuando don Rafael Mejía, Personero de Cúcuta, ordenó que fueran instalados diversos parlantes en los parques de la ciudad, para que los cucuteños pudieran disfrutar de la alegre música que se transmitía. La gente acudía a los parques Santander, Mercedes Abrego y Colón), a enterarse de las noticias y también se divertían escuchando la música. Este hecho marcó la partida de la radio en Cúcuta ya que fue evidente que había un público ávido de información y recreación, elementos congruentes en la radio.

Para otros, la historia de la radiodifusión en Cúcuta se remonta a 1933, con la llegada de los hermanos Alejandro y Pompilio Sánchez Cuadros a la capital de Norte de Santander. El primero era empresario y el segundo ingeniero electrónico, quienes decidieron dotar a Cúcuta de un sistema de información y recreación por intermedio de las ondas hertzianas.

De la iniciativa y decisión de los hermanos Sánchez Cuadros nació la primera emisora que tuvo la región el 28 de octubre de 1933. La dieron el nombre de la Voz de Cúcuta y la primera sede estuvo en un espacio que les facilitó la Gobernación de Norte de Santander. Los equipos los instalaron debajo de la escalera que por el sector norte comunica con el segundo piso de la casa de Gobierno, y los estudios en donde está hoy la Secretaría de Planeación y Desarrollo Territorial, durante el gobierno de Benito Hernández Bustos.

Entre las primeras personas que intervinieron en la radiodifusión de Cúcuta, hay que incluir a don Carlos Luis Jácome Garbiras. Su fina personalidad dejó un recuerdo de grata memoria entre las generaciones de la primera mitad del siglo XX. Don Carlos fue hijo de otro eminente cucuteño de igual nombre que se desempeñó con brillo en la política, el periodismo y la administración pública de su Cúcuta, pues fue alcalde, concejal y diputado.

Carlos Luis Jácome se desempeñó como director de noticieros y locutor de aquellos lejanos tiempos de los años treinta. Algunos testigos presenciales de aquella época narran su acuciosidad, durante los actos públicos que con motivo del centenario de la muerte del general Francisco de Paula Santander en mayo de 1940, se realizaron en la ciudad.

 Radio teatro de La Voz de Cúcuta. Década del 40.

El nacimiento de la radiodifusión en Cúcuta y por ende, en Norte de Santander, causó gran interés y curiosidad entre la comunidad. De la Gobernación, en 1949, trasladaron los estudios al antiguo local de la Escuela Industrial en la calle 13 entre avenidas 5ª y 6ª, posteriormente a la avenida 5ª con Calles 10 y 11. En 1956 los llevaron al 4 piso del edificio Maxvill, en la avenida 5ª con calles 8 y 9, donde estuvieron hasta mediados del 60. Otra  sede fue en la calle 10 con avenidas 3ª y 4ª, donde permaneció por varios años, hasta llegar a la sede que ocupa en la actualidad, en la calle 12 con avenida 4ª y 5ª.

La segunda emisora de Cúcuta fue Radio Victoria, fundada por J. H. Maldonado y Luis F. Rodríguez el 30 de septiembre de 1948. Operó al comienzo en el Edificio Rosaver, calle 10 con avenida 5ª. A mediados del año 1949,  la adquirió Manuel Jordán Pabón, como un medio de difusión de la política conservadora. Además del cambio de propietario o concesionarios, se determinó cambiar también el nombre o la razón social y se llamo La Voz del Norte. En razón de las dificultades que se presentaban por la falta de espacio para los programas de radio teatro, se trasladó a una casona, en la calle 9 con avenidas 5ª y 6ª. Años más tarde se ubicó en la Avenida Cero con calles 10 y 11, ya bajo la administración del entonces senador Gustavo Sánchez Chacón.

El tercer medio radial fue Radio Guaimaral 'La Chica para Grandes Cosas', fundada por Carlos Ramírez París, el 13 de marzo de 1952. Entre las muchas anécdotas de esta emisora está la del programa semanal que dirigía monseñor Luis Pérez Hernández, primer obispo de Cúcuta. En ese espacio radial se hizo famosa la frase: ´Que bello es nacer en Cúcuta, vivir en Cúcuta, trabajar por Cúcuta y morir en Cúcuta´, que con frecuencia repetía el prelado cucuteño. Entre los programas que los cucuteños recuerdan de esta emisora están Meridiano, Atalaya Social y Deportiva, y Dos Boleros para Tí.

 Periodistas en el aeropuerto Cazadero de Cúcuta preparándose para una transmisión de radio. Década del 50.

Su primera sede estuvo en la Avenida Gran Colombia en la urbanización Rosetal (hoy barrio Popular). También estuvo ubicada en la calle 9 entre avenidas 3ª y 4ª en frente del Palacio Nacional.  Después de la muerte de Carlos Ramírez París, al que los cucuteños conocieron como ´Trompoloco´, la emisora mantuvo su regularidad hasta que en los ochenta  la adquirió una organización religiosa.

Ramírez París también fundó la Voz del Río Zulia, en El Zulia. La trajo a Cúcuta y se convirtió en Radio Frontera. Más tarde la adquirió la cadena Caracol y la sumaron al sistema Radio Reloj. Actualmente pertenece a La W en Cúcuta.

En Pamplona, en 1958, el presbítero Evaristo Peinado Peinado, fundó la Voz de Pamplona, que es la emisora cultural de la Arquidiócesis de Pamplona.

El 12 de octubre de 1958, el mayor (r) Luis Fernando Luzardo, su esposa Rosa Melguizo de Luzardo y Luis Eduardo Mantilla San Miguel, fundaron la Voz de La Gran Colombia con sede en Villa del Rosario. Años más tarde, pasó a un local del antiguo edificio de la Lotería de Cúcuta en la calle 9 entre avenidas 5ª y 6ª, de ahí al segundo piso del edificio de la Beneficiencia de Norte de Santander en la avenida Cero, y desde 1978, funciona en la avenida 0A con calles 12 y 13. Se destacaba por la presentación: 'Desde el campanario de la libertad, transmite la Voz de la Gran Colombia'.

En 1959, el presbítero Evaristo Peinado Peinado, funda: Radio Pamplona, que más tarde se convirtió en Radio Cariongo.

Otro hombre de radio fue el pamplonés Luis Eduardo Mantilla Sanmiguel, conocido con el seudónimo de ´Lemas´, fundador de Radio Internacional, en 1963, que posteriormente se convirtió en la emisora básica de RCN en Norte de Santander. En 1970 abrió La Voz del Progreso que pasó al sistema nacional deportivo de RCN como Antena Dos, hoy convertida en La Cariñosa. Fue vicepresidente nacional de RCN y Todelar, además de ser en ésta última, socio fundador con Eduardo Tobón de La Roche.

Los locuteros Roque Mora y Carlos Ramírez París entrevistando al doctor Guillermo León Valencia. Década del 60.

Luis Alberto Tobito Acevedo, un hombre vinculado a la actividad radial, fundó en 1968 a Radio Tasajero, emisora que años más tarde la adquirió una organización religiosa y bajo esa administración cerró sus micrófonos.

En 1973 Luis Vicente Serrano Silva fundó Radio Tonchalá, que se convirtió en Radio 24 y que hoy es la emisora diocesana Vox Dei.

También en 1973, Guillermo Camargo Navas, abogado e historiador, funda Transmisora Universal, originando desde Villa del Rosario. Hoy se conoce como Radio Zulima.

En 1974 nació Radio Monumental en la cual tuvo participación el desaparecido senador Jorge Cristo Sahium.

Luis Eduardo Mantilla San Miguel despierta otra vez su inquietud de hombre de radio y funda Radio Punto, que con el correr del tiempo tuvo los nombres de Radio Recuerdos, La Vallenata y Oxigeno.

La primera emisora en Frecuencia Modulada fue Radio Fascinación F.M, de José Neira Rey, que comenzó a operar en 1981. Después la adquirió RCN y se llamó Rumba Estéreo. Hoy es Radio Uno. Para ese momento ya José Neira Rey había adquirido La Voz de La Gran Colombia. José Neira fue el mayor exponente de la vocación empresarial radiodifusora de su familia, compuesta entre otros por Benito (padre), Gabriel, Rafael, y María Elena (hermanos).

En el mismo año, Luis Vicente Serrano Silva obtuvo la autorización del Ministerio de Comunicaciones para Radio Tonchalá Estéreo, que más tarde, al cambiar de propietario tuvo los nombres de Radio Olímpica y Radio Tiempo, con el cual se conoce hoy. En 1982  La Cadena Radial Colombiana (Caracol) entra en Cúcuta al sistema F.M. con Caracol Estéreo.

Otro de los operadores de radio en la ciudad fue José Urbina Amorocho, quien fundó Radio San José de Cúcuta, la cual mantiene su nombre y es de propiedad de la Universidad de Pamplona. En el campo político, en 1983, el entonces senador Félix Salcedo Baldión funda Radio 900, que al pasar a una nueva administración se llamó Radio  Súper y hoy se conoce como Radio Fiesta.

En 1986, Mantilla Sanmiguel dejó una vez más para Cúcuta otra emisora, Radio Mil.

Las emisoras comunitarias

En los últimos años se despertó el interés por las Emisoras Comunitarias que se han extendido a todo el departamento.

Figuran en ese sistema radiodifusoras en Los Patios, Salazar de las Palmas, Sardinata, Toledo, Ragonvalia, Cucutilla, El Carmen, Ocaña, Chinácota, Villa del Rosario, La Playa, Villacaro, Labateca, Convención, Cúcuta, Durania, Gramalote, Herrán, Tibú, Mutiscua, San Calixto, Ábrego, El Zulia, Pamplonita, Arboledas, Lourdes, El Tarra, Pamplona,  Bochalema, San Cayetano, Bucarasica, Chitagá y Cácota.


En FM Estéreo

En el sistema FM Estéreo emiten señal las Emisoras de la Policía, Ejército, Caracol, Universidad Francisco de Paula Santander, Universidad de Pamplona, RCN Radio Uno, Radio Tiempo (Olímpica), Ocaña, Chinácota, Pamplona, Convención, Comunitaria de Cúcuta, Villa del Rosario, RCN La Mega, Caracol Tropicana, RCN La F.M. y RCN Rumba Estéreo.




Recopilado por : Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario