PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

PORTAL CRONICAS DE CUCUTA: Estandarte cultural de historias, recuerdos y añoranzas cucuteñas…

Terremotero -Reconocimiento, enero 2018-

Apasionantes laberintos con inspiraciones intentan hallar rutas y permiten ubicarnos en medio de inagotables cascadas, son fuentes formadas por sudores de ancestros. Seguimos las huellas, buscamos encontrar cimientos para enarbolar desprevenidos reconocimientos en los tiempos. Siempre el ayer aparece incrustado en profundos sentimientos.

Corría finales del año 2008, Gastón Bermúdez sin advertir y sin proponerlo, inicia por designios del destino la creación del portal CRONICAS DE CUCUTA. Parecen haberse alineado inspiraciones surgidas por nostalgias. Gran cúmulo de vivencias, anécdotas, costumbres y añoranzas, fueron plasmadas en lecturas distintas.

Ya jubilado de la industria petrolera venezolana, recibió mensaje que expresaba una reunión de amigos en Cúcuta. Tenía más de cuatro décadas ya establecido de forma permanente, primero en la ciudad del puente sobre el Lago y después en la cuna del Libertador. Viajó ilusionado, acudió puntual a la cita desde Caracas. Encontró un grupo contemporáneo, conformado por amigos ex-jugadores de baloncesto y ex-alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús.

La tierra cucuteña levantada desde primeras raíces plantadas, siempre acompañó todos los hijos ausentes. Cuando encontramos distantes los afectos, creemos separarnos de recuerdos. Nos llevamos al hombro baúles de abuelos, cargamos con amigos del ayer, empacamos en maleta la infancia y juventud. Muchas veces una fotografía antigua, atrapa y confirma que nunca pudimos alzar vuelo.

Entonces por aquellos días apareció publicado ´La ciudad de antaño´, parido desde generosa pluma con sentido de identidad comprometida, fue el mártir periodista Eustorgio Colmenares Baptista dejando plasmados recuerdos de finales de los 50 y años 60. Sin querer, esas letras fueron presentación inaugural de CRONICAS DE CUCUTA. Los Inolvidables sentires viajaron al modesto grupo de amigos y abrieron compuertas para afianzar arraigos de infancia. Don Eustorgio culmina la crónica con frases retumbando las memorias: “Había muchos menos avances tecnológicos a disposición de la comunidad, pero vivíamos como si nada nos faltara. Nos bastaba con vivir en Cúcuta”.

Sentires intactos, ahora plasman recuerdos en calles transitadas por niños que fuimos. Nuevamente los arraigos hacen despejar las avenidas a los rieles del antiguo ferrocarril. Nos bastaba con vivir en Cúcuta. Asoman madrugadas entre indetenibles remembranzas y añoranzas.

Sin planificar nada, Gastón compartía vía internet las crónicas del Diario La Opinión aparecidas cada ocho días en lecturas dominicales. Sin saber, creció el portal CRONICAS DE CUCUTA. Cada acontecimiento recopilado se convertía en homenaje In Memoriam para hombres y mujeres que dejaron muy alto el Valle de Guasimales. Igualmente, exalta la dignidad con reconocimiento a grandes glorias del ámbito artístico, cívico, periodístico, religioso, deportivo, cultural, social y político.

Oficialmente se convierte en PORTAL WEB el 7 de octubre 2010. En forma admirable acumula ya 1.329 recopilaciones tipo crónicas, casi todas extractadas de periódicos y publicaciones locales, libros populares, escritos nacidos de historiadores, periodistas, inéditos autores y muchos escritores del Norte de Santander. El portal permite hallar el original ADN ancestral y ubica el sentido innato de pertenencia cucuteña. Llegó un día a la vida de todos los internautas, igual como aparecen las buenas nuevas, sin avisar, sigilosamente introduciéndose en las cortezas que somos y las venas que siempre fuimos. Su creador, nunca imaginó un buscador que tocara el alma y menos tallar imborrables despertares en ávidos ojos de lectura.

Aparece ahora como paso determinante para navegar en referencias de Cúcuta. Asegura a nuevas generaciones herramientas para afianzar valores jamás perdidos. La perspectiva futura para ámbitos históricos, culturales, sociales y deportivos, harán necesario considerar el Portal como insigne buscador de consulta e informativo. Importante archivo tecnológico para infantes en colegios y escuelas. Podrá acceder directamente cualquiera a profundos arraigos allí recopilados. Casi imperativo considerarlo como salvaguarda del sentido de identidad y pertenencia.

CRONICAS DE CUCUTA se convirtió en sugestivo repaso de acontecer histórico, recopilado en 19 capítulos o clasificaciones. Portal libre, siempre abierto a todo aquel deseoso por descubrir datos históricos, biografías, nombres de grandes personajes, fechas emblemáticas, sucesos de vida social, cultural, deportiva, religiosa, artística y política. Formidable vía adentrándose en acontecimientos del siglo XVIII hasta nuestros días. Todo expedicionario oriundo se encontrará representado en cada letra, apellido, dato, foto y fecha. Todos volverán a observar las luces de la gran ciudad en medio de rutas por hallar orígenes.

CRONICAS DE CUCUTA no debe tener como destino el olvido, deberá asegurar a nietos de nuestros nietos, inquebrantables lazos surgidos de nostalgias, recuerdos y añoranzas. CRONICAS DE CUCUTA es herramienta tecnológica para demarcar el hilo conductor entre hoy y ayer. Parece luz encontrada en días oscuros, nos abre el entendimiento. Pulsar la tecla nos lleva a destinos con encuentros pasados. Valiosa información contenida en páginas adornadas con sentimientos profundos.

CRONICAS DE CUCUTA garantiza el resurgir de valores originarios que parecían adormecidos por culpa del avasallante mundo moderno. CRONICAS DE CUCUTA llegó para quedarse, igual que mares inundados por recuerdos. CRONICAS DE CUCUTA confirmó la premisa donde las nostalgias se convierten en vehículos para transportar la historia. Una enciclopedia virtual presentada por nuestras gentes con sencillo lenguaje.

Anclados quedarán por siempre nuestros sentires, intactos los arraigos, despiertas las añoranzas y vivas las costumbres intactas. Ahora aseguramos el reguardo de raíces que retoñan desde cenizas del ayer. Dios jamás declaró desértico el Valle Arcilloso, siempre fue bendecido, tampoco declarado deshabitado para la vida del hombre.

Fueron creciendo raíces en medio de cenizas y milagrosamente reverdecieron los gigantescos árboles frondosos. CRONICAS DE CUCUTA reafirma lo que somos. Seguiremos siendo aquello que siempre fuimos, nada cambió, solo algunos pañetes y varios techos distintos.

Todo estará por volver, todo por crecer y todo por llegar. Nunca estaremos solos. Cada generación hará brotar nostalgias por siempre convertidas en historias llenas de arraigos.

Nos bastaba con vivir en Cúcuta…

viernes, 14 de octubre de 2011

22.- EL BARRIO LA PLAYA

Portal cucutanuestra.com/La Opinión

San José de Cúcuta cuenta con el histórico, artístico y turístico barrio La Playa. Recorriendo sus calles contemplamos el Hospital San Juan de Dios, La Casa de la Cultura y la Quinta Teresa, que son monumentos nacionales, acompañados del parque Colón donde se rindió homenaje al centenario de la Batalla de Boyacá erigiendo la réplica de la Victoria del escultor cucuteño Olinto Marcucci.

Siguiendo el paseo por la Avenida 4ª o de Soto miramos a Cristo Rey y nos encontramos con el Cañón de Rolando que apunta amenazante hacia la ciudad; pasos más abajo estaba el muñeco de la Panadería Aire Libre y la Capilla del Asilo Andressen que es patrimonio arquitectónico. A la altura de la calle 16 está la bella casa del periódico La Opinión, la Quinta Yasmín y la Quinta Cogollo que junto al Hotel Internacional, el Club Colsag, Gremios Unidos, La Casa de los Canal, al frente la del ex gobernador Oscar Vergel Pacheco y el Colegio Cúcuta, ahora Normal de Señoritas, también son patrimonio arquitectónico de la ciudad.

Este inventario arroja otro dato interesante sobre las personalidades que habitaron la Avenida Soto, encabezados por el magnánimo Rudesindo Soto, los esposos Andressen Briceño, las familias Cogollo, Lara Hernández, Cabrera Serrano, Súarez Peñaranda, Guerrero, Duplat y la del presidente Virgilio Barco, don Tito Abbo, don Germán Gavarsa, el general Luciano Jaramillo, Encarnación Centeno eterno cónsul de Venezuela, Amalita Shubert y el millonario Pedro Jara. También albergó a Francisco Guerrero, por allí funcionó la famosa Pensión Inglesa, El Club Comercio, la curia Diocesana, y las conocidas tiendas Ben Hur y el Triángulo Rojo.

En La Playa encontramos otros bienes inmuebles que igualmente hacen parte del patrimonio arquitectónico de San José de Cúcuta, ellos son: Casa Esquina de la calle 11 #2-02 pertenece a Mojica "el malgeniado", el Teatro Santander conserva su fachada; casa de la calle 16 # 4-49 se utiliza como depósito de la Opinión; casa del maestro Herrera "el del violín y el saxo" en la calle 15 Av. 2 esquina, casa de Maruja Villamizar avenida 3ª calle 16 esquina, el Asilo de Ancianos así como la vivienda de la familia Casas, esquinas del Parque Colón y la vecina a la Casa de la Cultura de la calle 13 demarcada con el # 3-25.

Además de los personajes anteriormente referenciados, La Playa albergó entre otros, los siguientes protagonistas de la vida local y nacional: El maestro Elias M. Soto, el historiador Rafael Espinosa, el basquesbolista Roque Peñaloza, nuestro crédito de la canción Jesús David Quintana, en las artes plásticas Salvador Moreno, los de reciente actualidad como Luis Raúl Rodríguez, Enrique Vargas Ramírez y el sacerdote Rafael García Herreros que habitó en la avenida 3ª calles 11 y 12.

En la Playa nacieron: el Añejo Pampero, el baloncesto colombiano, los Telares de Pedro Felipe Lara que más tarde adquirió Fabricato. Aquí se instaló Bolívar con su ejercito después de la batalla del 28 de Febrero; también se radicó la familia del expresidente venezolano el benemérito Juan Vicente Gómez, su hermano Evarísto el Coronel, adquirió dos grandes propiedades: la de la esquina de la calle 14 con avenida 3ª y la monumental casa de la calle 14 con avenida 5ª frente al Palacio de la Cúpula Chata que es patrimonio arquitectónico y abarca desde donde termina el Hotel Internacional en la calle 14 dando la vuelta por la avenida quinta hasta los teatros Cinemas, inclusive.


Don Evaristo Gómez

Doña Flor Rodríguez de Gómez
     
El padre Miguel Ardanás, desde la Playa con su Academia Gran Colombia que es patrimonio arquitectónico, desde hace 57 años forma expertas y técnicas especialistas en comercio.

La Playa como centro de cultura, tiene en "Los Químicos" su tertuliadero particular y por la acertada gestión de su hijo el gobernador Jorge García Herreros en este entorno funcionará: en la sede el Museo de Historia, el Fondo Mixto de Promoción de la Cultura. En la Torre del Reloj, Corpatrimonio y la naciente Secretaría de Cultura y Turismo departamental dirigida por Pedro León Peñaranda.

Nacer en el barrio La Playa era sinónimo de orgullo y de nobleza, porque aquí tuvieron cuna personajes de la más alta alcurnia en todos los niveles de la sociedad cucuteña.

Pero no solo se era privilegiado por esto, también porque el territorio en que se construyó este céntrico sector, según sus habitantes, fue el punto de partida de lo que hoy es Cúcuta, y también porque aquí, a diferencia de los demás barrios de la capital, no hay una sino seis capillas, está la sede de la Gobernación, funcionó la licorera de Norte de Santander  y la famosa Estación 100 de  Policía.

La Playa cuenta en su territorio con la biblioteca Julio Pérez Ferrero, varias clínicas y colegios, entre ellos uno de los más antiguos, el Sagrado Corazón de Jesús.

Igualmente se encuentran, el centro histórico que rodea el parque La Victoria o Colón, donde se destacan  la capilla de El Carmen y el Asilo de Ancianos. Como si fuera poco, en el barrio funcionan los dos únicos diarios de Cúcuta, La Opinión y Q’hubo.

Todo esto, sumado a que en el barrio nacieron y vivieron toda una selección Colombia de baloncesto, en la que militaban recordadas figuras como Jaime ‘Colombia’ Maldonado, Hernán ‘Pipo’ Gómez, el capitán Roque Peñaloza, Tito Ordóñez y los hermanos Yáñez.

En La Playa se asentaron, en la década del 60, personajes del medio oriente como los hermanos José y Jorge Saieh, dueños de la ferretería y el hotel más grandes que tuvo Cúcuta en la época.

Amigos se encuentran

Estas virtudes y fortalezas que hicieron y mantienen a este sector como el principal polo de desarrollo comercial y financiero de Cúcuta, se rememoraron durante el Primer Encuentro de Amigos de La Playa en el 2013, el cual contó con la presencia de familias enteras que vivieron en el barrio en las décadas del 60, 70 y 80.

“Queremos reencontrarnos y hablar de nuestro barrio, los cambios que ha sufrido, sus problemas, sus habitantes”, dijo Gustavo Camperos Durán, presidente del comité que se conformó para la organización del encuentro. Y claro que el barrio ha cambiado y mucho, acota este habitante nacido y criado en el céntrico lugar de la capital de Norte de Santander.

De aquellas casonas coloniales, como la Quinta Teresa, la Torre del Reloj, y de las plácidas calles en donde incluso los jóvenes se daban el lujo de retarse en partidos de fútbol, o las mujeres   departir sentadas en las afueras de  las casas, hoy poco queda porque fue reemplazado por modernos edificios, de locales comerciales y oficinas, en donde ahora se mueven otros intereses y otros bríos.

Los García-Herreros, los Giorgi, los Mantilla, los Camperos, los Uribe y los Sayago, entre otros grupos familiares, hablaron con sus amigos que llegaron de Estados Unidos, Costa Rica, México, Panamá y Venezuela, anécdotas como las del descabezado que se aparece en la casona de la calle 17 con avenida 5, la celebración de los diciembres con recámaras de detonantes, o la más recordada de todas en Cúcuta y el país, la echada de la casa de Simón Bolívar por su propio padre, porque siendo este conservador su hijo resultó votando por el liberal Alfonso López. Al día siguiente el titular en la prensa fue: ¨Echan de la casa a Simón Bolívar por votar por El Pollo López¨.  Cuando lo recuerdan, en La Playa todos estallan en risa.




Recopilado por : Gastón Bermúdez V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario