PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

martes, 25 de octubre de 2011

70.- EL APASIONANTE CASO DEL APARTAMENTO 301 II

PARTE II/III


Gerardo Raynaud D

El caso policiaco que nos concierne fue un caso común si se contempla en sus justas proporciones. Se desarrolló en un ambiente más bien vulgar y los protagonistas, en general, no sobrepasaban el nivel de la mediocridad, pero la imaginación popular acrecentó los personajes y el ambiente tomó el colorido de lo fastuoso y al caso le atribuyeron una desmedida importancia, tal vez por la cercanía que por entonces tenía con un caso similar sucedido en el Reino Unido con el ministro Profumo.
Fue tal el interés que despertó este proceso que son variadas las anécdotas que pueden mencionarse. Durante la inspección ocular que realizaban los investigadores un caracterizado agente del DAS que en trance de auténtico sabueso husmeaba por todos los rincones y con alarde de precauciones, ya inútiles, examinaba las gavetas de los muebles, cuando tomó de un estuche de cosméticos un pequeño recipiente para examinarlo y concluir “esto es clorhidrato de cocaína”. Después del examen de laboratorio se supo que era una de las tantas unturas femeninas que la víctima acostumbrada a usar en su diario maquillaje.
Otra de las anécdotas gira en torno al crimen pasional pero no de ninguno de los involucrados masculinos sino como resultado de relaciones amorosas que posiblemente se habrían dado entre las bellísimas amigas de Myriam, relaciones de las discípulas de Safo que frecuentemente se reunían por parejas no sólo en su apartamento sino en los otros de sus amistades y que hicieron surgir la hipótesis de un homicidio pasional por celos innaturales.
Myriam Guerrero Villamizar era sobrina de Jacinto Rómulo Villamizar Betancourt conocido y fogoso parlamentario por la época de este caso y el “lujoso apartamento” donde terminó su accidentada existencia era una destartalada vivienda, dotada de muebles viejos y en deplorable estado de desaseo. Nos inclinamos a creer más en esta versión pues consideramos que la vida licenciosa de su moradora no le alcanzaba para realizar operaciones de limpieza ni de mantenimiento y menos para contratar quien le hiciera estos menesteres.
En repetidas ocasiones y ante diferentes personas Myriam había anunciado su intención de quitarse la vida que tantas contrariedades le había ocasionado; tenía motivos pues llevaba una existencia  dislocada, echaba de menos a su hijo cuyo control perdió al producirse la separación conyugal y sus amarguras se agigantaban después de sus desenfrenadas fiestas cuando el guayabo le generaba una depresión post etílica generalizada; además, tenía un revólver, razón por la cual el suicidio fue la primera de las hipótesis; el problema fue que el arma no apareció en la escena del crimen. En una ocasión y en circunstancias dramáticas le anunció a su propio esposo, días antes de la tragedia su determinación de auto eliminarse.
La teoría del crimen a la que llegaron los primeros investigadores fue bastante sencilla y puede resumirse así: alguien entró al apartamento y dio muerte a Myriam, colocó el cadáver sobre el lecho en posición recta, demasiado ordenada para ser natural, echó el seguro interior de la puerta y escapó por alguna ventana de la cual no se sabe si apareció abierta o no pues quienes arribaron primero no tuvieron la precaución de detallar las condiciones de la escena. En esta hipótesis, el autor pudiera haber sido Omar Laverde contra quien se dictó un auto de detención que posteriormente fue revocado. Laverde, en su versión otorgada ante el juez de la causa dio la siguiente declaración: “estaba disgustado con Myriam por celos, desde cuando ella en el punto más alto de su crisis económica se fue a vivir al apartamento del venezolano, cuatro meses antes”. El apartamento permanecía desocupado pues su inquilino sólo lo tenía como excusa para demostrar su residencia en la capital, incluso no pernoctaba en él cuando hacía sus viajes a Bogotá pues prefería la comodidad de los mejores hoteles. Parece que el visitante más frecuente era, hasta el momento en que comenzó a usufructuarlo, el coronel Ochoa, costumbre que se hizo mayor a partir de esa ocasión. El lunes 22 de julio la invitó a salir de nuevo en compañía de dos parejas amigas con las cuales estuvieron hasta pasada la medianoche después de lo cual regresaron al apartamento 301. Allí estuvo hasta el martes a las 2:30 de la tarde cuando salió a realizar sus labores cotidianas y no volvió a saber de ella. Por el estado de descomposición del cuerpo, descubierto el sábado se calcula que la muerte se produjo entre el martes 23 y el miércoles 24.
Uno a uno fueron capturados todos los actores del drama, Laverde en San Andrés, Ochoa en Medellín, el esposo en Bucaramanga, el venezolano en Cúcuta y los amigos en Bogotá. La dama secreta, agente encubierta, permaneció mucho tiempo en el anonimato hasta cuando obligada por la curiosidad pública se presentó a colaborar con la investigación y reveló su identidad un mes después. Entonces renació la esperanza de dilucidar el enigmático caso pero para frustración pública antes de dos meses todos los actores y protagonistas del sonado caso fueron quedando exonerados.
Quedaba sin embargo, no sólo la incógnita de la desaparición del revolver para justificar el caso de suicidio sino, cómo se había tenido noticia de que dentro del apartamento 301 había un cadáver. Pues bien, como se recordará toda esta historia comenzó cuando una llamada anónima fue recibida en las oficinas de F-2 de la Policía Nacional alertando de un cadáver en ese apartamento. Esto determinó que quien hizo la llamada tenía conocimiento de la situación y según sería materia de investigación posterior generaría la hipótesis del robo por parte de unos “apartamenteros”.
En la próxima entrega se detallará cómo intervinieron quienes supuestamente entraron al 301 con el ánimo de sustraer los bienes ajenos y la conclusión a la que definitivamente llegaron las autoridades con relación a este insólito caso.

Recopilado por : Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario